De Huesca a Estambul: álbum de viaje

Ya sabéis algunos lectores que recientemente he hecho un viaje de Huesca a Estambul por tierra: desde la puerta de Occidente, a la de Oriente, en tren y autobús. Algunos comentaristas me pidieron que hablara de ese viaje, así que a ellos les dedico este post en el que, por una vez, no hablo de China. Sobre todo, lo que quiero es poner fotos de los lugares en los que estuve. Sólo una de cada sitio, porque hice 1.700 fotos y todas juntas iban a alargar un poco este artículo.

Bueno, pues la cosa comenzó en Huesca, de la que poco os tengo que contar. La París de Aragón, que la llaman…

La cosa siguió en Barcelona, aunque allí sólo estuve una hora y no tomé fotos, así que os voy a poner la imagen del mejor monumento que tienen los de la ciudad condal hoy en día:

Después, Marsella, con su castillo de If (donde estaba el Conde de Montecristo) y la ermita de Notre Dame de la Garde, que sale en la siguiente imagen:

A continuación Milán, por la que tampoco me paseé mucho pues ya la había visitado otras veces, así que sólo os ofrezco la imagen que tomé de su estación:

También paseé por otras dos ciudades italianas, Trieste y Ventimiglia, pero llegué de noche a ambas.

El primer tramo del viaje, como veis, lo hice algo a matacaballo, pero es que no quería distraerme mucho con España, Francia ni Italia, que ya he visitado anteriormente.

Después arribé a Liubljana, capital de Eslovenia, que me encontré nevada y cuya riqueza me sorprendió, me sentí como en Suiza.

A continuación Viena, ciudad de la que, lo siento mucho, pero lo que más recuerdo es lo bordes que fueron media docena de vieneses conmigo (en un sólo día: mucha casualidad me parece). Eso sí, una ciudad muy monumental y muy apañada, y es el lugar donde España subió a la gloria deportiva, así que hay que rendirle pleitesía.

Luego llegó Bratislava, ciudad pequeña, con la gente algo tristona pero amable, y con un casco antiguo hermosísimo, aunque extrañamente vacío de paseantes (sería por el frío…).

Para seguir en Budapest, una de las ciudades más bellas que he visto jamás, donde cada casa es un monumento y el barrio de Buda, con esos colores y esas vistas del Danubio, es para enmarcarlo. No me extraña que luego la gente se haga budista.

El viaje continuó su ruta en Belgrado, que me pilló cansado y mojado por la lluvia, así que tal vez no la aprecié en todo su esplendor. Los serbios me cayeron muy bien, las serbias me parecieron diosas altas y en la tele serbia echaban Los Serrano.

Antes de salir de Serbia hice una escala en Nis, ciudad donde me perdí como un tonto y vi un castillo, un río y edificios comunistas como éstos.

Luego, Skopje, capital de Macedonia que guarda un tesoro en sus calles, con su barrio turco-albanés, su mezcla de mezquitas e iglesias ortodoxas, su música fantástica (se me pegó por siempre jamás la melodía de esta canción ultranacionalista, que me perdonen los griegos por ello) y su encanto de país pequeño (pese a tener nombre de viejo imperio inmenso).

Seguí en Salónica, Grecia, donde vi una de las cosas más espectaculares del viaje: en el paseo marítimo, al otro lado del mar, a 100 kilómetros de distancia, se divisaba el monte Olimpo, nevado, tras los barcos. Pero la foto que os pongo es de su iglesia de la Rotonda y su muralla…

Y finalmente, Estambul, el puente entre el continente de donde soy y aquel en el que vivo. No puedo describir con palabras lo que es, pues es demasiado.

¿Que más puedo decir del viaje? Pues…

1) Usé el Interrail para los desplazamientos, y aunque es cómodo, no me salió nada a cuenta debido a que ya no soy joven para la RENFE. Un consejo para los treintañeros: no lo compréis si hacéis un viaje así, es demasiado caro.

2) El alojamiento, salvo una excepción que no viene a cuento porque fue tontería mía, no fue muy caro para los niveles europeos, 10 euros lo más barato y 30 lo más caro. Alterné hostales con hoteles baratos, y aunque no me importa demasiado dormir en dormitorios con desconocidos, ¡hay que ver lo que roncan muchos viajeros, lo mal que les huelen los pies, y lo poco educados que son los que llegan a las 4 de la madrugada borrachos!

3) Con el inglés puedes vivir hasta en Júpiter. Con tanto lío de idiomas que hay en Europa, lo único que he aprendido es una cosa: en esloveno, a la gripe la llaman gripe.

4) Al principio tenía reparos por viajar en invierno, pero al final no me ha ido tan mal. Teniendo en cuenta que tuve algo de suerte (cuando llegué a Centroeuropa ya había terminado la ola de frío y se había restaurado el suministro de gas ruso) no pasé mucho frío, llegué a ir en camisa en alguna ocasión, tuve días bastante buenos -aunque me llovió en los Balcanes bastante- y conté con la ventaja de que hostales y trenes iban bastante vacíos, además de que las ciudades estaban más tranquilas de lo que imagino estarán en verano. La única pega es que en cada ciudad, sin excepción, el principal de sus monumentos -desde el Parlamento húngaro hasta Santa Sofía en Estambul, pasando por el castillo de Bratislava, por poner sólo unos ejemplos- estaba siendo restaurado y rodeado de andamios. Os juro que vi unos 20 edificios andamiados, al final pensé que era una conspiración contra mí o algo así. Pues habrá crisis, pero en el oficio de restaurador la cosa parece bastante boyante…

5) Un viaje así debería ser obligatorio en la vida. La mezcla de lenguas, de religiones, de gentes, de climas, de arquitecturas, en un espacio en realidad tan pequeño como es el centro y sur de Europa -imagino que el norte también, en otra ocasión lo miraré- es alucinante. Hay que verlo.

