Armar la de San Litún

Estos días estamos disfrutando de un gran ambiente nocturno en Pekín, gracias a los Mundiales, en zonas como la clásica Sanlitun, la calle de bares pequinesa por antoniomasia. Muchos bares y restaurantes, hasta las modestas tascas de pinchos morunos, han puesto televisiones en las terrazas para que la gente vea los partidos, ponga a parir las vuvuzelas y los Jabulanis -pese a que sean made in China– y coma cangrejos de río, la tapita esencial de las noches veraniegas en este lugar.

Sin embargo, no siempre se puede disfrutar con plenitud de este ambiente, porque con bastante facilidad durante los calores estivales, y yo diría que cada vez con más frecuencia e intensidad, se puede uno encontrar con las consabidas peleas de borrachos, que en Pekín están empezando a pasar ya de lo meramente anecdótico a lo directamente peligroso.

La última vez que salí en condiciones por Sanlitun, hace ya cosa de tres semanas, me encontré con una escena dantesca de ese tipo. Acabó con un extranjero, sangrando por la cabeza, y portando en brazos, en plan estatua de la Piedad, a una china con la cara cubierta de sangre e inconsciente. Desde aquella tremebunda imagen, que tardaré un tiempo de quitarme de la mente, reconozco que apenas he salido por los bares pequineses. Se me han quitado las ganas, aunque también hay que decir que los Mundiales han influido un poco en mi apatía.

No obstante, en estos días no he dejado de oír desde entonces relatos de gente que se ha encontrado con escenas similares: salvajes que se pegan a sillazos, con botellas, navajas… ¿Está pasando algo extraño en Sanlitun? ¿Será la crisis? ¿Será el alcohol, las drogas, todo junto?

Algunos rumores dicen que hay ciertos bares, como el Butterfly -un garito pequeño en la zona de más densidad de población de la noche pequinesa- en los que debe haber una especie de guerra de bandas, o ajustes de cuentas continuos. Algunas peleas pueden por ello simplemente ser continuación de otras de días anteriores, en represalia. Raro es entrar en ese bar y no ver alguno furibundo…

Otra razón puede estribar en que simplemente, con la llegada del verano, la zona de bares de Pekín este año se ha vuelto tan popular -creo que más que otros años- que sencillamente no cabemos, y la gente no deja de empujarse mutuamente por hallar espacio vital (de forma similar a lo que ocurre en el metro de Pekín, aunque hace tiempo que no subo a ese cacharro precisamente para librarme de esos empujones). Esos empujones, con unas copas de más, pueden ser la mecha que enciende batallas campales con cientos de implicados. Es una mera cuestión animal, de gente con unas copas de más disputándose un lugar en un sitio abarrotado. De hecho, el único conato de pelea que yo he tenido en Sanlitun, y en el que acabé magullado por un bolsazo de una chica -menos mal que no fue una silla o una botella- se produjo por un simple empujón, aunque de eso hace ya casi un año.

Además de la creciente violencia de estas peleas, otro tema que creo que debería empezar a preocupar es la habitual tendencia a que se formen en estas grescas dos bandos claramente diferenciados: uno de chinos y otro de extranjeros. Hay gente con ganas de pelea que cuando ve una bronca, se pone del lado de la persona que físicamente más se parece a él, aunque no lo conozca de nada. Algo que me parece totalmente primitivo, porque en ambas civilizaciones hay imbéciles, y nunca puedes estar seguro de estar apoyando a uno de ellos sin saberlo (si está peleándose, tienes bastantes cartas para que así sea). Subyace en estas peleas “étnicas” esa desconfianza a la otra cultura que permanece entre China y el exterior, exagerada y basada en el desconocimiento, porque en realidad no somos tan diferentes. No va a ser fácil convencer a muchos…

Lo curioso es que la zona donde más peleas de este tipo está habiendo, la que he mencionado antes en torno al bar Butterfly (y el Shooters, y el mítico Kai, donde está tomada la tremenda pelea del inicio) es precisamente la de Sanlitun que más cerca se encuentra de la comisaría del barrio. Los policías deben considerar que ver gente dándose silletazos es un sano deporte o un magnífico intercambio de culturas, porque nunca los he visto ir al lugar a poner paz… Bueno, el otro día vi a un policía patrullando cerca con un pastor alemán del tamaño de una vaca, espero que sirva de algo más que de modelo para fotos.

En resumen: no sé si son imaginaciones mías, pero la zona de bares de Pekín, especialmente con la llegada del calor esta temporada, se ha convertido en un lugar un poco inhóspito y con mal feng shui. Es una pena, porque no hace mucho contaba aquí que la barriada se había convertido en un lugar más paseable y menos lumpen que en los primeros años de mi estancia en Pekín. En fin, esperemos que todo sea una mala racha y la sangre no llegue al río Amarillo.

