Consultorio estival Chinochano (4)

Durante las próximas semanas, el blog está de semivacaciones, y en lugar de los posts habituales se dedicará a contestar preguntas que los lectores envíen a través del correo (chinochano2008@yahoo.es).


Pregunta de Daniel:

Partiendo de la base de que los medios occidentales ofrecen un relato sesgado de la realidad en China, centrándose sobre todo en los aspectos negativos del país (fenómeno que es probable se reproduzca con otros países, pero que es difícil de negar cuando uno vuelve a su país y se da cuenta de la imagen que se tiene de China en el exterior), me gustaría saber por qué pasa esto. ¿Es responsabilidad de las redacciones en Madrid, Londres, París y Nueva York, que son los que al final deciden los temas y ponen el titular? ¿Es culpa de los corresponsales? ¿Cómo es posible que la inmensa mayoría de gente que escribe sobre China no lea ni hable chino?

Empiezo por tu última pregunta. Hablar chino requiere un esfuerzo sobrehumano, cuatro o cinco años estudiando SÓLO ESO, sin trabajar, usando todo tu tiempo en ello. El periodismo exige personas con sensibilidad especial para saber lo que interesa a la gente, afán por saber, y gracia y salero a la hora de contarlo o escribirlo (lo complicado del periodismo no es estudiar las cuatro cosas que hacen falta para serlo, sino tener ese espíritu). Personas que se encuentren en los dos conjuntos (los que hablan chino y los que tienen madera de periodista) debe haber muy pocos en el planeta, menos de los que pensamos, porque además son dos personalidades antagónicas: el estudiante de chino en serio se encierra en el estudio años, el periodista de raza quiere salir, viajar, ver mundo y conocerlo todo y a todos. Por eso creo que no hay periodistas españoles que hablen bien chino, y me temo que sólo los habrá cuando haya bodas mixtas chino-españolas y el hijo salga con vocación de Larra (de ésos hay muchos en el multicultural EEUU por ejemplo, por eso allí hay muchos periodistas que realmente saben chino). Respecto a quién tiene la culpa de que la imagen de China sea sesgada, yo creo que la mayor culpa es del Gobierno chino. Como es oscurantista y censor, muchos periodistas extranjeros le cogen manía y pierden la objetividad. Acabaré diciendo que uno de los periodistas que mejor supo entender China, siendo objetivo y explorando más allá de los tópicos, no sabía ni jota de chino: Rafael Poch, corresponsal de La Vanguardia entre 2003 y 2008 (más o menos).


Pregunta de Alejandro:

Fui a Shenzhen hace no mucho y siempre he querido hacerme fotos en una máquina de hacer fotos que tanto usan los adolescentes. ¿Sabes cómo se llaman? Gracias de antebrazo.

He tenido que mirar en la Wiskibestia otra vez, para descubrir que en chino se llaman Dadoutie (大头贴), que no sé muy bien de dónde vendrá (大 es grande, 头 es cabeza, y 贴 es pegar o adherir). Son un invento originado de Japón, donde tienen un nombre fantástico, purikura (nunca se me olvidará, teniendo en cuenta que tengo una hermana enfermera que se llama Purificación). Purikura viene de «purinto kurabu», una japonesización de «print club». Para los que no estén entendiendo nada de lo que estamos comentando Alejandro y yo, estas máquinas son unos fotomatones muy populares en toda Asia Oriental, donde los adolescentes, especialmente las adolescentas, se hacen fotos con los amigos y luego tienen la opción de imprimirlas con marcos divertidos, románticos o raros. Unos ejemplos:


Pregunta de Hunbei:

Si el putonghua es el dialecto de Pekín, ¿por qué los taiwaneses lo hablan mejor que los pekineses? ¿Cuántas cervezas hay que tomarse para que el taxista te entienda al decir Sanlitunrrr™?

Porque muchos taiwaneses provienen de Pekín, de las familias «bien» que dominaban China en los años 30 y 40 y tuvieron que huir a la isla al llegar los comunistoides. A veces Taiwán es más china que China… Sobre el número de cervezas, me vale cualquiera que tenga al menos dos dígitos.


Pregunta de Isabel:

¿Qué piensa la gente de la calle de las adopciones internacionales? Llevo mucho tiempo intentando averiguarlo pero no encuentro nada. Verás, en nuestro viaje algunas personas se acercaban a tocar la cabeza de nuestra hija porque decían que era una niña afortunada. Otros, en cambio, parecían muy apenados por ella, porque iba a ser criada en otro idioma. Alguno incluso nos chilló, muy enfadado con nosotros. Y, por último, conocimos a bastantes que nos miraban extrañadísimos, como si no supieran que existiera la adopción internacional.

