Chengde y su pequeño Potala

En efecto, la foto que puse en el post de ayer (ver post de ayer) es el templo de la Doctrina Potaraka en la ciudad de Chengde, más conocido como el “Pequeño Potala” por su parecido con el famoso templo, monasterio y palacio que hay en Lhasa, la capital tibetana. Este es el Potala “de verdad”, el tibetano:

Mi objetivo era que en el pasatiempo de ayer todos dijérais: “¡Es el Potala de Lhasa!”, pero está visto que no se puede engañar a nadie. El ganador del pequeño concurso es, una vez más, el ínclito

Zhenru

Quien ya mostró en marzo que es el rey de los anagramas.

Estuve por ofrecer de premio un viaje al lugar en cuestión desde Pekín (4 euros), pero me contuve porque no todos leen esto desde la capital china y a lo mejor alguno me reclamaba un vuelo desde Santiago de Chile, por poner un ejemplo.

Chengde era una residencia de veraneo de los emperadores Qing, desde el siglo XVII. Siguiendo la mala costumbre ya comentada hace unas semanas aquí, lo podríamos llamar “El Aranjuez de China”, o “El Palacio de La Granja de China”.

Para mi gusto, es más bonito aún que el Palacio de Verano de Pekín, con sus caminitos por entre los estanques, sus ciervos, sus montes, la Muralla China cerca…

Los monasterios y templos que hay alrededor de esa residencia de verano son muy originales, cada uno con un estilo arquitectónico distinto. Es habitual que el que venga a China acabe hasta las narices de ver templos y le parezcan todos iguales, pero los de Chengde no aburren. Hay otro sitio en China que también tiene monasterios originales, cada uno de un estilo: la fantástica montaña de Wutaishan, también relativamente cerca de Pekín.

Si hay que ponerle un pero a Chengde es el elevado precio de entrada en sus lugares históricos. La residencia de verano, que está no demasiado bien cuidada, cuesta ¡9 euros! y cada monasterio de los alrededores ¡entre 3 y 5 euros! Visitando todo lo visitable, enseguida te sube la cuenta a unos 30 euros, lo cual me parece excesivo.

Así que, si vais por allí, os recomiendo que intentéis los siguientes trucos para ahorrar yuanes:

-Decid que residís habitualmente en Chengde y tenéis “nianpiao” (entrada anual).
-Llevad una capa o poncho amarillo, y un colgante de Buda en el cuello, y decid que sois budistas venidos del lejano Panillo, que venís a rezar.
-Hay algunos muros alrededor de los monasterios que no son tan altos como parecen.

Por otra parte, si algún responsable de turismo de China leyera alguna vez, por casualidad, este post, me gustaría pedirle que por favor el país deje de cobrar entrada por lo siguiente:

– Subir una montaña.
– Entrar en un pueblo, por muy bonito que sea.
– Entrar en un recinto sagrado.

Hoy lo obligatorio era homenajear a Zhenru, pero no quiero dejar de comentar la gran noticia del día en Pekín: la ciudad ha aparecido hoy completamente cubierta de arena, por todas partes. Una capa amarilla en los tejados, los autos, las aceras, la calzada… Ya os había hablado de las tormentas de arena pequinesas, pero a pesar de todo, jamás había experimentado una cosa como la de hoy. Algún día nos encontraremos con algo así al levantarnos:

1 Comment

  1. Enviado por Zhenru
    (Contacto Página)
    Muchísimas gracias por la corona, hubiésemos preferido billete de avión Alicante-Shanghai para 2.10 personas, pero…Bromas aparte, aquél Adriano de las Cortes, natural de Tauste, Zaragoza, inspirador de “Un aragonés en China”, cronista de un “Viaje de la China” , digo que tal Padre Adriano en llegando en “Nuestra Señora de Guía” a tan lejanas tierras no escribió tan formidables crónicas como las que leemos a diario en tu blog, Chinochano. Espero verlas publicadas algún día, como aquellas del jesuita. En tanto en cuanto, y a la espera de un pronto anchonicho, recibe un cordial saludo.

    ~~~
    Enviado por jtortosa
    (Contacto Página)
    Me adhiero a la felicitación de Zhenru. Desde que hace unos días dí con Chinochano, procuro no perdérmelo. Interés interesado por mi próximo viaje por allí (como tantos “quisques”). Recibe un agradecido saludo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    gracias también a ti por los elogios, y por la información futbolera de hace unos días. No conocía a ese jesuita, pero pardiez que hay que informarse de quién es ese antecesor… jope, vaya sueño el publicar un libro, pero no sé ni que formato le daría, porque escribo un poco disperso… Quizá en el futuro, cuando el tiempo me permita poner las cosas en orden.

    gracias jtortosa, espero que no te pillen las tormentas de arena cuando vengas a China, y que cuentes aquí tus experiencias viajeras, si lo tienes a bien.

Responder a chinochano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.