1 Comment

  1. Enviado por jorf
    (Contacto Página)
    Que tal chinochano? Has comentado que la causa de estas peleas son ya bien empujones o problemas de bandas, etc. ¿Como afecta esto a que se produzcan enfrentamientos entre los chinos y los extranjeros? ¿Es acaso que los chinos borrachos tienen mas fijación a liarsela a los güiris? ¿O que allí los extranjeros están más desmadrados que otra cosa?

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra
    (Contacto Página)
    Antonio,

    Me alegra mucho que menciones esto, porque sólo en este año a uno de mi universidad le rajaron la cara con una botella, otro se vió en otra pelea, a un amigo mío le rompieron una qingdao en la coronilla y a mí un tipo sin mediar palabra me agarró de la pechera en el Salsa Caribe y tuvo a bien dejar su puño a 10 cm de mi cara a modo de advertencia.

    No quiero ser polémico, pero yo empiezo a estar harto de la noche pekinesa. Empieza a haber tantos robos como en Barcelona, pero con el doble de peleas.

    Yo creo que se juntan varios factores:
    -Cuando bebe, a la gente le sale a flote sus frustraciones.
    -Muchos Occidentales aquí se creen dioses, y con dos copas de más ni te cuento, y por ello se comportan como perfectos imbéciles.
    -Impera la idea de que por ser extranjero aquí en China se puede hacer de todo, y con alcohol de por medio aún más.

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra 2
    (Contacto Página)
    -Hay comunidades como la africana que da la impresión de sentirse muy marginada, y cuando toman un bar y lo hacen suyo, tras dos mojitos creen que ahí imprera su ley.
    -Los chinos pudientes a veces son muy farrucos y clasistas, y con alcohol pues ya sabemos. Luego llegamos los occidentales con nuestro aire de “te puedo levantar la novia en tus narices porque yo soy extranjero” y pasa lo que pasa.
    -Y, en general, que la gente no sabe beber. Las situaciones en Sanlitun que he visto principalmente tienen por protagonistas a los occidentales. La gente aquí se pone muy borrica, se le suben los humos, se ponen como fantoches a tirar los trastos sin mirar alrededor, y si no sale bien siguen dando el coñazo a la chica de turno.

    Un día se me ocurrió ir al kokomo, pero sin beber en toda la noche. A las 5 de la mañana el espectáculo era dantesco, y yo lógicamente me di cuenta de todo.
    Estoy harto de los borrachos malcarados, sean de donde sean, y estoy ya buscando lugares alternativos.

    ~~~
    Enviado por bobo
    (Contacto Página)
    En 2005 en Shanghai era igual, en la Mao Ming Lu. Al final la cerraron, normal.
    El problema es que como dice nobleza baturra, hay mucho extranjero (anglosajón) que cree que está en la época de colonias, con especial atención a los australianos, que son para dar de comer aparte.

    La única bronca que he tenido en China, ha sido por un australiano borracho que había decido por no se que motivo, que nuestra amiga era puta, y quería un precio. Fue en Windows 2.

    Que asco dan, en cualquier sitio.

    ~~~
    Enviado por Li An
    (Contacto Página)
    Yo personalmente creo que no pasa nada diferente a lo que ocurre en otros paises. Simplemente nos choca porque estabamos acostumbrados a ser los reyes, a mirar con descaro a la niña que nos gusta sin importarnos si va acompañada, o a montar el show en cada bar que vamos porque somos los amos. Al menos en el sur era asi. En mi grupo hemos despotricado de africanos, arabes o rusos, quiza mas por la competencia que nos hacian que porque hicieran algo malo. Y peleas hemos visto y muchas, pero bastantes menos de lo que ves en otro paises. Siempre digo que China convierte en imbeciles a los extranjeros, porque de repente pasas de ser uno mas a ser un tipo guapo, rico y que triunfa en la vida… eso se hace dificil de llevar para la gran mayoria que ven en China el territorio de cultivo que nunca tuvieron en su pais para hacer y deshacer a su antojo. Pero los chinos ya no nos “admiran” tanto, ya empiezan a tener su orgullo y para algunos, los extranjeros ya no son invitados, son parasitos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    jorf: creo que los comentarios posteriores al tuyo han contestado muy bien a tu pregunta. Fundamentalmente, es una triste combinación de…

    a) El guiri que cree que aquí tiene carta blanca para hacer cualquier cosa.

    b) El chino -normalmente nuevo rico- que también considera que tiene carta blanca para hacer cualquier cosa y además considera que los guiris han venido aquí a robar sus concubinas.