Otra vez el espinoxo tema… Los chinos, para empezar, opinan poco de éste y de cualquier otro tema. Sí les gusta cotillear, sacarle punta a asuntos graciosos de la actualidad o debatir cosas domésticas de su ciudad, pero en cuanto a debatir asuntos importantes del país, poco, la verdad. No les educan para debatir grandes asuntos, ni los medios les estimulan a ello, por lo que suelen repetir en sus «opiniones» las ideas que aparecen en la propaganda oficial. Su principal opinión en éste y otros «grandes temas» es la de que no vale la pena debatir esto si luego el Gobierno al final hace lo que le da la gana. Y también la de que los extranjeros no lo podéis entender porque no vivís aquí. En parte, tienen razón en ambas afirmaciones, por extrañas que nos parezcan a miles de kilómetros de allí.


Pregunta de Carlos:

Soy argentino, viviendo en Auckland, Nueva Zelanda. Hace unos meses estuve trabajando de mozo (mesero) en un salón de eventos, y esa noche había un casamiento de una pareja china. Como a lo mejor sabrás, la comunidad china en Auckland es bastante grande. La pareja parecía de buen pasar. Ella una conocida diseñadora de ropa local y él un profesional también reconocido en el medio. Los invitados eran chinos en su gran mayoría, con un porcentaje mínimo de blancos. Al llegar el momento de los discursos de las damas de honor, una de ellas leyó (primero en inglés, luego en chino) una carta de los padres de Natalie, la novia. La carta era muy emotiva, les deseaba muchos éxitos a los novios, y en ella los padres pedían disculpas por no estar presentes en la boda. Lo que dijeron fue algo como «lamentablemente, por tradición y respeto a tu abuelo, no podemos estar presentes allí en Auckland en este día tan importante». Me pregunté siempre cuál habrá sido la razón por la cual los padres se vieron impedidos de asistir. Claramente, no se trataba de enfermedad ni tampoco de imposibilidad económica. ¿Cuál pensás que fue la razón? ¿Hay alguna tradición familiar que impida a los chinos casarse en el extranjero o algo así? En la carta hablaban del «respeto al abuelo» como razón por no haber podido ir a la boda.

Tu pregunta me pestaba pareciendo un cuento de Cortazar, ¡qué virtud la de los argentinos para relatar, y qué enigmática carta! Pues no creo que podamos generalizar en esta historia, debe tratarse de un tema personal de esta pareja, no extrapolable a toda la cultura china, y del que sólo podemos sacar hipótesis. Usando la imaginación, se me ocurre que a lo mejor el abuelo se murió la misma semana de la boda, y los padres decidieron ir al funeral y no asistir a grandes fiestas esa semana. O a lo mejor el abuelo se llevaba mal con la familia del novio y prohibió a todos los de la estirpe acudir… ¡Un Romeo y Julieta chineozelandés!

1 Comment

  1. Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    ¡¡Que poco que te has mojado con mi pregunta, Chinochano!!

    Estoy en desacuerdo en lo de que aprender chino y ser periodista son dos cosas enfrentadas. Es precisamente ese «afán de saber» y de «ver el mundo» el que debería impulsar su aprendizaje. El chino no sólo se aprende estudiando, se aprende sobre todo viajando, hablando, viviendo con chinos, viendo películas, etc, etc, etc…

    Totalmente de acuerdo en lo de Rafael Poch. Él, por otra parte, reconocía la importancia de hablar chino y se lamentaba de no poder hacerlo (al menos eso me dijo antes de irse).

    Algún día escribiré algo más largo sobre esto. El problema es mucho más largo y complejo.

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    Madre mía, qué solicitado está en consultario. Está interesante.

    Yo leí en una página sobre buenas normas de educación chinas, que lo de ponerle a los niños la mano en la cabeza se consideraba un buen gesto, cariñoso. Te animaba a hacerlo con los hijos de los demás (supongo que si los conoces).

    Se me ocurre que los que felicitaban debían ser más disidentes (allí vivirá mejor que aquí), mientras que los enfadados serían los más nacionalistas (se llevan nuestros niños porque se creen que son mejores). Ésta última actitud la he visto alguna vez.

    Sea como sea, son niños sin familia, ¿no? Mejor tener familia en España que ser huérfano en China, ¿o no? O miembro de una familia que ha pensado que no es capaz de darte la vida que mereces.

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    En Japón usamos una máquina de esas. Son tan divertidas como horteras. Te haces las fotos y vas metiendo muñequillos y efectos.

    Por cierto, impagable la foto segunda, la del sexy boy al que alguien le tira de la oreja (???).

    ~~~
    Enviado por SeñorYgriega
    (Contacto Página)
    Venía también a defender la compatibilidad entre estudiar chino y salir y conocer, pero Daniel ya ha dicho lo que opino. Eso sí, las horas (años, lustros) e intensidad de estudio no te las quita nadie.

