Vagueando como un chino

(imagen del gran blog I Love Clicks, que ilustra noticias de actualidad con Famóbiles)

 

Los que me seguís desde España conoceréis de sobra la polémica del presidente de Mercadona, su reciente recomendación de que en nuestro maltrecho país se siga el ejemplo de los bazares chinos para hacer frente a la crisis. Por lo que he visto, en general a la gente le ha sentado bastante mal esa sugerencia.

Creo que en el fondo de esta controversia pesa mucho, más que la realidad, el hecho lingüístico y cultural de que en España se usa la expresión «trabajar como un chino» como sinónimo de duro esfuerzo, unido quizá a malas condiciones laborales. Esto es lo que hace que psicológicamente para un empresario el chino que tiene en mente, no el real, sea el ideal a seguir, mientras que para un trabajador es el infierno en vida.

De todos modos, como dice otra expresión, del dicho al hecho hay un trecho, y no todos los chinos trabajan tanto, ni tan mal (ni siquiera todos los de los bazares).

En China hay toda clase de personas, vagas y trabajadoras, y si bien es cierto que como media se trabaja más aquí que en España, sobre todo en lo que a horarios se refiere, también hay chollazos laborales.

A mí me maravillan, por ejemplo, los funcionarios chinos, sobre todo aquéllos que trabajan en ministerios, ayuntamientos y otras oficinas estatales, y con los que tengo que lidiar bastante en mi condición de periodista. El horario típico de estos señores supera todos los tópicos del funcionario español: vale, un funcionario chino como regla general empieza a las 8 de la mañana, más pronto que el español, pero a las 11 se va a comer, y es bastante posible que no regrese hasta las 2 de la tarde, algo que a mí me alucina porque por lo menos en mi caso esas horas son las más productivas para mi cabeza y músculos. Y no es nada, pero nada improbable, que encima el trabajador a sueldo de todos llegue después de comer y eche una cabezadita en la mesa de su oficina. Tras ello, un poco de trabajo de verdad, y a las 5 de la tarde a casa. Hay que decir que en general no cobran mucho de sueldo base, pero suelen tener muchas ayudas (partidas de transporte y vivienda, seguro médico que muchos otros trabajadores chinos no tienen, pensión, etc).

Cierto es que los propietarios de tiendas en China sí trabajan con horarios que gustarían al dueño del Mercadona y rechazaría el trabajador medio español: suelen abrir a las 10 de la mañana y cerrar a las 7 u 8 de la tarde, pero el horario a veces se flexibiliza, y jamás se cierra en fin de semana (como mucho en el Año Nuevo Chino, pero no siempre). Pero quizá una diferencia entre el tendero chino de China y el español es que concibe su tienda o negocio como una segunda casa: se lleva allí una tele pequeña para distraerse, juega al ordenador cuando no hay clientes, si tiene niños los deja jugando por el colmado todo el día (eso hacen los de la convenience store de debajo de mi casa), come en el mostrador y no tiene problema alguno en que los clientes le vean haciéndolo, y a veces, sobre todo en restaurantes, incluso tiene una colchoneta y duerme allí por las noches. Un tendero al pie del edificio donde tengo la oficina, entre venta y venta, estudia flauta durante toda la jornada laboral, para gran dolor de nuestros tímpanos. A veces parece que los tenderos de China, más que trabajar, están llevando a cabo una tarea mixta entre pasar el día en casa y vendiendo cosas.

¿Les encanta a los chinos trabajar, viven para ello? Bueno, quizá es verdad que al haberse incorporado más tarde al modelo de vida occidental, quizá no tienen una cultura del ocio tan desarrollada como la nuestra, y conciben «no trabajar» como perder el tiempo mucho más que nosotros. Pero ahora que están enganchados todos, como nosotros, a internet, comienza a cundir la pereza, jeje… Los chinos se quejan de lo cansados que están de trabajar tanto o más que nosotros, así como de la incompetencia de sus jefes, la mala baba de sus compañeros o la envidia por no tener seis meses de vacaciones para poder ir a Tailandia más a menudo. Vamos, igual que nosotros, pero cambiando Phuket por Tenerife.

Sí me parece, en todo caso, que los chinos suelen experimentar más ansiedad cuando no tienen trabajo… Algunos chinos que he conocido -en realidad diría que muchas chinas, pues es en ellas donde lo he visto muy claro- sufren lo indecible si no tienen empleo, de forma más externa y llamativa que un español. Se vuelven irritables, lloran, se encierran y aislan, les cambia del todo el humor… Alguna que conozco ha llegado a hacer auténticas locuras por lograr un curro. Esto me lleva a pensar que un chino ve un trabajo más como una necesidad que como una obligación (en realidad son las dos cosas a la vez, pero quizá en España nos olvidamos de la primera, no reconocemos que el trabajo nos realiza).

