Chico juguetón

Hace unas semanas encontré en internet esta interesante imagen: un viajero occidental en la China de los años 60 (o 70, quién sabe), con una revista Playboy en la mano. Uno de los chinos observa la revista con curiosidad.

Décadas después de que esa foto fuera tomada, las revistas pornográficas y eróticas están teóricamente prohibidas en China (digo teóricamente porque en las librerías hay, por ejemplo, revistas del tipo FHM, o libritos de chicas desnudas con la excusa de que hagan de modelos para pintores y dibujantes). Playboy, en todo caso, está presente en el gran mercado oriental en forma de marca de ropa.

Pese a que la revista Playboy esté prohibida en China, no es difícil acceder a ella desde internet, e incluso hay webs oficiales chinas que enlazan a algunas de sus portadas, como por ejemplo China.org, gestionada directamente por el Gobierno. Contradicciones de este país.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.