Dead women walking

 

La serie de televisión a la que estoy enganchado últimamente (siempre tié que haber alguna) son Los Tudor, que para los que no la conozcan no va sobre fabricantes de pilas sino sobre la desastrosa vida de Enrique VIII, un auténtico mamonazo con todas las letras. Ya en la cuarta y última temporada, ayer me vi el capítulo en el que una de sus esposas era ejecutada por adúltera (no digo más para no spoilear demasiado) y la verdad es que lo pasé muy mal, la escena es terriblemente dura -aunque sólo te la muestren parcialmente- y te deja bastante traumatizado.

Me he acordado hoy de esa escena al ver hoy otra manera también dura, pero bien diferente, de retratar la pena de muerte: la mostrada en el más reciente post del blog Ministry of Tofu, actualmente uno de los mejores que sobre China hay en inglés, in my humble opinion.

El blog recoge una treintena de fotografías de las últimas 12 horas en la vida de cuatro narcotraficantes chinas que fueron ejecutadas en 2003, en los días previos al Día Internacional Contra las Drogas (una manera algo cruel que tiene la Justicia china de conmemorar esta efeméride es ejecutar a narcos en los días previos). Fueron tomadas en la noche, la madrugada y la mañana por dos periodistas que, obteniendo un rarísimo permiso para entrar en un corredor de la muerte chino, vivieron las últimas horas de vida de estas cuatro mujeres, cuyas edades rondaban entre los 20 y los 40 años.

Las imágenes son realmente extrañas. Muchas muestran una cotidianeidad delirante, parece como si las condenadas no supieran lo que les va a pasar. En algunas fotos hasta se ríen, bromean con otras prisioneras, se pintan las uñas, juegan a las cartas, muestran orgullosas su ropa…

Algunas otras fotos sí muestran la dureza del momento, pero siguen sin ser excesivamente dramáticas, hay tensión pero sin grandes aspavientos. Una prisionera dicta su última voluntad a otra, una de ellas llora sin lágrimas, y en las últimas imágenes (no hay ninguna de la ejecución en sí, tranquilos) hay caras serias y circunspectas. Curiosamente, se nota bastante familiaridad entre policías y prisioneras.

No se sabe muy bien si el fotorreportaje está hecho para hablar contra la pena de muerte o para justificarla (algo que no sería de extrañar en un país como China, donde se utiliza más que en ningún otro país), pero yo creo que el fotógrafo simplemente enseña la verdad tal cual es, para que cada uno pueda llegar a sus propias conclusiones. La que yo me llevo, que quede claro, es que esas fotos esconden un enorme drama, el del crimen de Estado, que hasta las propias prisioneras intentan maquillar con risas e intentando mantener la compostura y la normalidad hasta el último momento, lo cual por una parte les honra, pero por otra parte da mucha pena.

En fin, las fotos, una treintena, las tenéis todas en el blog mencionado (que a su vez las ha sacado de otros foros chinos donde se han publicado estos días). Yo me limité a poner aquí sólo tres para resumir el asunto, y a menear el fotorreportaje en Menéame donde ha llegado a portada y ha desatado interesantes debates (también algún trolleo, pero bueno, son gajes de esa web).

1 Comment

  1. Enviado por Robert
    (Contacto Página)
    ¿la ejecución en China es ante un pelotón de fusilamiento? Hace poco estaba mirando imágenes de ejecuciones de penas de muerte y me salieron fusilamientos de chinas (eran muejeres las que aparecían en las fotos). ¿no hay otro tipo de pena capital? Me resulta bastante curioso si es así.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Más que un fusilamiento como lo entendemos en Occidente (el condenado mirando de frente a un pelotón que le dispara) lo que en China se ha solido usar es el tiro en la nuca de un sólo policía o soldado (no sé exactamente qué cuerpo lleva a cabo la tarea de verdugo).

    Desde hace unos años, no obstante, muchos lugares de China han comenzado a adoptar la inyección letal.

    ~~~
    Enviado por woni
    (Contacto Página)
    Esas escenas, sobre todo cuando las guardias participan entre risas y se nota cierto vínculo, me han recordado a «la milla verde» que a su vez fue escrita investigando como eran esos comportamientos en el corredor de la muerte. Así que supongo que en todas las cárceles puedan pasar esas muestras de humanidad y camaradería a pesar (o favorecido) de la ejecución cercana.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pensé en «La Milla Verde» (aunque yo he visto la peli, no he leído el libro) cuando escribí el post, de hecho pensé titularlo jugando con el nombre de esa historia (algo así como la Milla Roja, o yo que sé). Las fotos recuerdan mucho la triste pero amable atmósfera de esa magnífica peli (también ayuda la cara de Tom Hanks, que parece que esté llorando en el 90 por ciento de sus escenas, y no sólo de ésa, sino de cualquier otra peli).

    ~~~
    Enviado por dani montes
    (Contacto Página)
    interesantisimo post.
    muchas gracias ChinoChano.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Por lo que he leido la pena de muerte es con un tiro en la nuca segun dicen para no estopear el cuerpo, ya que sirve para trasplantes. Ademas el precio del cartucho se le cobra a la familia y el cadaver pasa a ser propiedad del Estado no informando ni siquiera de donde esta enterrado.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Lo primero es cierto, muchos ejecutados son usados en trasplantes, y está reconocido por el Gobierno… Ellos dicen que piden permiso por escrito al condenado y a su familia, aunque no sé muy bien hasta que punto la donación es voluntaria.

    Sobre el pago de la bala, es algo que se cita mucho, pero que yo nunca he visto confirmado por las autoridades, quizá por el secretismo que rodea el tema.

    Y sobre lo de que se oculta el lugar donde los entierran, eso sí que no lo había oído nunca… Si es cierto, es muy fuerte. Téngase en cuenta también que en China los muertos son incinerados, con alguna excepción en zonas rurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.