88 Mandela

 

 

Qué tristes nos hemos quedado todos, ¿no? Pocos hombres en la Historia habrán sido queridos con tanta unanimidad, porque pocos han dado un ejemplo de reconciliación como Mandela, quien frente a cercanos ejemplos «vengativos» como el de Robert Mugabe (que persiguió a los blancos cuando Zimbabwe se libró del colonialismo británico) perdonó a los antiguos opresores, los que le habían tenido 27 años en prisión.

En China también ha sido unánime la pena por la muerte del líder de etnia xhosa (para pronunciar «xhosa» tenéis que chasquear la lengua). El Gobierno chino le recuerda con afecto porque fue con él de presidente que China y Sudáfrica establecieron relaciones diplomáticas, en 1996. Décadas antes, China, como uno de los líderes del movimiento no alineado, condenaba con energía el apartheid, pero no apoyó el Congreso Nacional Africano -el partido de Mandela- porque éste tenía relaciones con la Unión Soviética. Los chinos prefirieron apoyar a una escisión de esa formación, el Congreso Panafricano, algo más radical. En los 90, en todo caso, aquellas rencillas tan cansinas entre Moscú y Pekín ya se habían olvidado.

Por el otro lado, entre la oposición al Gobierno chino (los disidentes y activistas de derechos humanos) está claro que también hay aprecio unánime a un líder que, como algunos de ellos, pasó largas temporadas en prisión, como ocurre actualmente con otro premio Nobel de la Paz, el escritor chino Liu Xiaobo. Mandela fue puesto por los disidentes chinos muchas veces como ejemplo de entereza y resistencia, como modelo «invictus» a seguir. El recién fallecido líder sudafricano, no obstante, mostró menos apoyo público a la disidencia china que otros premios Nobel de la Paz, como por ejemplo su compatriota el obispo Desmond Tutu (galardonado en 1984, nueve años antes que Nelson), quien ha firmado muchas peticiones de intelectuales internacionales abogando por la liberación de Liu. Creo que se ha debido más a su avanzada edad y delicada salud que a otra cosa, en todo caso.

Una curiosidad de Mandela con China es que apenas dos años después de salir de la cárcel, en 1992, visitó Pekín y subió la Gran Muralla, que al parecer era uno de esos caprichos que abrigaba desde hacía años, quizá los que pasó en la cárcel. Aún quedaba un año para que le dieran el Nobel y dos para ser presidente de Sudáfrica, así que pudo pasar relativamente desapercibido en su visita turística, que hizo en chándal, y como siempre, sonriendo mucho.

Los vigías ésos debían estar en los 90, pero ya los quitaron (una pena).

Años después, ya como mandatario sudafricano, volvió a visitar China, esta vez más serio y trajeado. Aquí lo tenemos con el entonces también presidente Jiang Zemin, actualmente una de las personas del planeta con menos ganas de visitar España, pese a nuestras playas y nuestra gastronomía.

PD: para el que no lo sepa, los chinos suelen escribir «88» para decir «adiós» en mensajes de móvil y chats, de ahí el título de hoy.

PD 2: No tiene que ver mucho con el asunto, pero mencionaré que en Sudáfrica los afrikaners tienen una versión propia de Larga Marcha, como la de los comunistas chinos.

1 Comment

  1. Enviado por weiyi
    (Contacto Página)
    Según el periódico El País, en el funeral de Mandela, esto es parte de lo dicho por Obama.

    Obama: “Hay líderes que apoyan a Mandela pero no toleran la disidencia”

    Cómo pueden ir a hacer política a un funeral?? Señores políticos, respeten la memoria de un buen hombre y dejen su asquerosa política para otro momento.

    ¿ Quieren conocer el pensamiento de Mandela más allá de las frases adocenadas que están viendo en Twitter y que solo muestran una triste caricatura? Aquí van unas cuantas muestras de su inequívoca militancia y su lucha:

    • “Cuando decidimos tomar las armas fue porque la única opción restante era rendirse y someterse a la esclavitud”,

    • -”La acción de las masas tiene la capacidad de derrocar gobiernos”.

    • “Un verdadero líder usa cualquier problema, no importa qué tan serio o sensible sea, para asegurar que al final emerjamos más fuertes y más unidos que antes”.

    • “Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento”.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Bueno, a mí me parece que en el funeral cada uno tiró por su jardín, desde Obama a Raúl Castro o Evo Morales… No pasa nada tampoco, y es verdad que hay disidentes en la cárcel.

    Aunque también hay que decir que no es precisamente EEUU el país más indicado para dar lecciones al mundo. Que no tendrá disidentes encarcelados en su casa, eso es verdad, pero sí tiene prisioneros de guerra encerrados y torturados en violación de la Convención de Ginebra, por ejemplo.

    EEUU es un país muy respetuoso con los de dentro del país, pero no tanto con los de fuera. Pero vamos, que es la historia de siempre y ya nos la sabemos. Ahora tienen un presidente «cool», pero por dentro son los de siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.