Artista invitado: Ramón Sánchez Ocaña

Lo que tengo en la mano es un objeto que os encontraréis con bastante probabilidad si vivís en China o viajáis para aquí. Es un sobre relleno de una sustancia desecadora, que evita que la humedad reblandezca o enmohezca alimentos que haya a su alrededor. Tranquilos, mi dedo no se ha secado al contacto con el producto, la sangre sigue fluyendo por él.

Este sobre sorpresa en China suele ir en el interior de cajas de galletas, bolsas de patatas, paquetes de magdalenas y otros alimentos a los que la humedad puede afectar negativamente. Cuando te compras un paquete de magdalenas chino (puede ser de Panrico, aunque dentro de poco ya no va a poder ser), este sobre suele aparecer debajo de la última magdalena, con aspecto de ser un regalo apetitoso. Pero no lo es. En el sobre pone bien claro “sustancia tóxica”, “no ingerir” y otras cosas que muestran claramente que no se trata del cromo que te falta ni sidral para acompañar a las galletas.

Lo que yo me pregunto es por qué los productores chinos ponen este sobre, o por qué las leyes chinas obligan a hacerlo. Claramente, esta sustancia maligna es un peligro para los niños, que en muchos casos son los consumidores de los productos donde está escondida. Cualquier infante, sobre todo los más pequeños que no saben leer, podría pensar que el sobre también se come, y vaya disgusto como lo haga. ¿Por qué entonces correr un riesgo tan preocupante poniendo esta sustancia? ¿Sólo para que las dichosas galletas duren un día más? Encima poniendo dibujitos en el sobre, para invitar a los niños a que jueguen con él…

El autor de este blog, en un arranque de valor, ha abierto uno de esos sobres para ver qué hay dentro, encontrándose en su interior con una arenilla blanca, que un despistado podría confundir con azúcar o harina. No quiero ser agorero, pero más vale prevenir, como dice el señor que da título a este post.

Por cierto, ya que nombré arriba galletas y magdalenas, quiero recordar uno de los misterios de la via cotidiana que nos pueden dar que pensar: ¿por qué con el paso del tiempo las galletas se ponen blandas, mientras que las magdalenas se ponen duras?

1 Comment

  1. Enviado por jun
    (Contacto Página)
    yo creo que lo ponen mas que nada por la humedad de china, las ciudades, sobre todo, el en sur, estan al lado de grandes rios, suelen ser mucha mas humedas que españa. y por eso, se siente tambien mucho mas el calor y el frio.

    saludos

    ~~~
    Enviado por Zhenru
    (Contacto Página)
    Es precisamente la humedad la causante del reblandecimiento de las galletas y el pan: el poder crujiente de la corteza se pierde rápidamente (en dias lluviosos más), se hace deformable y elástica y adquiere una textura poco grata (es el típico aspecto del pan de un día para otro o de las primeras galletas blanditas del paquete abierto anteayer). Pero el misterio surge cuando esa misma barra de pan reblandecida empieza a endurecerse y llega a ponerse duro como una piedra, y lo mismo con las madalenas y los bollitos de leche. ¿Qué ha ocurrido? ¿quién o qué es el causante de este endurecimiento?. Os lo voy a decir, el almidón. Siendo breve, la miga o mollita de nuestro bollito se endurece porque en el almidón semigelatinizado las moléculas de amilosa y amilopectina se ordenan en una estructura semicristalina de consistencia rígida (es lo que se denomina retrogradación del almidón); con este cambio el almidón suelta agua que se evapora facilmente y la miga se endurece. Et voilà.

    ~~~
    Enviado por Kande
    (Contacto Página)
    Vaya tela,
    Aquí en España yo había visto esas bolsitas en cajas de madera (tipo joyero) o de cartón, e incluso en los cajones de los muebles, pero en la comida!!
    Aquí ponen Tazos y en China bolsitas antihumedad. Quizá las bolsitas son más útiles…
    saludos Chinochano

    ~~~
    Enviado por Sinohispania
    (Contacto Página)
    La primera vez que me encontre esa bolsita en una caja de yuebing que me enviaron a España, pense que era un condon, porque encima del sobre ponia bien claro: “preservative”. Aunque claro, luego indagando mas me di cuenta de que no era asi. Y yo pensando hasta los extremos a los que llegaba la politica del hijo unico, regalando preservativos en paquetes de pastelitos.

    ~~~
    Enviado por Albert
    (Contacto Página)
    Amigo Chano,
    pues anticipándose a tu blog, mi madre y su vecina se zamparon un paquete de moon cakes convenientemente sazonados con el contenido del maldito sobre de marras.
    Afortunadamente, creo que como tantas otras cosas en China, el contenido también debía ser falso, por lo que el asunto no pasó de un susto.

    PD/ la anécdota es verídica

    ~~~
    Enviado por krom
    (Contacto Página)
    Pues que susto me habria llevado yo, y no notaron ningun sabor raro? supongo que no les gustarian, no?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    puede ser Jun, pero eso no explica por qué el método se usa en el norte de China, que es más seco que el Kalahari y donde se venden humidificadores de habitaciones en todos los supermercados.

    Me es difícil creer que haya cosas en este mundo que no sepa Zhenru. Uno de los enigmas del universo, resuelto de un zarpazo.

    Muy buena la historia de Sinohispania, y la de Albert, que confirma que no soy un paranoico. ¿Lo veis, lo veis?

    Ya ves Kande que de más útiles nada, yo me quedo con los tazos.

    Krom, ya te he puesto en mi lista de enlaces, como puedes ver.

    ~~~
    Enviado por Zhenru
    (Contacto Página)
    Tus palabras me ruborizan, amigo Chinochano, no obstante mi actividad principal es la Enzimología, soy enzimólogo, y la cuestión planteada súpela tiempo ha, y no quiero decir con ello que me dedique al estudio y aplicación de los biocatalizadores en los procesos neurofisiológicos, mayormente. No, no. Es que estoy encima de todas las cosas, procuro que no se me escapa nada y no dejo pasar una, faltaría más; en otros términos, soy un metomentodo, un enzimólogo pero a lo lince, que los hay a lo topo, o topólogos. También soylo por gustar siempre estar encima de mi santa cuando saltamos al tálamo marital, dícese enzimologia copulativa. Así es, créetelo. Tuyo en cuclillas, que no encima. Zhenru.

    ~~~
    Enviado por krom
    (Contacto Página)
    Gracias denuevo

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pues yo soy un debajólogo, porque todo el saber que absorbo me se olvida enseguida.

Responder a chinochano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.