Con la venia, señoría

 

Una estudiante de Derecho en Zaragoza, llamada Carmen, me pidió el otro día que hablara un poco del sistema judicial chino. No sé demasiado del tema, pero voy a contar algo aquí, porque además tengo a los «peticionarios» bastante olvidados, hace tiempo que les he prometido hablar de varias cosas y aún no lo he hecho.

Lo que más llama la atención del sistema judicial chino, y sale muy a menudo en los periódicos, es el amplio uso de la pena de muerte. Más de 60 delitos reciben esta pena, incluidos algunos no de sangre como corrupción y narcotráfico a gran escala. El tema es bastante conocido, así que no ahondaré mucho en él.

Otra cosa muy llamativa de la Justicia china es el gran número de juicios cuyo veredicto es la culpabilidad: más del 90 por ciento, según las cifras de años anteriores. Esto es un poco raro, en otros países el porcentaje es mucho menor, y parece indicar que en los tribunales de China una persona es culpable hasta que se demuestre lo contrario. Hay que tener en cuenta, a este respecto, que muchos de los juzgados han confesado su crimen, y que muchas confesiones son obtenidas bajo tortura, por policías que cobran «a destajo»: cuantos más culpables detengan, más cobran. Una vez más, capitalismo del más vil aplicado de forma absurda en un país que dice ser comunista. Más de un Crimen de Cuenca ha acabado saliendo en China debido a este aborrecible sistema (gente condenada por delitos que ni siquiera existieron).

La escasez de veredictos de inocencia no indica que en China haya malos abogados, aunque quizá sí que hay pocos. Los buenos abogados son incluso famosos en China, porque además algunos de ellos han defendido a periodistas, activistas de derechos humanos y otros acusados de crímenes de conciencia, por lo que se han convertido, quizá sin quererlo, en algunos de los principales defensores de los derechos humanos en China.

A falta de organizaciones que puedan condenar las violaciones de derechos humanos, estos letrados, buenos conocedores de las leyes chinas y por ello sin menos miedo a hablar que otras personas, son los grandes denunciadores de injusticias y protectores de los que las sufren.

Hay muchos ejemplos, quizá uno de los más famosos es Chen Guangcheng, un abogado ciego que luchó contra la aplicación de abortos forzosos y después fue encarcelado por alterar el orden público, en una sentencia bastante opaca. Otro destacado abogado que acabó siendo perseguido por las autoridades es Gao Zhisheng, que defendió a practicantes de Falun Gong. Y también está Mo Shaoping, que ha defendido a muchos famosos disidentes y periodistas.

Sobre las leyes chinas en sí, no puedo decir demasiado, estoy bastante pez en el tema, pero siempre he oído que en general son buenas, están bien redactadas y bastante avanzadas, en muchos casos comparables a las de Occidente. El problema, claro, está en su aplicación.

Y en la independencia de los jueces: a los chinos, simplemente, no les cabe en la cabeza que la Justicia sea completamente independiente del Ejecutivo. Para ellos ha de obedecer al Gobierno. Por ello, a veces cuando algunas decisiones judiciales en el extranjero les afectan (por ejemplo, demandas de miembros de Falun Gong en España contra los líderes comunistas chinos) Pekín se queja directamente a los gobiernos, como pensando que ellos podrían poner fin a esos procesos judiciales.

Otra cosa remarcable de la Justicia china es el mantenimiento de una costumbre secular: los peticionarios, palabra que usé al principio de este post. Son gente que cree que está sufriendo una injusticia pero que no le van a hacer ni caso en su pueblo,así que va a Pekín u otras grandes ciudades para intentar hablar directamente con el presidente de China o algún mandamás similar. Es cierta herencia de la época imperial, en la que los súbditos hablaban directamente con el monarca o alguién de la Corte para que resolviera sus pleitos, por pequeños que fueran… Hoy en día, es muy complicado que lleguen a hablar directamente con el señor Hu, pero al menos hay una oficina que recoge sus peticiones y promete hacer algo con ellas, al estilo del Defensor del Pueblo. A veces a estos peticionarios los tratan bastante mal, todo se ha dicho, les encierran en naves para que no causen disturbios en fiestas importantes y cosas así.

Gran crónica del sistema judicial chino es la preciosa película de Zhang Yimou Qiu Ju va a juicio, a la que ya he nombrado y alabado innumerables veces en este blog, quizá porque es mi película china favorita.

