Bombay, Bombay,
no es un paraíso

Este blog, dedicado principalmente a China, se está tomando un paréntesis para hablar principalmente de su vecina la India, el otro gigante asiático. ¿Durante cuánto tiempo? Hasta que deje de salir este mensaje).

Tarareando la infantil a la par que tierna canción de Mecano me pasé los cuatro días que estuve en Bombay, la mayor y más rica ciudad de la India, la Shanghai de los indios. Bombay, dicen, no es un destino muy habitual entre los turistas, porque el alojamiento es mucho más caro que en el resto del país, pero yo tenía muchas ganas de ir a esa ciudad, con ese nombre tan evocador y tan de ginebra, y pardiez que no me arrepiento. Bombay me gustó mucho, y sobre todo me sorprendió.

Lo que sorprende de Bombay, sobre todo si antes has pasado por otras ciudades indias antes de llegar a ella, es lo diferente que es al resto de la India, y al mismo tiempo lo parecida que es a una ciudad europea (en su centro, me refiero, las afueras son otra cosa). Con anchas avenidas, sin motos ni triciclos pitando constantemente, con unos edificios coloniales decimonónicos enormes y apabullantes (sobre todo la estación de tren, que parece una catedral) Bombay es un Londres o un Madrid en la costa del Mar Arábigo. Quizá la ciudad más europea que he visto nunca antes en Asia, incluso más que Shanghai, Hong Kong o Singapur. Aunque insisto, sólo en el centro de la ciudad, porque el resto de Bombay son nuevamente calles atascadas, gente por todas partes, edificios dilapidados, slums de chabolas…

No pude evitar en Bombay, por curiosidad periodística, consultar un poco para refrescarme la memoria sobre lo qué pasó en 2008 en esa ciudad, aquel terrible ataque terrorista que sufrió, con más de 200 muertos y comparable sobre todo a los que hace poco sufrió París, en el sentido a que lo perpetraron tipos armados que fueron cambiando de escenario para sembrar el pánico en el mayor número de lugares posible. Lo de Bombay fue especialmente horrible: los terroristas, que llegaron en barco desde Pakistán, atacaron la principal estación de la ciudad (la de aspecto catedralicio), el hotel más céntrico y famoso (el Taj Mahal Palace), uno de los restaurantes más famosos entre los turistas (el Leopold Café) y aún tuvieron tiempo para atacar un hospital, un centro judío y otro hotel (el Oberón, donde estaba Esperanza Aguirre). El ataque duró TRES DÍAS. En realidad no ha sido el peor atentado que la ciudad ha sufrido, pero el hecho de que se atacaran lugares tan simbólicos y que durara tanto tiempo le da un especial halo trágico.

Hotel Taj Mahal Palace.

Estación central.

Bombay se recuperó como pudo de las heridas, como también han tenido que hacer Nueva York, Madrid, Londres, París, Bali, o tendrá que hacer Bruselas. Recuerdos amargos aparte, y sin olvidar nunca la pobreza de sus slums, Bombay es una metrópolis interesantísima y con una gran personalidad, quizá el sitio de la India donde menos pegas vería para irme a vivir si algún día se me presentara la posibilidad.

Templo zoroastriano.

Jugando al cricket en el Oval park.

Los trenes de Bombay, imposibles en hora punta y sin puertas,
para que los viajeros se asomen bien por los huecos.

El paseo marítimo, no muy recomendable para bañarse pero sí para pelar la pava.

1 Comment

  1. Enviado por Macarena
    (Contacto Página)
    Muchas gracias por el reportaje que nos estas haciendo sobre la India, como todo lo que escribes es interesantisimo. Sigue por favor. Un abrazote

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Celebro que te guste el paréntesis indio. A ver cuánto da de sí!

    ~~~
    Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    Hola Chinochano,
    Como dice Macarena, es muy interesante. Te tendrían que contratar del ministerio de turismo indio.
    Saludos,
    Daniel.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    A ver si Narendra Modi te escucha y me ingresan unas cuantas rupias. O me envían un Tatamóvil

    ~~~
    Enviado por Adrián Martínez
    (Contacto Página)
    Namaste!
    Espero que estés disfrutando de tan colorida nación.
    La foto que titula este post, ¿Es tuya? Si es así, he de decir que me gusta mucho, está de postal. Y si no lo es, igualmente: buena elección.
    Un saludo con mucho gofio!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Es mía, como todas las del post (Dhobi Ghat, el barrio de las lavanderías). La verdad es que hace más de un mes que regresé de la India, pero aquí sigo contando cosas de ella, por descansar un poco de China.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.