Diez juanes por bajada de bandera,
diez mil por subida de pechera

Los taxis de Pekín pueden ser un lugar inesperado de encuentro con bellezas orientales, aunque sean de papel y tinta, como expuse hace unos meses en la tercera foto de este post.

Bellezas orientales… y también occidentales, como se puede comprobar últimamente al subir a alguno de los taxis pequineses. Desde hace un tiempo, la imagen de la modelo china del pañuelo verde que tanto aprecié antaño ha sido sustituida por otra belleza, pero de estilo más europeo.

Hace días que veo a la chica frente a mí cuando subo a un taxi, y quizá por culpa de su escote me he distraído del resto del anuncio y no he descubierto hasta la décima o undécima vez que la promoción es de una clínica de aumento de pechos. ¡Interesante, nunca imaginé que el spam saltaría de los ordenadores a los asientos de un taxi!

Bien mirado, tal vez el asiento de un taxi pequinés -los taxistas chinos no dan tanto la vara como los españoles- sea un lugar ideal para reflexionar en silencio sobre grandes decisiones a tomar en la vida, decisiones como la de operarse la pechonalidad.

Por otro lado, es curioso el lema del anuncio en inglés, un claro caso de chinglish (chino traducido malamente al inglés) que identifica pechos grandes con lujo.

El tópico en este caso se cumple, las chinas tienen un tamaño promedio de sus pechos bastante menor al de las occidentales, y es verdad que algunas de ellas se sienten acomplajadas por ello. De eso quiere aprovecharse el anunciante en esta ocasión.

1 Comment

  1. Enviado por Edgar CM
    (Contacto Página)
    CHCH: No lo sé, la diferencia entre las chinas y las occidentales es notoria, por que en el caso de los pechos, es por cuestión étnica, la dieta que consumen, medio ambiente, etc, todo eso juega, pero no sé en mi opinión, las chinas deberían estar contentas con lo que Dios les dió, pero hay una que u otra china que tiene pechos naturales algo voluptuosos que a más de uno le saca un suspiro.
    Saludos y bendiciones:
    Edgar.

    ~~~
    Enviado por FJ
    (Contacto Página)
    Hola:

    ¿No sería posible que en el anuncio hayan confundido «lujo» con «lujuria» («Disfrute la lujosa/lujuriosa experiencia del aumento de pecho»)?

    Saludos,

    . . . Francisco Javier

    ~~~
    Enviado por jose
    (Contacto Página)
    CHCH, para cuando un post acerca del «chinglish»? ese divertido dialecto que tantas sonrisas nos ha provocado.

    ~~~
    Enviado por Guillermo
    (Contacto Página)
    Pues a este paso las clínicas de estética se van a forrar porque poner implantes a tantas chinas tiene que ser un negociazo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    jose: he mencionado el chinglish en varios posts, los dos en los que más he tratado el tema son los siguientes:

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2008/07/09/vanos-puvlicos.html

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2006/03/22/chinol.html

    ~~~
    Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    3=Por si me lee alguna china que tenga pensado aumentarse los pechos: vivan los pechos chinos, en su punto y sin excesivo volúmen!!!
    vivaaaa!

    Tenía que decirlo…me ha salido del…pecho haha

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Aunque el complejo de pechos pequeños es extendido entre las chinas, creo que muy pocas se operan por ello, aunque veremos si el efecto de la publicidad en taxis surte efecto…

    Con lo aficionados que son los chinos a romper récords, igual alguna quiere entrar en el Guinness superando a Sabrina Sabrok!

    http://en.wikipedia.org/wiki/Sabrina_Sabrok

    (o a Lolo Lamborghini)

    http://www.fotolog.com/elpopicaido/40302086

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.