Décimo aniversario
(de otra cosa)

 

La semana pasada -especialmente ayer, domingo- los medios dedicaron gran atención al décimo aniversario de los atentados del 11-S, de los que no voy a hablar demasiado aquí porque, por muy gordo e impactante que sea el tema, imagino que debéis de estar hasta la coronilla de él. Y bastante hartos de comentarios del tipo «pues yo estaba en ese momento comiendo lentejas y vi que iba a cambiar nuestra vida para siempre».

Sólo diré que en Pekín el espíritu de aquellos edificios derrumbados pervive: hay unas Torres Gemelas (las que tenéis retratadas a la derecha), un World Trade Center (la imagen al final del post), y las torres neoyorquinas originales hasta han ilustrado alguna vez obras en mi barrio.

Por otro lado, hoy quiero destacar que yo también celebro estos días el décimo aniversario de algo que cambió mi vida para siempre, ya que al día siguiente de los atentados volé a Pekín por primera vez, llegué a la capital china un día después, el 13 de septiembre de 2001, y desde entonces resido y trabajo allí (aunque esta vez el aniversario me pilla de vacaciones en España). Llevo diez años en China, cuando parece que fue ayer… ¡Cagüensós, cómo pasa el tiempo de rápido!

La casi coincidencia de aquel viaje que cambió mi vida con los atentados que nos cambiaron a todos la vida ya la mencioné hace unos meses, cuando convirtieron a Bin Laden en comida para peces, así que no voy a comentarlo demasiado. Añadiré a lo dicho entonces que en las semanas anteriores a aquellos días de 2001 mi lado pesimista decía «ya verás como pasará algo a última hora que te impedirá volar y te quedarás sin trabajo en China», así que cuando ocurrieron los atentados pensé que mis malos augurios se iban a cumplir. Al final no fue así, pues sólo se cancelaron en Barajas los vuelos a Estados Unidos, y yo, que sólo había tomado dos aviones a Roma hasta entonces, comencé un largo periplo de 13 horas (y 10 años).

Ya he hecho muchas veces «balance» de mis años en China, así que esta vez no voy a hacerlo… tomé aquella decisión sin pensarlo demasiado, encontré en Pekín amores y trabajos (ninguna de las dos cosas ha sido cien por cien perfecta, aunque imagino que eso le pasa a casi todo el mundo esté dónde esté) y ya no hay vuelta atrás, lo que pasó pasó (entre tú y yo).

Que haga balances el contable… esta vez, en vez de reflexionar sobre el paso del tiempo y otras cosas deprimentes, voy a hacer caso a mi sobrina Carmen, que fue la que me acompañó al aeropuerto en aquel viaje hace hoy diez años, y os voy a reproducir uno de los primeros emails que escribí desde Pekín, el 16 de septiembre de 2001, cuando todo era nuevo, extraño y desconocido para mí. Todavía hacía chistes de chinos hablando con la ele y esas cosas que a un residente en el país asiático ahora jamás se le ocurrirían…

¡Hola Carmen! Antes que nada, para que no se me olvide, te pido dos favores: que metas en la bolsa que has de darle a Silvia la vacuna, que me la dejé en tu nevera. Está en una bolsa, a la que has de ponerle una cosa de esas de plástico con agua dentro, que está en tu congelador. La otra es que quites de la bolsa la toalla que hay, porque no la necesito y no hará mas que bulto. Bueno, tres favores: mira a ver si me puedes poner un par de tenedores en la bolsa, porque en China no existen.

Llevo tres días aquí y sigo hecho polvo, el jet lag de los cojones no se me quita ni a tiros. Me despierto todos los días a las tres y cuarto de la mañana en punto, y hasta las nueve o así no vuelvo a tener sueño. Y mañana ya trabajo…

En las noches en vela me divierto -entre comillas- viendo la tele china: todos los programas son subtitulados, porque la escritura se entiende en todo el país pero no el habla, y hay de todo: campeonatos nacionales de pulso, partidos de la liga china en la que en vez de Manolo el del Bombo ameniza el partido Manolo el del Gong, películas de lo mas cutre…

Xinhua es un edificio con pinta de haberse construido en 1960, pero es de 1991: En cada planta hay un soldado del ejélcito rojo que se pasa todo el día vigilando en posición de firmes… Y paradójicamente, no hay ni arcos de seguridad, ni ninguna otra cosa. China confía en sus hombres.

La ciudad es un inmenso basurero, a juzgar por el olor, que empecé a advertir en el avión y tambien se nota en mi cocina. Los edificios modernos son de lo mas kitsch, y con los neones de la noche mucho más.

