China kafkiana

 

El pasado fin de semana me enteré por casualidad de dos cosas sobre Franz Kafka que no sabía.

La primera es que el escritor checo salvó y salvará indirectamente miles de vidas, ya que inventó el casco de seguridad en el trabajo.

La segunda es que Kafka escribió un relato sobre China, que lleva por título La edificación de la Muralla China. Podéis leer el cuento completo aquí.

No tengáis miedo: es uno de sus primeros relatos, así que es bastante ligerito para lo que era el bueno de Franz. Es algo extraño, eso sí.

En el cuento aparecen imágenes muy kafkianas (es curioso que aunque no todo el mundo haya leído a Kafka todos sabemos más o menos lo que es una situación kafkiana).

Por ejemplo, aparecen en el relato burocracias absurdas que nadie entiende: la edificación de una Gran Muralla, finalmente no sirve para nada, porque está llena de agujeros. O también es kafkiano el palacio del emperador chino, en el que, por más puertas que se abran y más pasillos que se cruzan, nunca se puede salir de él, es infinito. Se parece al castillo de la famosa novela que Kafka escribiría luego.

Kafka no conocía en realidad China, utilizó tópicos de su época para retratarla, pero la idea imaginaria que él tiene del entonces imperio oriental es perfecta para su universo kafkiano: un país lleno de burocracias absurdas y enorme, inabarcable, casi infinito.

El relato resulta interesante porque retrata muy bien la idea -algo prejuiciada- que en Occidente se tenía sobre China. Kafka no hace sino reflejar esos prejuicios. Kafka era un oficinista corriente y moliente, que escribía casi a escondidas, y su idea de China era igual de corriente y de moliente. Algunos críticos dicen, no obstante, que en su cuento lo que hace es reírse de los tópicos occidentales sobre China, mientras que otros señalan que en realidad todo era una parábola del Imperio Austro-Húngaro, en el que él vivía y al que quería criticar.

No obstante, leyendo el cuento, me da la impresión de que la idea que en Occidente se tiene de China sigue siendo la misma, en cuanto a temas como su burocracia o su enormidad. Todavía se piensa que es un país de trámites interminables, o caótico, o donde es imposible organizar nada… Yo creo que la «China kafkiana» está todavía muy presente, incluso en la gente que vive aquí.

Hombre, la verdad es que hay situaciones de vez en cuando en China que se pueden calificar como verdaderamente kafkianas. Las estaciones de tren chinas, con su caos, con gente que se cuela al lado de gente que hace cola y no se queja, son una imagen digna del escritor universal. O cuando intentas hacer algo que se sale mínimamente de lo establecido y los chinos dicen que no, que es imposible, que hay que hacerlo exactamente como está mandado…

De todos modos, yo creo que China tampoco es tan kafkiana como algunos creen. Con algo de mano izquierda, paciencia y sobre todo sin perder los nervios, se pueden solucionar algunas de las situaciones aparentemente más imposibles.

Y de todas formas, lo más kafkiano que he sufrido yo en mi vida, durante cinco años seguidos, son los procesos de matrícula en la Facultad de Periodismo de la Universidad Complutense, en los que te pasabas toda la noche haciendo cola. Eso sí que era digno de Gregorio Samsa.

1 Comment

  1. Enviado por oria
    (Contacto Página)
    Tranquilo, ya han descubierto Internet en la UCM y hasta te permiten enviar la documentación que solicitan por correo o simplemente meterla en una buzón.

    ~~~
    Enviado por Raúl
    (Contacto Página)
    Hace tiempo que leo tu blog y me parece alucinante. Me hace reflexionar sobre los que estudiamos la carrera de Asia Oriental en España, pretendemos llegar a ser sinólogos pero cada vez que te leo veo que tu amor por China y cómo lo sabes reflejar te hace un sinólogo digno de mención, mucho más que nosotros que nos entretenemos con papeluchos estériles. Mis más sinceras felicitaciones.
    R.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Recuerdo haber leido este cuento hace tiempo y plantea una teoria muy interesante.

    Segun Kafka se construyó la muralla con obreros de un extremo del pais, que se trasladaban, entre festejos, al otro extremo, para hacer unos cuantos metros, y despues de un tiempo regresaban, también entre grandes fiestas. La muralla era discontinua, cierto, pero su finalidad no era detener a las tribus del desierto, era simplemente tener testigos que contaran la grandeza del Imperio.

    Creo que Kafka es genial al proponer esta tesis, ya que la decadencia de los imperios, siempre se ha observado que empieza por las zonas mas alejadas de la Capital.

    Por otra parte hay que recordar que China creó una clase de funcionarios imperiales con funciones muy similares a lo que conocemos actualmente,y no sólo eso, sino que para seleccionarlos inventó las oposiciones. No se si este invento le gustará a todo el mundo pero que le vamos a hacer.

    Y como siempre ¡¡NO AL BOICOT!!

