Culebrita bonita

 

La fiesta de Año Nuevo Chino es en el país oriental, como en otros las Navidades, una celebración que los niños disfrutan mucho y que, por ello, está muy dirigida a ellos. La reciben con cierta ilusión capitalista similar a la de los niños de Occidente, ya que aunque no reciben juguetes de Reyes Magos, Papanoeles y otros superhéroes occidentales, sus padres y familiares les entregan sobres de dinero en sobres rojos. Esto, dicho sea de paso, les ahorra ver toneladas de horrendos anuncios televisivos de juguetes…

Este año, como ya decía en los posts anteriores, los chinos han entrado en el Año de la Serpiente, un animal que a un occidental en principio le puede resultar un tanto repulsivo. Pero en China, donde las serpientes pueden ser hasta un plato de lujo, la imagen de estos reptiles sin extremidades es otra. O por lo menos, se las intenta rodear de un halo positivo e incluso tierno e infantil, adaptando la fiesta, como digo, al gusto de los que más la disfrutan, los canijos. No hay más que darse una vuelta estos días por una ciudad china para ver muchos dibujos, muñecos o globos de culebrillas encantadoras a las que cualquiera querría adoptar como animal de compañía, sin necesidad de ser tan raro como Michael Jackson.

En los últimos días he reunido una buena colección de serpientes chinas con encanto, y os las ofrezco aquí todas de sopetón:

La siguiente es una sierpe que se coló entre una montaña de perros del Ikea:

Termino con un anuncio de zapatillas, algo más adulto…

…y con el sello conmemorativo de las fiestas para este año, que creo que no ha sido tan polémico como el dragón de 2012.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.