Basquetbol tras los Urales

En los últimos años, muchas victorias del deporte español me han pillado en España… el Mundial de baloncesto de 2006, la Eurocopa futbolera de 2008, o el Eurobasket ganado ayer. También hay que decir que como ganamos tanto en los últimos tiempos, no es difícil que haya estas coincidencias… En fin, que me lo he pasado muy bien con la victoria, como vosotros imagino.

Aprovecho esta excusa para contar que este fin de semana ha comenzado en China el equivalente asiático a la competición que ha ganado España: los Campeonatos de Asia de la FIBA, que se celebran hasta el 25 de septiembre íntegramente en la ciudad central de Wuhan. China ha acogido cuatro de los seis últimos «Asiobaskets», y en tres de ellos Yao Ming fue el MVP.

La mascota del torneo es un animal posiblemente extinto: un delfín del Yangtsé.

En el torneo, China, que ha dominado este deporte en Asia durante décadas (desde 1975 ha habido 18 torneos, de los que los chinos han ganado 14) intentará en casa recuperar el cetro perdido en las dos últimas ediciones, que se ha llevado Irán. Además, el ganador se asegura plaza para los JJOO de Londres 2012, lo que añade interés al campeonato.

No obstante, comprendo que esto no va a ser suficiente para generar interés por esta competición en otros continentes, así que hay que acudir a otras bazas para intentar hacer estas líneas atractivas a lectores españoles o latinoamericanos… Lo intentaré diciendo que en este campeonato suele haber marcadores de escándalo, a veces con diferencias de más de 100 puntos entre uno y otro equipo. En esta ocasión, por ejemplo, el resultado más escándaloso hasta ahora ha sido el 132-38 que Irán, la vigente campeona, le endosó anteayer a Uzbekistán.

Pero más curioso aún ha sido lo que ha hecho Qatar, el país que este año nos va a sonar por las camisetas del Barcelona, y que comparte grupo con los protagonistas de la paliza que acabo de nombrar. Los qataríes intentaron llevar al actual torneo de Wuhan una selección con cinco jugadores de otros países nacionalizados, entre ellos algún «Ibaka» como Ngombo, otro congolés de nacimiento que juega en la NBA. La FIBA decidió limitar esta práctica en el campeonato asiático, pero al parecer lo ha anunciado a muy última hora, por lo que la selección de Qatar, que ya había viajado con sus «extranjeros» a China, descubrió que su equipo quedaba reducido a tan sólo siete jugadores.

A Qatar no le ha hecho mucha gracia el asunto, por lo que ha decidido protestar de una curiosa manera: en los partidos que disputa en el torneo, sus jugadores se ponen a hacer personal en cada jugada hasta que todos quedan eliminados, y el partido se tiene que suspender cuando los qataríes se quedan con sólo uno o dos jugadores en la cancha. En los dos partidos que «jugaron» así, ni siquiera se llegó a disputar el primer cuarto entero: primero perdieron contra Uzbekistán por 27-12, y después contra Irán por 40-4.

En fin, historias del deporte exótico. A ver quién se lleva el campeonato, si la China «post Yao Ming» o los ahora temibles iraníes. Lo seguiremos con atención. Bueno, quizá no tanta, pero por lo menos consultaré en unos días la Wikipedia para ver quién se ha llevado el trofeo y la plaza para Londres.

ACTUALIZACIÓN (26/9/2011): Finalmente China ha ganado el campeonato, como era de prever… La sorpresa ha sido que Jordania ha sido la medalla de plata. China estará en los JJOO de Londres, con España.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.