Arroz sin esfuerzo

 

Mucho me sorprendió hace unos meses descubrir que hay en Barcelona un restaurante de comida asiática llamado La Mifanera. La sorpresa radica en que la palabra «mifanera» sólo se la había escuchado a una persona -Cristina, una onubense que vivió en China varios años pero que creo que ahora anda por Japón- y pensaba que era un palabro exclusivamente suyo. El restaurante demuestra que no.

No sé los del restaurante, pero cuando Cristina hablaba de mifaneras se refería a un electrodoméstico que no puede faltar en ninguna casa ni restaurante chino, llamado dianfanguo (电饭锅) donde dian significa «electricidad», fan es «comida» (aunque se puede entender que significa «arroz») y guo es «olla». Suele usarse sólo para una cosa en China: hacer arroz blanco, lo que ellos llaman «mi fan» (de ahí lo de mifanera). Sólo una cosa, pero una muy importante, ya que para los chinos el arroz blanco es el acompañante de toda comida, algo así como nuestro pan.

Hay cientos de marcas de mifaneras, y este tipo de electrodoméstico llena pasillos enteros del Carreful. Su mecanismo es más sencillo que el de un mechero, pues suele tener sólo un botón (una palanca, más bien). Se llena el cacharro de arroz y agua, se le da para abajo al botón, y cuando el botón sube para arriba es que el arroz blanco ya está listo.

Su ventaja con respecto al método occidental de hacer arroz blanco es que el recipiente se apaga solo, así que hay menos probabilidades de que el arroz te salga «socarrat». Además, estos aparatos suelen estar hechos de teflón, o material similar, que evita que el arroz se pegue, y así la olla se lava echando virutas.

Resulta curioso que tanto hispanos como chinos tengamos un aparato especial para hacer arroz, que no se usa mucho en el resto del mundo: nosotros tenemos la paellera (aunque creo que lo correcto es llamarla paella) y ellos la mifanera.

La mifanera es un electrodoméstico que gasta poco, por lo que es frecuente que los chinos lo dejen enchufado permanentemente. Sin embargo, existe la leyenda urbana, o quizá no tan leyenda, de que las mifaneras de mala calidad pueden cortocircuitarse y causar incendios. Recuerdo que, cuando vivía en un apartamento del Hotel de la Amistad, en la recepción había una colección de fotos de mifaneras quemadas por anteriores residentes en el lugar. La verdad es que daba un poco de mal rollo pensar lo cerca que habíamos estado de ser asados a l’ast.

El caso es que aprendí la lección y siempre tengo la mifanera desenchufada. De hecho, me temo que muchas veces me olvido de que la tengo y hago el arroz a la occidental, en una olla donde todo se pega y luego hay que rascar con el niquel nanas.

1 Comment

  1. Enviado por Tíscar
    (Contacto Página)
    He pensado varias veces en comprar una. A lo mejor me animo ahora. Por Lavapiés hay alguna tienda de chinos que las venden. A ver si me toca la que no se cortocircuita 🙂
    Saludos

    ~~~
    Enviado por Roberto
    (Contacto Página)
    En Kirai también han tratado el tema, pero desde la perspectiva japonesa, es decir con más electrónica que el Apollo XI.
    http://www.kirainet.com/maquinas-cocineras/

    ~~~
    Enviado por An
    (Contacto Página)
    Interesante…ahora solo tengo que saber donde conseguir una 🙂 Saludos

    ~~~
    Enviado por Villyano
    (Contacto Página)
    Aqui en España (o por lo menos en Burgos) todos los Doner Kebab tienen una arrocera de esas, para preparar el arroz que dan en los patos con carne y salsa (arroz que tiene un sabor rarillo que no logro identificar…)

    ~~~
    Enviado por elmalo
    (Contacto Página)
    Yo tengo una, traída de Tailandia (está tecnológicamente entre las chinas y las japonesas). He hecho mil experimentos con arroces de todo tipo, los españoles (de grano tanto largo como corto) no quedan favorecidos. La uso con arroz jazmín tailandes, pero incluso dependiendo de la marca queda exquisito o mas bien regulín (si quereis os mando foto del envase de la marca que mejor queda y que se puede conseguir en tiendas de comida asiatica en España).

    Aprovechando: me encanta el blog, y la usual ironía y humor de los post, enhorabuena.

    ~~~
    Enviado por you
    (Contacto Página)
    estos cacharros en los bazares chinos de españa los vende por unos 20 euros.
    por cierto el «fan» significa arroz cocido y «mi»arroz crudo.
    soy chino y me vine a eapaña a los 6 años,solo decirte que me gusta mucho tu blog y aprendo muchas cosas que no sabia de mi pais

    ~~~
    Enviado por Marta
    (Contacto Página)
    anda, a esa Cristina la conocí en el día de la hispanidad de 2006, en la fiesta de la embajada, jajaja… es una que está todo el rato diciendo «olé»? xD

    está bien la palabra mifanera, yo la única que he españolizado de momento es «fuwuyuana».

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Y los Chinos comer arroz en el sur mas que nada, que por el norte poco. Muchas veces lo preparan exclusivamente para mi, porque saben que yo soy del sur…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    bueno, yo creo que en el norte lo que se come poco es el arroz frito (chaofan), pero el mifan yo diría que sí está muy ectendido, como acompañamiento para las comidas. En los restaurantes siempre preguntan al comensal si quiere o no, y se extrañan si les dices que no.ç

    Ayer hice arroz y se me olvidó otra vez que tengo mifanera. Ya está todo pegado en el culo de la olla.

    ~~~
    Enviado por ChinaChamberí
    (Contacto Página)
    Para los que no usáis MIFANERAS y siguen cociendo el arroz a pelo, un truquillo infalible para quitar el olor del arroz quemado (cuando se ha quemado lo de abajo y aún es recuperable el resto) : un trozo de puerro, cebolla de la alargada o redonda cortada QUE ESTE CRUDO (no vale ajo ni ajete). Lo ponéis sobre el arroz (aseguráos que el fuego o interruptor esté apagado). Tapáis la cacerola cinco o diez minutos, retiráis el puerro o cebolla (que habrá absorbido todo el olor a chamusquina),… Y CHASTÁ,a comer, KAI FAN LEEE…!!!

    ~~~
    Enviado por Brujilda
    (Contacto Página)
    ¡Qué forma de aunar culturas! Chinochano: en temas de vida cotidiana es donde ya lo bordas.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Gracias, es que soy muy costumbrista yo.

    ~~~
    Enviado por Garabito
    (Contacto Página)
    Viví en Centro América durante quince años. Por esos lares el consumo de arroz per cápita es muy elevado, no llegando al índice de Oriente. Lo que no puede faltar en el «ajuar» de unos recién casados es la «olla arrocera», que es sustituída a la menor ocasión de avería de la primigenia. Personalmente prefiero hacer el arroz blanco frilléndolo un poco, con la sal y algún «cubito» de concentrado de pollo o carne; una vez que se ha «disuelto» el «cubito», añadir agua hasta cubrir y dejarlo hervir. Es un método un poco distinto, pero no resulta tan insípido usando solo arroz y agua.

    ~~~
    Enviado por arrocero
    (Contacto Página)
    Para despegar el arroz de la olla, lo mejor es en lugar del nanas, el dejar la olla en remojo un par de horas, que generalmente se depega solo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    cierto es, pero en estos tiempos de estrés, a veces cuesta esperar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.