Badiucao el malediucao

Si nos dicen que pensemos en un artista chino disidente, a la mayoría nos vendrá a la cabeza el famoso Ai Weiwei (quien está un poco olvidado desde que se marchó de China, por cierto), pero es posible que en influencia le gane un nombre en principio menos conocido, el de Badiucao, al que hoy quiero destacar aquí. Su estilo irreverente y provocador (por eso me he permitido el atrevimiento de llamarle «malediucao», no porque me disguste) está muy presente en las redes sociales, donde sus dibujos son muy retuiteados e inspiran a muchos críticos con el Gobierno chino en general y las formas de Xi Jinping en particular. También ha sido usado por muchas organizaciones de derechos humanos en sus campañas.

Nacido en Shanghai en 1986, de una familia que como muchas otras del país sufrió bastante durante el maoísmo (su abuelo murió en un campo de trabajo, por ejemplo), Badiucao emigró a Australia, su actual residencia, en 2009, y aunque no tenía formación artística propiamente dicha (trabajó varios años como profesor de guardería) en 2011 comenzó a hacer dibujos satíricos sobre la actualidad china, los primeros de ellos inspirados en el accidente del tren de velocidad que ese año hubo en Wenzhou.

Desde entonces, Badiucao ha ilustrado con sus dibujos la actualidad de su país natal y en otras latitudes, usando a menudo un estilo similar al de los antiguos carteles de la Revolución Cultural, con gran predominio del rojo, el blanco y el negro, y un lenguaje muy agresivo y underground, en el que no vacila a la hora de mostrar violencia, culos o palabrotas.

Sátira sobre una aplicación para móviles para difundir las ideas del presidente Xi Jinping.

La actividad de Badiucao ha coincidido más o menos en el tiempo con la actual presidencia de Xi, y el artista chino-australiano ha sido sin duda uno de los que más veces ha caricaturizado y satirizado al jefe de Estado chino, siguiéndole en casi todo lo que hace.

Aquí, asesinando a Winnie the Pooh, el osito de Disney al que muchos dicen que se parece el presi chino.

Sin embargo, la llegada de Trump también ha inspirado mucho a Badiucao, a quién no, y en los últimos años ha repartido también al mandatario estadounidense, o a veces a los dos a la vez.

Donald tuiteando sin parar (aunque últimamente algunos de sus tuits los censura el mismo Twitter) y Xi combatiendo esa red social.

En los últimos tiempos, Badiucao ha mostrado apoyo a las protestas de Hong Kong, y durante la pandemia tampoco se ha cortado en criticar a China como origen de ésta. En su cuenta de Twitter ha señalado que la COVID ha afectado bastante a su trabajo (cancelación de exposiciones, reducción de encargos), por lo que según él «el arte rebelde se ha vuelto más difícil». Seguro que ello no detiene su rebeldía.

Joshua Wong, uno de los líderes de las protestas en Hong Kong.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.