A ver qué se cuenta el Sabadicá…

El otro día, en una cafetería tailandesa, pude echar una ojeada a la edición local de la revista «Hola». Ellos la llaman «Hello», como el original inglés, aunque no sé muy bien por qué no han optado por el saludo tailandés, que es algo así como «Sabadicá» (puede que mi latinización de la palabra no sea muy acertada, pero ya he podido comprobar que aquí cada uno latiniza las palabras tailandesas como le viene en gana, así que yo, igual).

La revista dedica sus primeras páginas, creo que obligatoriamente, a la familia real tailandesa, que es un asunto semisagrado en Tailandia… En concreto sale la misma princesa a la que el otro día vi inaugurando el año nuevo chino en Bangkok. La brevísima información ocupa sólo una página, va en una especie de orla superformal (más bien parece una esquela) y me imagino que es simplemente la reproducción ultraexacta de un comunicado de la casa real.

Tras estas páginas casi de trámite aparecen informaciones sobre otras familias reales del mundo, y cómo no, hay espacio para «nuestra» Letizia… No sé lo que dicen de ella, pero es una de las primeras informaciones de la revista.

Después de la sangre azul llega la roja, y aparecen las andanzas de celebridades tailandesas y de otros lugares… Por supuesto aparecen Brad Pitt y Angelina Jolie, quienes me consta que viajan mucho a Tailandia y que, como sabéis, tienen adoptados varios niños del sureste asiático (Camboya si no recuerdo mal, hoy voy algo justo de tiempo y no puedo verificar cosas tan vitales como éstas).

La principal noticia de la revista, que aparece en portada, informa de una boda de famosos tailandeses… Las fotos son curiosas porque en ellas se pueden ver algunos de los rituales que estos enlaces tienen en Tailandia (o por lo menos en las familias ricas). Me llama la atención una en la que la esposa le lava los pies al marido, cual Jesucristo en la Última Cena…

También salen fotos de típica boda occidental, ella de blanco y él de traje y corbata…

Aparecen también, cómo no, reportajes de ricos tailandeses mostrando sus casas, como ésta a continuación, con un supercuarto para los juguetes de los niños, juguetes que éstos no pueden alcanzar en las baldas más altas, me temo… La comodidad sacrificada para impresionar al «Sabadicá».

Sobre modelos imposibles, me quedo con este traje de tigresa que muestra una de las famosillas tailandesas en las últimas páginas…

Y en cuanto a bellezas, la mejor de la revista, sale en un anuncio.

1 Comment

  1. Enviado por Carlos
    (Contacto Página)
    Según la sabia Internet:

    How to say hello in Thailand
    While your hands are together in a Thai wai, say “Sah-wah-dee” (as spelled) and then either “khrap” (sounds like kap because they rarely pronounce the “r”) if you are male or “kha” if you are female.
    “Khrap” is spoken fast and sharp with an up tone, while “kha” can be drawn out and drops in tone.
    If you are male:
    Sah-wah-dee khrap (while your hands are in wai position)
    If you are female:
    Sah-wah-dee kha (while your hands are in wai positon)
    The words above are written as they sound. Spellings vary, but “sawas dee” is the most common.

    ~~~
    Enviado por Maikel Nait
    (Contacto Página)
    muy buena la última foto : construct a life, not just a building … jajaja. Me recuerda a otro anuncio que vi : lo útil puede ser bello, lo bello debe ser accesible …

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Carlos: sí, la pronunciación me sale muy bien, lo que es más complicado es la transcripción… Unos ponen Sahwahdee kah, otros Sawhadi kah… Aquí cada uno hace lo que puede… Así que yo paso de haches inútiles y me inclino por Sabadicá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.