China en la Expo de la Enagua

Estando en España este mes, y en Aragón para ser más exactos, no podía dejar de ir a ver la Expo de Zaragoza, que está dedicada al agua y es una bonita oportunidad para conocer otros lugares del mundo.

Entre los países participantes hay grandes ausencias, sobre todo de países anglosajones (ni Reino Unido, ni Irlanda, ni EEUU, ni Australia, ni Nueva Zelanda, ni Canadá). En fin, con su pan se lo mojen, el caso es que sí que está China:

Su pabellón. Rojo por fuera…
…azul por dentro.

El pabellón de China no es uno de los que más éxito está teniendo (los más elogiados, y por tanto los que más cola tienen, son Japón, Alemania, Marruecos y Kazajistán), pero tampoco está tan mal. Quizá lo que le pasa es que quiere dar demasiada información y satura un poco a los visitantes. Los pabellones que más gustan a la gente son los que tienen cuatro cosas bien puestas y te enseñan cosas de forma original. Importa más la forma que el contenido.

Los chinos, que celebran la próxima Expo Universal (en Shanghai en 2010) han hecho un trabajo digno en el pabellón, que básicamente cuenta los problemas que el país ha tenido desde siempre con el agua (sequías en el norte, inundaciones en el Yangtsé y el Amarillo, etc) y lo que intenta hacer para solucionarlos, defendiendo a capa y espada sus macroproyectos de la presa de las Tres Gargantas y el gran trasvase de agua del Yangtsé al norte del país.

El pabellón incluye cosas curiosas, como un reloj de agua que parece salido de una peli de ciencia ficción,

o unos huesos sagrados en los que hay inscrita una de las primeras formas de escritura del mundo (esto yo no lo había visto ni siquiera en los museos de China, seguramente porque no iba atento).

También tiene algunos juegos para los niños, que no gustan tanto como el que hay en la pared del pabellón lituano (hay que verlo, no se puede explicar) pero lo intentan por lo menos. Hay por ejemplo un telescopio con el que ves dragones volando,

una pantalla desde la que puedes tocar virtualmente música con una ocarina de agua china,

y una báscula que, al ponerte encima, calcula la cantidad de agua que tiene tu cuerpo.

Como hacen otros países en sus pabellones, China usa el suyo para promocionar otras cosas, no sólo hablar de agua, y por supuesto hay mostradores con información de los JJOO de Pekín y la Expo 2010 de Shanghai. Emociona ver, por otra parte, que publicita viajes turísticos a sólo un lugar: la provincia de Sichuan, que quedó la pobre bastante destrozada por el terremoto de mayo.

Chengdu es la capital de Sichuan, provincia donde habitan la mayoría de los pandas.

Los zaragozanos, con su retranca aragonesa habitual, han destacado del pabellón chino, sobre todo, que la mascota de la Expo 2010, que aparece en el exterior del pabellón, es una «copia falsificada» de Fluvi, la mascota de la expo zaragozana. La verdad es que el color es idéntico, pero bueno, creo que es sólo casualidad, no creo que los chinos estén tan faltos de ideas.

1 Comment

  1. Enviado por mario z
    (Contacto Página)
    http://es.youtube.com/watch?v=yKdAcfPzcNc

    ~~~
    Enviado por jorge
    (Contacto Página)
    y ese vídeo? no haces un comentario ni nada?

    ~~~
    Enviado por mario z
    (Contacto Página)
    http://es.youtube.com/watch?v=yKdAcfPzcNc

    ~~~
    Enviado por Vanessa
    (Contacto Página)
    si, sobretodo se van a copiar del chungo de Fluvi…..

    ~~~
    Enviado por Uter
    (Contacto Página)
    Yo entré al pabellón a los 5 días de que se abriera la Expo y por lo que cuentas me da la impresión de que aún faltaban muchas cosas, pues por ejemplo los huesos no me suena que estuvieran (igual no estuve atento, pero con lo que me atrae a mí una inscripción, me extraña), y por ejemplo el periscopio y bastantes pantallas no funcionaban. Y en general vi poca información. Me pareció una sosada pabellonil, eso sí el vídeo me lo tragué entero y me POSTRO ante el pabellón de China de Shanghai 2010, menuda maravilla.

    En mi próxima visita en agosto volveré a entrar pues, ya que parece que ahora está más completo.

    ~~~
    Enviado por Wasabi
    (Contacto Página)
    A mi me encanta una azafata china. Lo malo es que no se no que decirle, ni donde vive ni nada. Mira que me he leido un monton de veces el manual de ligoteo chino y nada de nada.

    ~~~
    Enviado por jota
    (Contacto Página)
    Hola, veo que usan la escritura no simplificada, al menos para los carteles y títulos. ¿Se vuelve a considerar que la cultura como un valor positivo? ¿Qué pasa con la generación XY que aprendieron solo simplificada y no se perdieron parte significados con las simplificaciones múltiples?
    Gracias

    ~~~
    Enviado por jota
    (Contacto Página)
    Perdón, revisión del anterior

    «Hola, veo que usan la escritura no simplificada, al menos para los carteles y títulos. ¿Se vuelve a considerar la cultura como un valor positivo? ¿Qué pasa con la generación XY que aprendió sólo simplificada y se perdó parte de significados con las simplificaciones múltiples?
    Gracias»

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Wasabi: a mí las que me gustaron fueron las azafatas turcas, y tampoco supe qué decir… Con las chinas es sencillo entrar, es muy, muy, pero que muy difícil que te den un corte.

    Jota: bueno, la usan en obras artísticas, como la caligrafía, pero la mayoría de los chinos entienden los caracteres tradicionales, en sus ojos no son tan diferentes de los simplificados.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    mario Z, no consigo entrar en el vídeo que enlazas.

    ~~~
    Enviado por DYLIS
    (Contacto Página)
    ESTABA ALLI 1 DE JULIO TAMBIEN PARA VISITAR LA EXPO, FUE BASTANTE DIVERTIDA, PERO EN ZARAGOZA HACIA DEMACIADO CALOR, CASI NOS MORIMOS DEL CALOR.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    yo en cambio hubo un día (12 de julio o algo así) que pasé mucho frío, como casi todos los visitantes, que hasta iban en bolsas de basura para abrigarse…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.