Buen cine taiwanés más allá de Ang Lee

En más de una ocasión he recomendado aquí películas chinas, pero nunca, que yo recuerde, he hablado de películas de Taiwán, donde también se hace buen cine, aunque en general con presupuestos más modestos. De Taiwán todo el mundo conoce al maestro Ang Lee, aunque muchas de sus películas trascienden ya lo que se consideraría cine de esa isla. Otro famoso director taiwanés es Hou Hsiao-hsien, pero lo poco que yo he visto de él me parece aburridamente arty y personalmente no lo recomiendo.

La película que traigo hoy es A Sun, que en español se ha traducido como «El Sol que abrasa», dirigida por un tal Chung Mong-hong y que ha llegado ante mis ojos porque está en el catálogo de Netflix y esa plataforma, sabedora de mis gustos, me la recomendó a mí. La cinta ganó el premio a la mejor película taiwanesa de 2019 y representará a la isla en los próximos Oscar, donde no me atrevería a decir que vaya a ganar la estatuilla a la mejor peli extranjera, porque prácticamente desconozco todo de sus 200 competidoras, pero me da que podría ser una de las favoritas.

A Sun es un drama familiar que salvando distancias podría recordar un poco a Parasite, la gran sorpresa coreana que ganó el Oscar de 2020. Hasta en el cartel, como podéis ver (ambas se estrenaron en el mismo año, así que no creo que haya habido inspiración de una en otra). A Sun, sin embargo, tiene menos de comedia, aunque haya algún pequeño toque de humor, y es más dramática en muchas escenas, yo diría que llega a ser lorquiana en algunos lances de la historia.

La película tiene una fotografía muy bien cuidada, que os ayudará a conocer un poco Taipei y el tan particular mundo taiwanés (parecido al chino pero con sus peculiaridades), una música a veces muy simplona pero que sabe acompañar bien, y unos actores contenidos como buenos asiáticos que son pero que con su contención transmiten mucho. A mí me ha encantado, porque me ha recordado un poco en su artesanía y en su dramatismo a algunas películas de Sorogoyen, que creo que es el mejor director español actual. Quizá lo que a muchos eche para atrás es su duración, ya que el film dura sus buenas dos horas y media, pero oye, luego os veis series de 100 capítulos y no os quejáis.

A Sun estaba pasando muy desapercibida, dado que el cine taiwanés raramente llega a otros mercados, pero entre que Netflix la está rulando y que algún crítico estadounidense ya va diciendo que es la mejor película que vio en 2020, podría dar sorpresas. Si una familia coreana dio la campanada en 2020, ¿por qué no podría hacerlo una taiwanesa en 2021?

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.