Bienvenido Mister Mota

Por fin he encontrado tiempo para ver el especial de Nochevieja que José Mota le “dedicó” a China, bajo el título “Bienvenido Mister Wan Da”. Me ha encantado: ese humor manchego que este siglo sustituyó al andaluz como canon de lo gracioso, un despliegue técnico y maquillador de lujo, mucho metahumor, grandes parodias musicales, y todo ello esta vez al servicio de la idea de que los chinos cada vez están más presentes en España: celebro que el ex de Cruz y Raya haya escogido esta temática.

Me sorprendió bastante que el que seguramente es uno de los programas más importantes del año (al menos en mi infancia eran así los de Martes y Trece) se haya dedicado a China, un país al que habitualmente se suele ignorar desde España. Sin embargo, juega a favor de los chinos que en España son una de las pocas minorías que quedan de las que reírse no es políticamente incorrecto, así que no era descabellado que salieran. También me da a mí en la nariz que Mota es del Atlético de Madrid y ha quedado, como muchos colchoneros, algo traumatizado por el hecho de que el estadio de su club se llame ahora “Wanda Metropolitano”. Que no se preocupen, es sólo por unos años.

Me ha gustado especialmente el título del programa, “Bienvenido Mister Wan Da”, porque a mí también me ha parecido desde hace tiempo que China se ha convertido en una especie de salvador mítico de España que sin embargo nunca la va a salvar, al estilo del EEUU de “Bienvenido Mister Marshall”. Ya me parecía, por ejemplo, en 2011, cuando el entonces viceprimer ministro chino Li Keqiang -ahora primer ministro- visitó España a principios de enero de ese año y se le recibió como si fuera los Reyes Magos: en aquel entonces yo titulé un post sobre el asunto “Bienvenido Mister China“. En realidad días titulé una crónica para mi trabajo sobre ese tema con la frase “Bienvenido Mister Li”, pero no gustó a los editores y me la quitaron, así que me “desquité” llevándola con ciertos cambios a esta web.

Irónicamente, mientras Mota atribuye en su programa a Mister Wan Da tanto poder que -spoiler- podría hasta ser coronado Rey de España, el verdadero Mister Wan Da (Wang Jianlin, fundador y dueño de Wanda Group) está en horas bastante bajas, porque el Gobierno chino le ha obligado a reducir su imperio después de haberse endeudado bastante con malos negocios (entre ellos la compra del Edificio España madrileño, que tuvo que malvender).

Y una curiosidad: en el programa de Mota aparece el hijo de Mister Wan Da como un chico caprichoso, y no sé si el genio del humor manchego se documenta extremadamente bien o es que le salió de chiripa, pero el hijo del verdadero Wang Jianlin, que se llama Wang Sicong, también es bastante famoso en el mundo real por sus caprichos, que a veces avergüenzan a su padre y van desde regalarle relojes de oro a su perro a montar unas fiestas que ni las del Lobo de Wall Street.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.