Chi chi chi, Na na na, los mineros de China

 

Tras unos días en los que la actualidad internacional miró fijamente a China, por la concesión del Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, la atención mediática se fue ahora a las antípodas del gigante asiático, concretamente a un país de parecido nombre, Chile, y con más de un lazo en común con China, precisamente por ese similar nombre (no lo explicaré porque ya se comentó años atrás en el blog).

Para mí, tan alucinante como la historia de los mineros chilenos en sí ha sido su seguimiento mediático. CNN, por ejemplo, transmitió minuto a minuto el rescate, que duró, si no me equivoco, más de 24 horas, y algo similar hizo la televisión china CCTV. No creo haber visto algo igual, ni con otros fenómenos noticiosos recientes (ni en los atentados del 11-S estuvimos 24 horas con la misma noticia en la tele, vaya). ¿Cómo se puede estar cubriendo un acontecimiento que dure un día completo sin que el presentador se muera de agotamiento? La verdad es que no lo sé, porque yo acabé exhausto a las dos o tres horas.

Medios de comunicación aparte, el accidente y todo lo que le ha rodeado tiene muchos aspectos que pueden extrapolarse a China. Por citar algunos:

1) En China pasó este año algo similar. En marzo y abril, una mina de carbón se inundó, dejando atrapados a los trabajadores durante días, y su rescate fue transmitido en directo por la televisión china, que calificó el salvamento de «milagroso». Aunque el tiempo de espera dentro de la mina china fue inferior a los dos meses de los trabajadores chilenos -los chinos sólo estuvieron «ocho» días- los atrapados eran muchos más, 153. La operación no fue totalmente exitosa, porque sólo salieron vivos 115, pero también tuvo mucha resonancia en China (y también en la prensa internacional, aunque definitivamente mucho menor que el suceso chileno). En el caso chino, también se acusó al Gobierno comunista de usar el rescate con fines propagandísticos, de la misma forma que en Chile algunos han criticado el hecho de que el presidente Piñera se «hiciera la foto» con los rescatados.

2) A muchos chinos esta buena noticia les recuerda muchas malas noticias. Y es que en China, rara es la semana en que no haya accidentes mineros, a veces con decenas de muertos, sobre todo en las minas de carbón, la principal fuente de energía del país. Muchos de esos accidentes se producen precisamente cuando el resto del país está en fiestas (por ejemplo, en las proximidades del Año Nuevo) porque en esos días es cuando el país consume más electricidad, y por tanto aumenta la demanda de carbón para las centrales térmicas. Lo cierto es que el Gobierno chino lleva años buscando la forma de reducir la siniestralidad, con toda clase de medidas (la última, obligar a los capataces a bajar también a los pozos, para que a algunos se les quiten las dudas a la hora de invertir en seguridad laboral) pero no acaban de cuajar y la cifra de muertos cada año se mantiene en unas 3.000 anuales, toda una sangría.

3) China no pierde ocasión para ponerse medallas. Después de conocerse el éxito del rescate en Chile -pero no antes, por si acaso- el Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha recordado que algunas de las maquinarias empleadas en la costosa operación de salvamento eran chinas. ¿Y qué no lo es hoy en día, verdad?

4) Cobre chileno y China están fuertemente conectados. La accidentada mina de San José producía oro y cobre, metal este último del que Chile es el mayor productor mundial. China, por su parte, es el primer consumidor mundial de ese material, esencial para muchas industrias. Y China es, hoy por hoy, la compradora de gran parte del cobre chileno, hasta el punto de que la dependencia económica de Chile con China se ha convertido en una de las mayores entre otro país y el gigante asiático. Los economistas apuntan a que desde que China se puso a comprar masivamente cobre chileno, el precio de ese producto se ha disparado, lo que ha contribuido en gran medida a que Chile sea hoy por hoy uno de los países más desarrollados de América Latina. Es posible, aunque no lo puedo asegurar, que el cobre que los 33 mineros cuya vida ha cambiado para siempre extraían antes del accidente tenía China como destino.

PD: ZaiChina os comenta hoy más cosas sobre el alcance mediático que el rescate chileno ha tenido en China.

1 Comment

  1. Enviado por sa ve al
    (Contacto Página)
    Precisamente me ha llamado la atención que en el telediario, contando la noticia del rescate de los mineros chilenos, acabaran contando los accidentes mineros en China con gran extensión.

    ~~~
    Enviado por Gonzalo
    (Contacto Página)
    A diferencia de otros rescates mineros en el mundo, en Chile no se supo que estarian con vida despues de 2 semanas de ocurrido el derrumbe. Habia pasado muy poco tiempo desde el terremoto (Feb 2010)y muchos de los paises criticaron a chile por su bajo nivel de reacción posterior a este incidente, por lo tanto los ojos estaban puestos en como se reaccionaría.

    Otro determinante del caso chileno es que estos estuvieron a mas de 600 Mts bajo tierra, mientras que en Wangjialing fue a cerca de 200 mts.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Lo que me resulta mas curioso es la amistad por orden alfabetico

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Eso dicen… Por esa regla de tres, españoles y eslovenos deberían llevarse bien (Slovenia y Spain).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.