¿Dónde está el futuro líder?

 

De vuelta de mi puente con la familia me he encontrado con la desconcertante noticia de que el supuesto futuro máximo líder de China, Xi Jinping, está desaparecido. Se han cancelado últimamente tres o cuatro encuentros entre él y líderes de otros países (entre ellos Hillary Clinton) y no se le ha visto en público desde hace más de 10 días, algo preocupante teniendo en cuenta que en apenas un mes se supone que tomará las riendas del Partido Comunista para, medio año más tarde, asumir la presidencia del Gobierno, o al menos eso hemos conjeturado todos desde hace tiempo. Esta «desaparición», extraña aunque no novedosa en el régimen, añade más leña al fuego de la transición china, que este año ha estado bien alimentado con escándalos de Ferraris, Boxilais y demás turbios asuntos.

Lo más probable es que Xi tenga un problema de salud, más o menos grave. Ha pasado en anteriores ocasiones: algún líder comunista ha pasado un tiempo sin aparecer y se ha acabado sabiendo (aunque más por la prensa que por declaraciones oficiales) que estaba indispuesto, de mayor o menor gravedad. El caso reciente más conocido es el de Huang Ju, viceprimer ministro y «número seis» en el Partido Comunista hace unos años, que empezó a faltar en ciertos actos públicos a lo largo del año 2006 hasta que finalmente murió en 2007, por una enfermedad que todavía no se ha hecho pública. Antes, las enfermedades terminales de Mao Zedong y de Deng Xiaoping también fueron un secreto hasta que fallecieron, conociéndose su deceso con días de retraso.

Estos antecedentes no nos garantizan que Xi esté gravemente enfermo… Es posible que sea una enfermedad no grave pero que le ha obligado a alejarse de la vida pública, pues también en estos casos hay secretismo. Es muy misterioso, por ejemplo, que ni el presidente Hu Jintao ni el primer ministro Wen Jiabao hayan estado jamás enfermos durante sus 10 años de mandato: probablemente sí lo han estado, pero no lo hemos sabido. Jiang Zemin, ex presidente chino, también ha estado pachucho en las últimas temporadas y ha faltado en algunos actos públicos donde se suponía que estaría (levantando especulaciones sobre su posible muerte), pero al final ha acabado apareciendo y de momento, que se sepa, está sano y vivo.

¿A qué viene todo este secretismo en torno a la salud de los líderes comunistas? Pues se supone que para no dar muestras de debilidad. Un mandatario ha de estar sano como un roble por el bien de sus ciudadanos, ha de mostrarse por encima del bien y del mal de tripas, piensa el régimen comunista. Es uno de los rasgos todavía más maoístas-estalinistas de China: en esto aún se asemeja mucho, por ejemplo, a Corea del Norte, donde la enfermedad de Kim Jong-Il fue un secreto durante años y al final se informó de su muerte de sopetón.

Por otro lado, imagino que el régimen chino está en cierto modo interesado en que este secretismo desencadene, como ha desencadenado, todo tipo de rumores, especulaciones y teorías de la conspiración que, en cierto modo, desvían la atención dentro y fuera de China de otros asuntos más importantes. El régimen chino -como otros muchos- juega con la desinformación del mismo modo que lo hace con la información.

Una anécdota final… en los primeros días de ausencia de Xi se especuló con que el vice tenía dolores de espalda, y algunos periodistas con gracejo apuntaron que a lo mejor le había hecho «crac» cuando, hace unas semanas, asistió a la Asamblea General de la Unión Astronómica Mundial. Al presidente de esta organización, que, cumpliendo el tópico, debe ser un científico distraído, se le cayeron las gafas cuando se entrevistaba con Xi, y éste, diligente y en una imagen que la propaganda china presentó como una señal de la humildad del futuro líder, se agachó bien agachado para recoger las lentes y entregarlas al astrónomo. ¿Se pinzó la columna entonces, tal vez?

1 Comment

  1. Enviado por Marta
    (Contacto Página)
    Yo he llegado a oir rumores de que han intentado matarlo!!

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra
    (Contacto Página)
    Que no estaba muerrrrto, que estaba de parrandaaaa…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues sí, apareció… Un día después de publicado el post.

    Anda que no se han reído los comunistas con todas las cruces que se ha hecho la prensa extranjera… yo creo que lo han hecho aposta para medir lo nervioso que se ponía el mundo.

    ~~~
    Enviado por Juan pedro
    (Contacto Página)
    Es muy típico en el panorama comunista chino estos casos, los comunistas son así… China is different! jajaja

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Una maniobra de distracción… Bueno, ahora que ya se sabe que Bo Xilai será juzgado y que el Congreso es el 8 de noviembre, a ver que siguen intentando para tenernos entretenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.