Y para terminar de forma ligera un tema algo serio, una foto de nuestra abogada favorita…

1 Comment

  1. Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Son buenas y estan bien redactadas, dices de las leyes Chinas… probablemente, pero no dejan de tener un lenguaje legal muy curioso… por alegacion al grupo «Falun Gongm», me llama la atencion el que el gobierno Chino, dice la ley, protege el derecho a las actividades religiosas NORMALES… Y quien dice lo que es normal y no? quien lo juzga? es un termino tan amplio, ambiguo y alegal que es una de las raices de los abusos legales… eso y el famoso dicho, las montanas son altas y el emperador esta lejos (o algo asi). En China, en muchos casos, la interpretacion y aplicacion de la ley queda en manos de los gobiernos locales, que la aplican como y segun quieren, estricta o benigna, segun les convenga… de aqui tambien la costumbre (muy util para obtener resultados rapidos) de los sobres rojos (sobrecitos con dinero). Lo de la ley es igual para todos tambien es cierto en China… bueno, mas o menos

    ~~~
    Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    Excelente post, vive Dios, y eso que estas de vacaciones. En mi humilde experiencia con el sistema judicial chino, decir un par de cosas: primero, la ley se aplica en primera instancia por la policia, que es juez y parte y trata de resolver los asuntos sobre la marcha segun su criterio (doy fe). Y segundo, las leyes, de las que por desgracia me he tenido que leer unas cuantas, no es que esten mal, pero son muy generalistas y a veces utopicas, topicas y de grandioso lenguaje. Los reglamentos que deben acompañarlas luego muchas veces ni se publican o son igual de difusos. Y sobre los jueces, que conozco a una, son nombrados por las autoridades provinciales y hasta locales, con lo que su imparcialidad queda en entredicho y muchas veces simplemente sirven a su señor.

    Sobre la peli de Qiu Ju totalmente de acuerdo… aunque ya sabes que en cuanto aparece Gong Li un servidor esta perdido para la causa. Un saludo.

    ~~~
    Enviado por Josema
    (Contacto Página)
    Sorry, el comentario de arriba es mio pero no salio la firma.

    ~~~
    Enviado por Caminoachina
    (Contacto Página)
    Pues ya que hablas de peticionarios, podrías escribir algún día sobre Falun Gong (o igual ya lo has hecho?) Soy una gran ignorante de China y sus cosas, y siempre me ha despertado la curiosidad… Son buenos, malos o regulares?

    ~~~
    Enviado por manuela
    (Contacto Página)
    Hola! sólo saludarte desde Murcia, y decirte que te leemos desde hace bastante tiempo.(Nos lo pasamos muy bien con tus comentarios y curiosidades chinas).
    Somos una pareja que espera desde hace más de 20 meses poder ir a la China capuchina en busca de NUESTRO MAS PRECIADO TESORO.
    Un SUPER ABRAZO
    Manuela y Abel

    ~~~
    Enviado por xiaoc
    (Contacto Página)
    Mientras que no halla demogracia en china nunca habra un sistema judicial independiente,y si no es independiente nunca podra aplicar justa y correctamente las leyes aunque estan muy bien confeccionedas. La justicia china actual no esta al servicio del pueblo, sino de un partido.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    sobre Falun Gong: cuando llegue a China ya estaba ilegalizado. No puedo opinar mucho sobre ellos, el gobierno chino lo llama «culto diabólico» y hubo unos años en los que sacaba cada dos por tres muchas noticias en las que hablaba de creyentes de Falun Gong que habian matado a sus padres con saña porque estaban locos. Todo tenia tufo de mentira parda… Pero tambien he oido decir que muchos miembros de Falun Gong son realmente fanaticos religiosos, y el fanatismo, venga de donde venga, tampoco parece muy bueno… En fin, no demasiados datos como para poder opinar de ello con razon de causa.

    ~~~
    Enviado por carmen
    (Contacto Página)
    muchas gracias por el post!!!!!!! me ha encantado!! se despide la estudiante curiosa…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    de nada, gracias a ti por propnerlo…

    ~~~
    Enviado por Jesus
    (Contacto Página)
    Para cuando el Blog sobre Falun Gong?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    paso muchísimo de religiones… lo único que puedo decir es que a ver si los de Falun dejan de poner «Falun Dafa» en los billetes de yuanes, ¡que si no los taxistas no me los aceptan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.