    Creo que vuestras aportaciones en los comentarios -Nobleza, Bobo, Li An- aclaran bastante más que yo muchos de los motivos subyacentes en la triste ola de violencia que, creo -otros me tratarán de exagerado- está habiendo en Sanlitun.

    O en bares un poco más alejados, como el Kokomo que nombra Nobleza, y otros cercanos (Coco Banana, Babyface, Cargo…). Esos lugares, a donde van a beber los peores hijos de papá de la sociedad rica pequinesa, son LETALES. No os acerquéis a ellos si amáis la vida y no amáis los botellazos. Entrar en ellos te puede costar caro, aun sin hacer nada de nada.

    ~~~
    Enviado por caballo bonito aka Yeti.
    (Contacto Página)
    Totalmente de acuerdo con Li An…cuanto “matao” se cree algo aqui. Muy triste!!
    Pero tb hay mucho nuevo rico chino que sale a la caza del LaoWai.
    Una combinacion muy peligrosa que esperemos no vaya a mas.

    ~~~
    Enviado por TheChinaClipper
    (Contacto Página)
    La primera vez que vine a Pekín fue en febrero de 2007, no había semana que no pisase Sanlitun y una de las cosas que más me gustaba era la seguridad que se respiraba siempre, era rarísimo ver una pelea. Mi segunda etapa en Pekín fue desde junio de 2008, después de la cita olímpica todo ha ido a peor, se ve a muchísimo camello pasando droga, y en la zona que va del Kai al Tongli Studio cada vez hay más laowai y más chino recién llegado con ánimos de repartir. Gracias a Dios nunca he tenido problemas, pero los he visto venir y bien cerca. Hace tiempo que no salgo por Sanlitun salvo para tomar unas cañas hasta las 1 de la mañana, y no me pierdo nada. Zonas nuevas? Nanluoguxian, los nuevos sitios detrás del Mix y el Vics y el eje wudaokou – beida; la zona de Chaoyang Park también está bien. Una cosa más: hace como un par de meses hubo una oleada de carteristas en la zona Tun- Salsa Caribe; una noche levantaron en un par de horas como veinte carteras.Hasta lo malo acaba profesionalizandose

    ~~~
    Enviado por Tierrademayo
    (Contacto Página)
    Pues en otras ciudades más de lo mismo, en cuanto a Laowais que se crecen y Niños de Papá que van demasiados de listos, pero broncas no he visto demasiadas y he salido bastante de fiesta y también trabajado en discotecas.

    Eso sí, coincido con los comentarios anteriores que la comunidad anglosajona es la peor de todas con diferencia en cuanto a educación, modales y saber estar.

    ~~~
    Enviado por Tierrademayo
    (Contacto Página)
    http://www.lostlaowai.com/blog/expat-stuff/china-expat-rants/laowai-lush-caught-on-tape/

    Un famoso vídeo de un Laowai liándola parda…y una serie de perlas de ciudadanos chinos tras ver el vídeo.

    “Foreign devils acting wild in China, it all comes from the Manchu period of backwardness and humiliation.”

    “Don’t let the next generation of Chinese be mixed-race! This is not only tarnishing Chinese families, but it is a humiliation to the great traditions of the Chinese people!”

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Si la ola de violencia ha llevado a un animal nocturno como ChinaClipper a dejar de salir por Sanlitun, ¡es que la cosa es muy grave, señores!

    No conozco esos lugares detrás del Mix y el Vics, pero igual es cuestión de visitarlos, hasta que Sanlitun deje de ser Ruanda.

    Espero que no te refieras a Kokomo y alrededores, porque eso aún es peor…

    ~~~
    Enviado por TheChinaClipper
    (Contacto Página)
    La verdad es que ha sido más bien la ola de exámenes y no la de violencia la que me ha frenado de volver más a menudo a sanlitun, eso y el hecho de que Sanli es más de lo mismo (con respetos para la casa madre, el Kai). Al Mix, Vics, Cargo… hace eones que no voy salvo que haya fiestas de universidades, y mira que tengo buenos recuerdos del Mix, pero la sablada de 50rmb a la entrada así porque sí es algo que me parece incomprensible en un país como este. Nanluoguxian cada vez me parece una mejor alternativa, es mucho más asequible que las grandes discotecas y el escaparate es muy bueno. Más amor del bueno y menos guerrasss!!!!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues habrá que pasar por Nanluoguxiang antes de que se sanlitunice…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.