Cuellodepaterías

Ya se ha contado en el blog en más de una ocasión que a los chinos les encanta comer partes de animales domésticos -garras de pollo, por ejemplo- que nosotros desdeñamos, y que muchas veces hasta tienen consideración de preciado aperitivo o incluso golosina para los niños y no tan niños. Quizá el aperitivo/golosina favorito de los chinos en este tipo de productos son los cuellos de pato, que suelen venderse troceados, ya cocinados para comerse fríos y sazonados de especias picantes (creo que son una ambrosía típica de Hubei, provincia del centro de China donde la comida suele picar lo suyo).

Los cuellos de pato son casi todo hueso, por lo que suelen ser un aperitivo entre comidas, más para entretenerse que para quitar el hambre, algo semejante a lo que en España sería comer pipas (en China también hay pipas, dicho sea de paso).

Estos cuellos son tan apreciados por los chinos que hay tiendas que se dedican principalmente a la preparación y venta de estas delicias cervicales. No es que sólo se dediquen a los cuellos de pato (también suelen tener cabezas, alas y garras de pato, por ejemplo) pero usan el cuello de pato como el principal reclamo en sus letreros, y algunas incluso se definen como “yabodian” (鸭脖店), lo que traducido literalmente podría ser una “cuellodepatería”.

Sólo en la manzana donde está mi casa, que forma parte de una de las calles de restaurantes más populares de Pekín (Guijie, la “calle de los fantasmas”), hay tres cuellodepaterías, señal de que hay mucha demanda. Os pongo fotos de las tres:

La tercera de las tiendas es de una conocida marca llamada “Hahajing” (哈哈镜), es decir, “espejo de la risa”, ésos de las casas de feria que te hacen más gordo o más delgado. No he conseguido averiguar si Hahajing es una cadena de tiendas o no, pero lo que sí sé es que los productos de la marca, con los cuellos de pato a la cabeza, se venden en muchas otras tiendas de Pekín, siempre con el mismo envoltorio verde y negro.

Si estáis en Pekín, olvidaos de consideraciones gastronómicas de vuestro país y pediros unos cuellos de pato. Hay dos modalidades, la la, “picante” y la weila, “poco picante”: os recomiendo la segunda, que pese al nombre os dormirá la lengua durante media hora. Y yo ahora me voy a comer unos cuellecitos que he comprado para documentarme para el post de hoy.

1 Comment

  1. Enviado por FJ
    (Contacto Página)
    Las revistas de detrás, ¿vas a leerlas acompañando la degustación gastronómica? 😉

    ~~~
    Enviado por Lx
    (Contacto Página)
    Y se te olvidan las lenguas de pato, también riquísimas 🙂
    Al final te gustó el paquete de cuello de Hahajing. :p

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    me gustó me gustó, aunque luego igual me costó dormir por tanto picante.

    FJ: bueno, también las uso para la higiene de Once, pero algo las hojearé.

    ~~~
    Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    ¿Son País semanales?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    lo son… pero bueno, hemos venido a hablar aquí de cuellos de pato, si no hablamos de cuellos de pato, cojo y me voy (voz de Paco Umbral)

    ~~~
    Enviado por woni
    (Contacto Página)
    jaja, estás algo desentrenado con el picante, yo por la zona de Guiyang he sido entrenado cual espartano y la comida del centro y norte de China solo me hace cosquillas (sin contar con los restaurantes “provinciales” especializados).

    Y si que es curioso ver que toman como “pasaratos” las mas diversas partes de animales ¿alguien recuerda la vida de brian? cuando vende cosas para picar tan raras como pezones de loba; pues la verdad es que en china lo superan, crestas de gallo, patas de gallo, cuellos de pato, pipas de sandia, cartílagos, lenguas de pato, etc

    ~~~
    Enviado por Zhin
    (Contacto Página)
    Con el pato asado, el cuero para muchos es una delicia, incluyendome, y lo otro que no son muchos fanaticos, pero los que son , son aferrimos, es el poto del pato, este es una delicia para ellos, yo los he comidos y su sabor es fuerte.

    ~~~
    Enviado por Fang
    (Contacto Página)
    En nuestro pueblo, es más bien dulce, como sabor barbacoa… La verdad es que dedicarse a sacarle los hilachos de carne entretiene una barbaridad.

    ~~~
    Enviado por comiendoconpalillos
    (Contacto Página)
    A mi me parece un manjar, además de ser entretenido, no hay nada mejor que comer patas de pato y ver el fútbol.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    mientras no sea chino (el fútbol, digo)…

    ayer comí partes de pato que ni sé lo que eran, pero estaban buenas también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.