A pesar de los pesares,
hablaré de dragones

Los más veteranos lectores de este blog a lo mejor recuerdan que su subtítulo antes no era «el mundo chino al alcance de tu chano«, sino «un blog en el que no aparece la palabra dragón«.

Pues bien, hoy voy a hablar de dragones, así que me tengo que comer mi orgullo con patatas.

Hablaré de ellos porque, últimamente, ha surgido cierto debate entre sociólogos chinos respecto a la figura del dragón. Están sorbiéndose los sesos porque, mientras en Oriente el dragón es un animal positifo (el símbolo nacional de China), en Occidente es un animal negatifo (un monstruo cruel que devora princesas).

Fue por esa complicada dicotomía que China decidió que entre el rebaño de mascotas para los JJOO de Pekín 2008 no hubiera un dragón, pese a que muchos lo habían pedido.

Algunos expertos chinos opinan que el hecho de que el dragón sea el símbolo nacional ha contribuido a la mala imagen del país en el extranjero, donde se ve a China como un país agresivo, igual que un dragón (occidental).

Yo, personalmente, creo que aunque China tuviera como símbolo a la cucaracha, tendría mucho mejor prensa en el extranjero si, por ejemplo, eliminara la pena de muerte, pero en fin, dejemos a los expertos chinos que opinen:

– Unos han dicho que China debería abolir el dragón como símbolo de la civilización china, aunque casi todo el mundo se ha mostrado en contra de esta idea (aparte de que sería difícil aplicarla).

– Otros han dicho que lo que hay que hacer es diferenciar claramente al dragón occidental del oriental, y para ello, por ejemplo, se les puede llamar de formas diferentes. Un experto propone que al dragón chino no se le llame dragón, sino loong.

En fin, gustos para todo… Yo, personalmente, creo que estos expertos están exagerando un poco, porque en Occidente el dragón, aunque originalmente fuera un animal que causara temor, hoy en día ya no es tan pavoroso.

Mi tierra, Aragón, ofrece claros ejemplos de que el dragón ya no es tan fiero como lo pintaban antaño. El patrón de Aragón es, como en Cataluña e Inglaterra, San Jorge, famoso porque mató, precisamente, a un dragón:

Por ello, en Aragón hay muchos lugares, clubes y organizaciones que se llaman «San Jorge», y algunos de ellos no toman al santo como símbolo, sino al dragón, lo que indica que el animal mitológico no tiene tan mala prensa y es tan admirado o más como el héroe que lo mató. Como muestra, tenéis aquí las insignias del club de fútbol San Jorge (de Huesca) y del grupo de montaña San Jorge (de Zaragoza):

En fin, que no se preocupen los chinos, que no les tenemos miedo a que nos escupan fuego. Hay que cambiar otras cosas en el país para que tenga mejor fama, mucho menos simbólicas y más reales.

1 Comment

  1. Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    como se enteren San Lorenzo y San Vicente de que llamas a San Jorge patron de huesca…!!!,y siento decirte que el caballero que aparece en el escudo de la ciudad no se trata de San Jorge,sino la figura de jinete que aparecia en las monedas acuñadas en la ciudad en epoca ibera y romana.un saluten!!!

    ~~~
    Enviado por Vanessa
    (Contacto Página)
    yo siempre he diferenciado de un dragon occidental de uno oriental, «quirodisí» el dragón oriental tiene forma alargada y patas cortas, el occidental es más panzudo 😉 y las patas más gruesas y fuertes. El dragón oriental casi siempre es algo bueno, un espíritu de los antepasados y cosas así… Al dragón occidental tampoco lo veo tan agresivo, que el dragón que custodiaba el tesoro que quería coger Bilbo Bolsón lo que quería era que no se lo robara, no? por lo visto los dragones tienen afán de llevarse cosas de oro y brillantes para hacer su nido en la cueva 😉

    y aquí tienes un amigo «Long», un personaje de un cuento que escribió mi hermano para sus hijas, mi sobrichinas:
    http://www.asiaencasa.com/product_info.php?pName=el-largo-viaje-de-long&cName=china-solidaridad

    Saludos

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Anónimo: como rectificar es de sabios -y de torpes- he cambiado mi texto. No sé por qué siempre pensé que San Jorge era patrón de mi ciudad natal (junto a San Vicente y San Lorenzo) pero ya veo que no es así. Lo mismo pasó con el caballero del escudo. He aprendido hoy una nueva cosa.

    Gracias tambien a Vanessa por la aportación. Otros ejemplos de dragones buenos en Occidente son la de Shrek (que se enamora del burro), o el de Dragonheart, o el de La Historia Interminable, o la de esa película de Walt Disney en la que salía un dragón de dibujos hablando con personajes reales.

    ~~~
    Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    La de shrek el dragón es Malo al principio, luego se hace bueno… claro pero es malo el dragón hasta que se enamora de Burro!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.