¿A dónde llegan las vacunas chinas?

Desde hace unas semanas la actualidad mundial está dominada por la vacunación contra la COVID, con la que todos esperamos que esta pesadilla termine más pronto que tarde, aunque las noticias están bastante centradas en las vacunas estadounidenses (las de Pfizer y Moderna), que son las primeras que publicaron sus buenos resultados en sus ensayos clínicos y son las que están siendo administradas en Occidente (hoy mismo a mi hermana, trabajadora sanitaria, le han inoculado la de Pfizer).

Sin embargo, no hay que olvidar que hay otras vacunas, entre ellas las desarrolladas por laboratorios chinos, y que éstas también están viajando por todo el mundo. Repasemos un poco la situación de éstas, porque además ese repaso nos puede ayudar a imaginar la vertiente más política y estratégica de la lucha contra la pandemia.

Para empezar, recordemos que las vacunas chinas anticovid más avanzadas son tres: una desarrollada por la estatal Sinopharm con investigaciones de sus laboratorios de Pekín y Wuhan, y otras dos de laboratorios que creo son privados y dedicados especialmente al mundo de las vacunas, Sinovac y CanSino.

La de Sinopharm, imagino que por eso de que es la estatal, es la más promocionada por China: el 31 de diciembre, justo cuando se cumplía el «aniversario» de la pandemia, el Gobierno chino aprobaba su uso en el país, siendo la primera en tener esa luz verde, aunque como ya sabéis hay mucha prisa en la lucha contra la pandemia, así que ya antes se estaba inoculando a muchos ciudadanos chinos.

La vacuna de Sinopharm fue probada en voluntarios de varios países en la segunda mitad de 2020: Emiratos Árabes, Baréin, Egipto, Jordania, Perú, Argentina (en China no era muy útil probarla porque la transmisión local es muy baja) y está siendo precisamente en esas regiones, las de países islámicos y latinoamericanos, donde las vacunas chinas están teniendo mayor salida.

Perú, por ejemplo, ha adquirido 36 millones de dosis, aunque al parecer éstas aún no están llegando a ese país, que podría comenzar las vacunaciones en cuestión de semanas. Allí por lo visto están muy impacientes por que lleguen, dado que es uno de los lugares de la región que más ha sufrido y está sufriendo la pandemia.

Donde sí han llegado ya es a países como Jordania y los Emiratos Árabes, que ya han comenzado a vacunar con Sinopharm, aunque también tienen allí dosis de Pfizer. En los Emiratos Árabes, que autorizaron el uso de la vacuna de Sinopharm antes incluso que China, cada emir ha comprado sus vacunas a quien ha querido, así que por ejemplo si estás en Abu Dhabi te pondrán la vacuna de Sinopharm, pero si vas a Dubai, te pincharán con la de Pfizer.

Otros países que han comenzado a vacunar con Sinopharm o están a punto de hacerlo son Pakistán, Egipto, islas Seychelles y Baréin, mientras que podrían pronto unirse Venezuela, Irán (que ha prohibido comprar vacunas estadounidenses), Argentina (que de todos modos también ha comprado vacunas rusas) o Marruecos. En China, por otro lado, ya se ha inoculado a nueve millones de personas, en campañas de cara al Año Nuevo Chino, en las que se teme que vuelva a haber alto riesgo de contagios debido a los muchos viajes que esas festividades suponen. Con EEUU, es el país del planeta que ha vacunado a más gente por el momento.

En cuanto a Sinovac, el país que parece más dispuesto a usarla a gran escala es Brasil, ya que participó muy activamente en el desarrollo de la vacuna y sus ensayos clínicos, a través de su Instituto Butantan, en Sao Paulo. Otro país muy poblado que apuesta a tope por ella es Indonesia, que fue el primero en aprobarla para uso masivo. El presidente indonesio ha sido uno de los primeros en inmunizarse con ella, mientras los clérigos musulmanes del país se han apresurado a confirmar que la vacuna es halal, así que no hay que tener miedo a ofender a Alá al ponérsela.

Otro país que ha comenzado a vacunar con Sinovac es Turquía, mientras que Filipinas espera comenzar a hacerlo en febrero, y parece ser que Chile se unirá también.

Finalmente, la vacuna de CanSino, con ese nombre tan gracioso, parece será que será una de las elegidas en México, que ha adquirido o está adquiriendo 35 millones de dosis. También podría llegar a Singapur y a países que ya hemos nombrado antes, como Indonesia o Pakistán (muchos gobiernos compran a varias farmacéuticas a la vez, por si acaso).

Con todo esto, he elaborado un mapa que hay que coger un poco con pinzas, porque algunos contratos aún no están firmados del todo, porque podría haber más países con stocks chinos de los que no he encontrado información, y porque en muchos lugares, como acabo de mencionar, se compran vacunas a varios productores. De todos modos, ahí lo dejo para hacerse una ligera idea.

8 Comentarios

    • Pues sí, es una palabra que José Mota ha popularizado hasta la cansinidad… No sé muy bien de qué viene, al principio pensé que era una empresa chino-canadiense y de ahí el CANadáSINO, pero me parece que al final no fue eso.

  1. Muy intereante tu artículo.
    Querría hacerte una pregunta: China «deja «entrar» a representantes de la OMS para que vean por sus propios ojos cómo se ha conducido la pandemia…Y llevamos un año , casi… Me pregunto y te pregunto: ¿podrán ver y preguntar lo que quieran o solo lo que las autoridades chinas deseen siendo precisamente por lo que se ha demostrado el virus salió dde ellos…?

    • Pues ellos supongo que comentarán luego si les han puesto las cosas fáciles o no… pensaba hablar del tema más adelante, cuando se sepa algo más de la famosa misión.

      • Tengo tantas dudas ante lo que ha sucedido y sigue sucediendo…….. que si en alguna película pasada el guión hubiera sido éste, hubiera dicho que era una distopía de libro…

  2. Una cosa que por estas tierras nos ha dejado estupefactos es la «desaparición»de Jack Ma el fundador y presidente de Ali Babá, esa especie de Amazon chino. ¿Qué te sugiere esa noticia a tí que conoces tan bien el régimen chino?.

    • Es un clásico: a nada que un millonario chino despunta, lo empapelan por algo. Ya le pasó a Wang Jianlin. Seguramente estará un tiempo siendo interrogado, pagará un multón, y volverá a la normalidad. En China, mejor no destacar nunca en nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.