En resumen, que tampoco hace falta tomarse muy a pecho lo dicho por el presidente de Mercadona, porque en realidad ni los propios chinos cumplirían su ideal. O podríamos, también, tomarlo de forma más idealista: en vez de pensar que nos está pidiendo trabajar 18 horas y seguir a la gente por los pasillos de la tienda sin poder pronunciar la erre, podríamos imaginar que quiere que concibamos el trabajo como un aspecto más enriquecedor de nuestra vida, con el que nos sentimos más útiles, y que por ello deberíamos ir al tajo con una actitud más positiva.

Olvidar a ese trabajador -todos conocemos alguno- que va a la oficina con cara de vinagre, perfecciona sus técnicas de escaqueo e intenta que la culpa de los problemas del día a día nunca recaiga en él. Sí, ya sé, es una mentalidad de dibujo de los Osos Amorosos, pero… ¿tal vez, por lo menos, intentarlo?

PD, O MÁS QUE PD, DISGRESIÓN RADICAL: ¿De dónde vendrá la expresión «trabajar como un chino?» Parece que en España se usa desde hace muchísimo tiempo, antes incluso de que conociéramos a los chinos o los hubiéramos visto trabajar siquiera… Mi teoría, no sé si la compartiréis, es que no se basa en experiencia real de ver a chinos trabajando, sino en que el español siempre se ha visto a sí mismo como alguien no excesivamente trabajador, por lo que concibe simbólicamente que un chino, al estar tan lejos, es opuesto culturalmente a él en todos los aspectos, incluido el laboral.

1 Comment

  1. Enviado por Andy
    (Contacto Página)
    Bueno en Perú siempre decimos trabajar como negro para vivir como blanco.
    Eso de trabajar como chino primera vez que lo escucho.

    ~~~
    Enviado por Manuel
    (Contacto Página)
    Pues por lanzar una teoría, puede que tenga su origen en los chinos que trabajaban en Filipinas cuando era colonia española, o bien los chinos que España llevó a trabajar a Cuba desde Amoy (Fujián) para compensar la pérdida de mano de obra esclava africana por las leyes abolicionistas de finales del siglo XIX (una tendencia que, por cierto, empezó a tomar cuerpo con la Constitución de Cádiz de 1812, que ayer cumplió 200 años). Esas leyes prohibían el tráfico de esclavos africanos, pero no hacían mención a otras nacionalidades, de ahí que ingleses primero, EEUU luego y España más tarde se apuntaran a la eufemística actividad de llevar a sus colonias a chinos como «colonos», que acababan trabajando en condiciones de plena esclavitud. Quizá esa expresión date de esta época.

    ~~~
    Enviado por Manuel
    (Contacto Página)
    De ahí también la expresión «me engañaron como a un chino»,porque les hacían creer que iban como trabajadores cuando en realidad los llevaban como esclavos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Te has ganado un sugus Manuel… ¡o dos!

    ~~~
    Enviado por Ergoth
    (Contacto Página)
    En Praga no tenemos muchos chinos, lo que tenemos es muchísimos vietnamitas, pero creo que siguen una filosofía similar. En la frutería-verdulería vietnamita de debajo de mi piso, que muy rara vez he visto cerrada, cada vez que voy veo a la dependienta con el portátil hablando por skype, o con su hija pequeña, o viendo alguna película o serie, o con su hija pequeña… Sólo para para cobrarte o para ayudarte a buscar lo que sea. Yo haría lo mismo, la verdad 🙂

    ~~~
    Enviado por Eva García
    (Contacto Página)
    Pues efectivamente, todos hemos oido historias de chinos que duermen en la fábrica y descansan un día cada tres semanas….pero todo lo que se oye de primera mano es diferente.
    Mi marido estuvo en china hace un par de semanas, visitaba fábricas de pienso, y tuvo la oportunidad de ver un par donde los empleados estaban leyendo el periódico, alguno haciendo un crucigrama. Una Taiwanesa que le acompañaba, le dijo que es una medida que el gobierno chino tiene para reducir el paro. En horas trabajadas puede que nos ganen… lo que el de mercadona no puede pretender es que tengamos la cultura del ocio como los chinos, eso es verdad.

    ~~~
    Enviado por woni
    (Contacto Página)
    Yo creo que la expresión se debe a las pelis del oeste (o quizás se originó en esa misma época y se ha ido extendiendo desde entonces), ya sabes, los chinos construyendo las vías del tren con el solano dándoles en los gorros típicos.

