Caña al otro bando

Sigo impresionado e indignado con lo de Harbin, siento volver a escribir sobre ello. Pero esta vez no me toca hablar mal del Gobierno chino (que no es lo mismo que los chinos, que conste), sino de la prensa extranjera, que a veces es aún peor.

¿Alguien sería tan amable de explicarme por qué gran parte de las fotos que estos días están saliendo en la prensa extranjera (sobre todo Reuters) son tomadas en el crepúsculo? ¿Qué pasa, que ahora está de moda darle un toque romántico al periódico? ¿O es que el fotógrafo no llega a tiempo de hacerlas por el día?

Claro que le da tiempo. Lo que pasa es que al hacer la foto al atardecer, el sol se refleja en el agua, y ésta sale de color rojo, amarillo… En fin, cualquier color de sustancia tóxica, para asustar a la gente, crear alarma social, y sobre todo, sobre todo, vender fotos y periódicos, que este oficio está mu mal.

Desde luego, qué vergüenza. Joroña que joroña.

Otra cosa que me parece tremenda es que, cada vez que el ejército chino manda unos cuantos soldados a ayudar en un desastre natural (inundación, epidemia, terremoto, lo que sea), las agencias extranjeras tienen que salir con el mismo titularcillo licencioso: “China MOVILIZA A SU EJÉRCITO para hacer frente a…” Da igual que sean 100 soldados, o que se encarguen sólo de tareas como repartir comida. China moviliza a su ejército, esto es la guerra, invadamos de paso Taiwán.

Teniendo en cuenta que los soldados chinos son dos millones, y que normalmente para un desastre natural se envían, en los casos más graves, unos 10.000, lo que se está empleando es un 0,5 por ciento de los efectivos nacionales. Así que, por favor, piriodistas extranjeros, dejad de movilizar cosas, que están muy bonitas donde están.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.