La gran avenida hacia las chimeneas

La vía de comunicación más importante de Pekín (no por número de vehículos sino por su simbolismo) es su eje este-oeste en el centro sur de la ciudad, de unos 50 kilómetros de largo, que muestro marcado en rojo en el siguiente mapa:

Esa vía, como suele pasar en muchas calles largas pequinesas, cambia de nombre en muchos tramos. En el centro de la ciudad, cuando pasa justo al lado del retrato de Mao en Tiananmen, se llama Avenida de Changan («Larga Paz»). Más al este, cuando llega a la zona de rascacielos y pasa por la nueva sede de la CCTV, recibe el nombre de Avenida de Jianguomen («Puerta de la Construcción del País»). Al oeste de Changan, en cambio, se la conoce como Avenida Fuxingmen, («Puerta del Renacimiento»). En las afueras orientales y occidentales de Pekín, donde esa calle todavía continúa, aún tiene varios nombres más.

Es por esta calle -concretamente su tramo de Changan- por donde pasan los tanques y soldados en esos desfiles que China, al más puro estilo soviético, celebra durante la fiesta nacional (aunque el último fue en 1999). También fue en esa calle donde se produjeron gran parte de las matanzas de 1989, y donde se tomó la famosa foto del «héroe desconocido» que ya mencioné aquí.

Hace poco descubrí, con gran asombro, que en su extremo occidental la calle termina (bueno, en realidad gira 45 grados hacia el norte, pero yo la consideraría terminada allí) en una gigantesca fábrica siderúrgica: Shougang, la cuarta mayor productora de acero de China, que tiene negocios en países como Perú.

Shougang, y al fondo Pekín.

Que la calle principal de Pekín termine en una fábrica de acero me parece así como muy comunista, algo así como una forma de asegurarse que las planchas de acero símbolo del progreso maoísta llegaban lo antes posible al centro de la ciudad, para que Mao las examinara orgulloso. Aunque mi teoría se cae por varios lados: por un lado, Shougang es anterior al comunismo (se fundó en 1919), y por otro, los grandes camiones tienen prohibido circular por Changan, para no atascar más una calle que ya de por sí está bastante atascada.

Durante años, Pekín ha prometido llevarse a Shougang de las afueras de la ciudad, para reducir la alta contaminación que sufre la capital. Algo habrá hecho, se habrá cerrado algún que otro horno, pero lo cierto es que las fotos que el astronauta de Google Maps ha tomado encima de la factoría indican que todavía sus chimeneas echan mucho humo:

Otra cosa que hay que decir es que Shougang, en todo caso, no será cerrada del todo, sino que va a ser trasladada a la provincia de Hebei, que rodea a Pekín. Así que su contaminación no desaparece, simplemente se cambia de sitio.

Shougang fue, durante mucho tiempo, la empresa que patrocinaba a los equipos de fútbol y baloncesto de la ciudad, pero el declive de la industria pesada y el cambio en el país también se ha visto reflejado en esto: ahora el club de balompié capitalino se llama Beijing Hyundai (los coreanos tienen una factoría de autos en las afueras de Pekín) y a los del baloncesto se les conoce con el americanizado nombre de Beijing Ducks (Patos de Pekín, en honor al más famoso plato de la gastronomía pequinesa).

1 Comment

  1. Enviado por caballo bonito.
    (Contacto Página)
    Que bueno!! Beijing Ducks…
    Que tal un Madrid Bocatacalamares??? jajajaj…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    O los Cochinillos de Segovia, los Ternascos de Zaragoza, los Butifarras de Barcelona… Las posibilidades son muchas y todas ellas de nombres fascinantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.