    Y sobre el tema de las opiniones de los chinos sobre los grandes asuntos, me atrevería a decir que cada vez existen más matices sobre la verdad que comenta chinochano. Y en parte, esto puede ser debido a la inevitable influencia de fuera: imagino que de vez en cuando los chinos deben tomar consciencia que desde fuera se cuestionan mucho los grandes temas de China, y se puedan aventurar a imitar esto levemente. Por supuesto, la persona o la situación son grandes condicionantes, cuando se trata de obtener o debatir una opinión.

    ~~~
    Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    Inconexo: la segunda foto es impagable. Asín que se llama 大頭貼 me lo apunto xD
    Yo creo que los medios españoles se copian a los ingleses. En muchas ocasiones esto se debe ano disponer de una fauna tipo Antonio: que sepa chino y que le guste investigar.

    Gracias por responder la pregunta! Por cierto, sé que eres del norte pero, te has enterado la que se ha organizado en Guangzhou con la televisión local?

    http://news.xinhuanet.com/english2010/china/2010-07/09/c_13392543.htm

    Qué opinión tienen los pequineses de los cantoneses? Leí hace no mucho que había gente difamando por internet que en cantón se come carne humana… es claramente un hoax pero, tú lo has escuchado alguna vez?
    Hotra bes grasias de hantebraso

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Daniel: bueno, quizá podría haber soltado aquello de que «es que el periodismo está fatal» o algo así, pero creo que lo de la crisis en el periodismo es algo que ya todos saben, y prefiero analizar otras cosas. Y de verdad creo que es un poco complicado el aunar dos caracteres: el meticuloso estudioso que acaba dominando el chino, y el culo inquieto hiperactivo que se dedica al periodismo. Me parecen caracteres tan opuestos que es difícil hallar gente que pueda caber en los dos.

    No estoy de acuerdo en que el chino se aprenda viajando, hablando y viendo películas: lo que se aprende así es la pronunciación, pero así nunca se coge vocabulario ni escritura. El chino se ha de estudiar como el derecho, con los codos jincaos. Es un idioma de empollar.

    Alejandro: sí, algo leí del tema y lo escribí en el curro. Apunto tu pregunta para el consultorio veraniego…

    ~~~
    Enviado por Olga
    (Contacto Página)
    Para Isabel (bueno, y para todos)

    Yo también soy madre adoptiva y también me vi en las dos situaciones que describes. Cuando nos gritaban (yo creo que era su forma de hablar «enfatizada») era, según nos tradujo nuestra guía, porque llevábamos a las niñas demasiado desabrigadas (tendrías que haberlas visto como iban) y porque la mayor, de 4 años, iba sentada en una sillita de paseo. Decían que la estábamos malcriando y les parecía fatal! Yo tampoco he llegado a saber qué opinan en general de la adopcion internacional, aunque supongo que, como en todas partes, habrá pensamientos de todo tipo. Bss

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Acabo de oir la noticia de que el Gobierno Chino ha montado una agencia para enterarse que noticias se dan sobre China en el mundo.

    Es posible que esten empezando a darse cuenta que en este mundo la opinion pública es importante y hay que conocerla.

    ~~~
    Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    Gracias Antonio. La verdad es que estoy algo harto de la mala fama que tienen los cantoneses en el resto de China. Realmente no son mala gente y muchos de los rumores tienen pinta de lo que hace el nacionalismo español con Cataluña: desinformar y distorsionar la realidad.
    En mi opinión Cantón es la Cataluña de China.

    Por cierto, en mis dos visitas a China no he visto un fenómeno que vi por la blogocosa anglosajona(chinasmack): coal mine boss. La pregunta viene: hay un debate en Internet sobre la opulencia y la gañanería de estas gentes comparado con su nivel intelectual en un país donde estudiar es sagrado?

    ~~~
    Enviado por Carlos Moreno (Sprocket)
    (Contacto Página)
    La última pregunta me ha parecido interesantísima. En mi boda china en Pekín, la abuela de mi mujer no vino a la boda pese a vivir en la casa de mis suegros. La verdad es que me sorprendió muchísimo e incluso le pregunté a mi mujer por ello, pero ella no me quiso contestar. La excusa de que es muy mayor no me vale porque hemos ido a muchos eventos familiares con ella y nunca ha dejado de venir a una comida o a lo que fuera. Me estoy pensando que debe haber alguna tradición de por medio que merece la pena investigar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    creo que en las bodas chinas hay tantos líos cómo con las españolas: que si no voy porque el yerno no me gusta, que porque fue por la iglesia, que porque estoy enfadado por temas de herencias… En todas las familias cuecen habas, vamos.

    Alejandro: me apunto lo del coal mine boss también para el consultorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.