Aquí todo el mundo habla inglés a la perfección, y a mí me da un corte tremendo cuando tengo que chapurrear mi inglés de «If if between between».

El viernes estuvimos en el Barrio Ruso de Pekin (aquí no hay barrio chino, porque no tendría gracia). Entramos en un restaurante que parecía un Hard Rock, y en el que no se podía hablar porque había un trío cantando canciones rusas con balalaika y todo.

Me han dicho que tenga cuidado con las chinas, que están deseando cazar a un occidental para irse de China. Pero tal y como estan las cosas en Occidente, a ver si voy a ser yo el que cace una china para quedarme en China.

Esto no va a ser fácil: entre el idioma, la contaminación, lo lejos que está todo, el clima, etc, voy a pasarlas canutas, pero China es así, sólo para espílitus fueltes.

Ya te cuento más cosas otro día, porque hoy aún estoy atontao y además tengo que responder decenas de mails. Un beso muy fuerte.

En fin, un correo escrito por un yo 10 años más joven, casi un desconocido para el actual yo. He omitido una línea en la que llamé fea a una persona y calva a otra: era la parte que más gracia me hacía, pero no quiero que nadie se enfade conmigo…

1 Comment

  1. Enviado por FJ
    (Contacto Página)
    ¡Decenas de miles de gracias por tu blog!

    Hace mucho que no escribo, aunque sigo leyendo con interés cada cosa que publicas.

    Me ha llamado la atención lo azul del cielo en las dos fotos.

    Un agradecido saludo y feliz aniversario,

    . . . Francisco Javier

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Diez años, bueno pero como decía el tango:
    ¡Que veinte años no es nada …!

    Felicidades por el aniversario y gracias por el Blog

    ~~~
    Enviado por Aves
    (Contacto Página)
    ¿Y que tal todos estos años por China?¿Sigues aguantando la contaminacion,el clima,…?¿O ves que quizas es para estar unos pocos años mas y regresar a España u a otro pais porque no «es un pais para viejos» extranjeros?

    Por cierto,aunque he leido en algun post,¿sabes hablar bien chino?¿O te desenvuelves solo con el ingles?¿Recomendarias otros paises para trabajar fuera de España antes que China?

    ~~~
    Enviado por Aorijia
    (Contacto Página)
    Enhorabuena por esos diez años. Te ves igual de jovencito, pero mucho más sabio.

    ~~~
    Enviado por The China Clipper
    (Contacto Página)
    Olé esos diez añazos!!!! Enhorabuena por este gran aniversario, voy a escribir al alcalde de Pekín para que preparen los actos oficiales, unas charlas en Beida y un desfile por Tiananmen jeje. Gracias por no dejar de escribir en el blog, por todos esos momentos tuyos que has querido compartir y por todos los que aún quedan. Un abrazo maestro!!!

    ~~~
    Enviado por Manuel Durá
    (Contacto Página)
    Simplemente enhorabuena y muchas, muchísimas gracias. Un abrazo.

    ~~~
    Enviado por Yulo
    (Contacto Página)
    Enhorabuena por los 10 años…y que cumplas muchos más!! Por cierto, que vértigo debe de dar leer esos emails recién llegadito….a mi leer email de hace 10 años, sin un cambio tan grande como el tuyo por medio, me da mucho respeto…..verme a mi sintiendo que realmente ya no soy esa persona….

    ~~~
    Enviado por fito
    (Contacto Página)
    Felicidades monstruo !!!
    gracias por todo, que sigas por mucho tiempo más y nosotros que te leamos…

    ~~~
    Enviado por fabiana
    (Contacto Página)
    Pasaron tantas cosas, y a tantos nos cambio la vida, y yo estoy acá gracias a vos:)

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Muchas gracias a todos, sois unos encantos de personas.

    Aves: en general estoy contento en China, es un país raro pero me he adaptado a sus rarezas, incluido su clima. ¡En España tanto sol me molesta! Estoy fatal… Me gustaría cambiar de aires, pero ahora mismo no estoy en el mejor momento para iniciar una nueva aventura por otros lugares… Me gustaría volver a España, pero con un buen curro y ahorrillos, y no quiero hacerlo mañana, me lo fijo a medio plazo. Pekín y Shanghai son buenos lugares para tener una experiencia de unos añitos allí… Más años ya, según los gustos. Imagino que hay países tan buenos o mejores como China para probar estas experiencias, pero yo sólo conozco ese…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.