    ~~~
    Enviado por you
    (Contacto Página)
    olaa!!te queria preguntar un cosa
    que festividad hubo el pasado fin de semana??
    soy chino pero como naci aqui en españa pos no me entere mucho de lo que decian mis padres.
    se comia el piramide este de arroz envuelto de hoja de bambu,que se celebra??

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    you: lo que se celebraba el pasado domingo era el Duanwujie, que se suele traducir como «Festival de los Barcos Dragón». Parece ser que conmemora la muerte de un famoso poeta que se suicidó tirándose a un río, en el sur de China. Lo más notable de la fiesta son esos dulces piramidales que comentas, los «zongzi». Además, en el sur se hacen carreras de barcos decorados como dragones (yo no las he visto nunca porque aquí en el norte no son costumbre). Este año es de destacar que por primera vez ha sido festivo para los chinos, aunque trasladaron el día libre al lunes (veo que van aprendiendo de España…).

    oria: bueno, pero la facultad seguro que sigue teniendo ese aire oscuro y lóbrego, tan kafkiano él.

    Raúl: muchas gracias, yo más que un sinólogo me considero un sinolodigo («si no lo digo, reviento»). Perdón por el chiste malo. Creo que mi sinología es bastante amateur y hacen falta muchos profesionales, así que ánimo a los alumnos.

    ~~~
    Enviado por Jose Luis
    (Contacto Página)
    Pues para los que hemos pasado por un proceso de adopción, definiría como mucho más «kafkiana» la burocracia española (andaluza, en mi caso) que la china.

    Aquí tardamos más de un año en «arreglar» nuestros papeles, allí (en China) lo resolvimos en una semana.

    Claro, esto no es tan así, ya que nuestra documentación estuvo en China casi un año (en nuestro caso), pero una vez allí, la cosa fue rápida y fácil.

    Saludos.

    ~~~
    Enviado por Gorki
    (Contacto Página)
    Para kafjkiano un proceso de desahucio de un inquilino en el que está metida mi hermana que al cabo del tiempo se entera que no paga porque ha muerto de accidente con lo que no hay contra quien recurrir, pero tampoco se puede entrar e su casa. Va para más de dos años el asunto

    ~~~
    Enviado por Anita
    (Contacto Página)
    Hola, saludos a todos. Ya que estamos de kafkianeces , no se si llega a tanto, pero la psicosis colectiva de los españoles en los supermercados y las gasolineras es digna de estudio. El desabastecimiento no lo ha provocado la huelga de los trasnportistas sino el pánico absurdo a…..¿qué? ¿estar tres días sin yogures?
    Esto en China nunca hubiera pasado, seguro.

    ~~~
    Enviado por AlbertoHV
    (Contacto Página)
    «De todos modos, yo creo que China tampoco es tan kafkiana como algunos creen. Con algo de mano izquierda, paciencia y sobre todo sin perder los nervios, se pueden solucionar algunas de las situaciones aparentemente más imposibles.»
    Hola Chino Chano, perdoname que te de otra receta mas objetiva, y que funciona a las mil maravillas:
    Por supuesto paciencia, más que el santo job, un poquito de «guan xi» y la cartera bien llenita, resolvera cualquier situacion, por kafkiana o imposible que parezca.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pues también es verdura, aunque a veces un cigarrito o una cena bastan como «sobornos». Y lo de la «guanxi» se dice mucho en China, pero creo que en España también cuenta bastante.

    ~~~
    Enviado por Clara
    (Contacto Página)
    Pero Sr. Chch ¿cómo dice usted? ¿qué lo más kafkiano que ha sufrido usted en su vida, han sido los procesos de matrícula en la Unversidad? ¿Toda la noche haciendo cola para matricular? ¿En qué años era eso? Imagino que hace 15 o 20 por lo menos ¿no? Lo siento, pero … me parece que exageras.
    Saludos, Clara.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pues me parece como si fuera ayer, pero, ahora que lo pienso, fue hace 10 años. ¿Tanto ha cambiado la cosa? ¿Soy ya un dinosaurio pretecnológico?

    ~~~
    Enviado por Clara
    (Contacto Página)
    Pues la verdad es que si debe de haber cambiado. Para que te hagas una idea, actualmente se citan a los alumnos con un intervalo entre uno y otro de 10 minutos y la mayoria de las veces, si el funcionario es un poco «espabilao» te sobra tiempo entre chaval y chaval. La administración no es lo que era, o al menos eso me parece a mi. Me ha encantado lo de dinosaura pretecnológico.
    Saludos, Clara.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pues me alegro, te prometo que en esos tiempos era ver y no creer, la verdad es que los funcionarios no lo hacían lento, pero el sistema te obligaba a esperar toda la noche, total para que por la mañana entraran los primeros los que se colaban… Kafkiano, vamos.

    ~~~
    Enviado por Dario
    (Contacto Página)
    Creo que el pais mas kafkiano debe ser dond vivo yo, Argentina, el que vivió me entiende

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    herencia española e italiana, je je…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.