    Lo que dice Manuel también tiene mucho sentido.

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Yo tambien lo de trabajar como un Chino lo he escuchado poco, mas lo de trabajar como un negro. Y mis amigos de Peru lo de «fumas como Chino en quiebra».

    Seria interesante un Mercadona chino, haha. En mi Chaoshifa excepto en las horas punta, hay mas «ayis» que clientes… y claro pues tras hacer su labor (que siendo tantas no debe ser mucha) se dedican a la chachara en grupitos, e igual en el carrefour y es normal; los dependientes estan para asistir al cliente cuando lo necesitan.
    Como dice CHCH lo de los funcionarios es harina de otro costal; junto con el Vaticano son las burocracias mas antiguas… y el arte del escaqueo-aproveche lo tienen perfeccionado a limites inimaginables para el funcionario medio español,, JAJAJA

    ~~~
    Enviado por HongBei
    (Contacto Página)
    Recuerdo haber leído sobre la llamada «cultura del arroz», teoría que explica como en los países donde el cereal predominante es el arroz durante milenios se han acostumbrado a trabajar de sol a sol, 24/7 y en malas condiciones (humedad, agachados….) solo para poder comer… Mientras el trigo o el maíz «crecen solos»….

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra
    (Contacto Página)
    Hola Chino chanorrrr,

    Yo siempre había pensado que los coolies no tenían condición de esclavos. Es decir, que no lo pasaban mucho mejor, pero que eran pagados por su trabajo. Que alguien me corrija si me equivoco.

    Yo invito a los altos cargos de empresas que también imiten a otros países, como por ejemplo Alemania, donde por lo visto la patronal es más presentable. Y a nuestros políticos, de paso, que imiten a algún país escandinavo, o Islandia, no se…

    El cambio de mentalidad en España tiene que ser generalizado!

    ~~~
    Enviado por Carlos
    (Contacto Página)
    En Argentina – como en Perú, por lo visto – se dice también lo de «trabajar como negro». En la notoriamente más xenofóbica Buenos Aires, también he escuchado «trabajar como boliviano», en clara alusión a la laboriosa comunidad boliviana de nuestro país.

    ~~~
    Enviado por Jaime Pallejá
    (Contacto Página)
    Pues desde el S. XVII hemos tenido mucha experiencia con chinos inmigrntes en Filipinas, de donde se les expulsó tras un amago de revuelta, ni más ni menos que a los moros y judíos de la Península. Por no hablar del galeón de Manila que llevó chinos a residir en Cuba y América Central cuando todavía eran españolas. No. El dicho tiene un origen claro en Filipinas y te sugiero que investigues la revuelta china para encontrar la explicación del mismo. Cordialmente.

    ~~~
    Enviado por Hector
    (Contacto Página)
    En base a mi experiencia en China, yo diría que los chinos sí que trabajan muchas más horas que en Occidente; sin embargo su productividad es ínfima. Sos expertos en el escaqueo, su alimentación escasa los tiene siempre dormitando o trabajando en slow-motion y su idea de «estar en el trabajo» es estar en su puesto, sea trabajando, comiendo o durmiendo

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Interesantes comentarios todos… se está comentando mucho de todo, desde la historia hasta la lingüística… me ha gustado especialmente lo de la cultura del arroz y la del trigo… A lo mejor todo nació de unas simples malditas semillas!

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    @ Hongbei: Esa teoria falla, y si no mira Valencia, hahaha

    ~~~
    Enviado por HongBei
    (Contacto Página)
    @kailing el arroz en la península lo introdujeron los árabes en el siglo octavo, quien sabe dentro de 5000 años lo mismo son los valencianos la referencia cultural del trabajo a destajo XD

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pero el arroz en España se cultiva de forma diferente a Asia, ¿no? Porque no me suena que tengamos esos bonitos y verdosos arrozales…

    ~~~
    Enviado por Mar
    (Contacto Página)
    Según la Real Academia de la Lengua Española, «trabajo de chino» significa que es muy difícil y que requiere gran paciencia. La acepción podía provenir de la admiración de los productos que llegaban a Europa: sedas, marfiles tallados, porcelana, …Aunque coloquialmente se use para trabajo duro como «trabajar como un negro».

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    «trabajo de chinos» es trabajo complicado, pero «trabajar como un chino» es una diferente expresión que implica «trabajar mucho». La polémica sigue, por lo que he visto, muy vigente en la España del rescate, mucha gente en España teme que le vaya a tocar trabajar como ellos creen que trabaja un chino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.