1 Comment

  1. Enviado por Tierrademayo
    (Contacto Página)
    Muy buen viaje.

    Yo he hecho La Coruña – Odense, Dinamarca; varias veces, pero ahora a un año de “no ser joven para la RENFE” es hora de hacer algo así. ¿no?

    Tomo nota, como siempre.

    Un abrazo.

    ~~~
    Enviado por DaRoiT
    (Contacto Página)
    Grande!!, como me ha recordado a mi Inter-Rail, como tu bien dices, hay que hacerlo alguna vez en la vida.

    Mi I-R: http://www.flickr.com/photos/daroit/collections/72157600078851678/

    ~~~
    Enviado por Aorijia
    (Contacto Página)
    ¡Menudo viaje te has marcado! Estás hecho un trotamundos.

    ~~~
    Enviado por An
    (Contacto Página)
    un viaje impresionante…como te envidio, por tener los recursos y poder hacerlo (que es lo más importante) si embarco a mi compañera en algo asi…al segundo día estoy solo 🙂 jajajajaja Saúdos e apertas meu

    ~~~
    Enviado por angel
    (Contacto Página)
    los vieneses llevan fama de bordes. ¿qué te paso a tí con ellos?.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Tierrademayo: si es que ya lo enseñan en la escuela: La Coruña, Lugo, Odense y Pontevedra.

    Daroit: ¡eh, estuviste en más países que yo! No vale…

    angel: pues varias cosas:

    -El primer vienés que me encontré, el de la información de la estación, se enfadó conmigo porque le volvía a preguntar cosas que no le entendía cuando me las explicaba en alemán.

    -Una chica en bicicleta me gritó, y probablemente me insultó aunque no la entendí, porque estaba yendo por su carril bici (lo siento, no conocía los carriles bicis austriacos, que no están demasiado separados de la acera).

    -La última vienesa que me encontré, la vendedora de billetes de la estación, me gritó porque yo le insistía en que podía viajar con el Interrail, sin pagar, a Bratislava, y ella no me creía.

    -En el hotel no me gritaron, pero un poquito de frialdad y chulería sí que les noté.

    Y alguna cosa más que afortunadamente ya he olvidado…

    ~~~
    Enviado por Quijote
    (Contacto Página)
    Ufff yo los vieneses no sé como son, pero los que sí que son bordes son los parisinos… En cambio los que sí son amables son los italianos.

    ~~~
    Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    ¡Qué envidia de viaje!

    “Tierrademayo: si es que ya lo enseñan en la escuela: La Coruña, Lugo, Odense y Pontevedra”

    Me encanta el ingenio que tienes para jugar con las palabras.

    ~~~
    Enviado por Paco
    (Contacto Página)
    Hola!
    Hace mucho que te leo y quisiera, en primer lugar, agradecerte los buenos ratos que me has hecho pasar y lo mucho que he aprendido sobre China. Y después, romper una lanza por los vieneses. Llevo tres años viviendo aquí (o sea, en Viena) y he tenido muy pocos, pero muy pocos problemas. La gente es mucho más amable que en Madrid, por lo general. En cualquier caso, supongo que sería por el frío (llevamos un invierno que ya ya 🙂
    En fin, un abrazo aus Wien.
    Paco

    ~~~
    Enviado por Te de llimona
    (Contacto Página)
    Hola!
    Tres cosas:
    1-Impresionante tu viaje, pero qué envidia.
    2-Barcelona tiene monumentos mucho más bellos e importantes que el que has puesto en este post 🙂
    3-Ostras, pues yo me quiero ir a vivir a Viena y ahora me has dejado helada… glups

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Paco: bueno, está bien que los defiendas, supongo que con el tiempo te acostumbras a su manera de ser, y aprendes a no enfadarles… Imagino que yo también me he adaptado a los pequineses, por ejemplo, aunque nunca me han parecido gente arisca.

    ~~~
    Enviado por Sak
    (Contacto Página)
    Estupendo, ChinoChano, muy buen viaje, seguro que vives una experiencia enriquecedora viendo tanta cultura y lenguas diferentes como bien has dicho.

    Lo que no me ha gustado es la foto que has puesto de Barcelona, incluso en el FCB hay mejores monumentos que ese, xDD.

    Un abrazo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    La verdad es que yo no le he visto jugar apenas, pero como hablan tan bien de él…

    ~~~
    Enviado por Dani
    (Contacto Página)
    Pedazo de viaje, Chinochano!! La verdad es que después de viajar tanto por China, a mí ya también me dan ganas de escapar un tiempecillo por Europa.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Sí, se agradece el cambio de aires, China es buen sitio para viajar pero quizá demasiado uniforme para mi gusto, por mucho que te desplaces todo se parece mucho…

    ~~~
    Enviado por Asun
    (Contacto Página)
    ¡Vaya viajecito que te has hecho!Me ha sabido a poco y es que lo cuentas todo tan bien, ademas esta bien conocer tantas cosas de otros paises… Si es que viajar es lo mejor que hay.¡Que envidia me das! No dejes nunca de escribir este blog, una vez mas enhorabuena.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Mil mil gracias…

    ~~~
    Enviado por Alexandra
    (Contacto Página)
    Muchas gracias por hacer la excepción y haber publicado este post. A los que por ahora sólo podemos viajar así, nos ha caído de perlas

    Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.