El año que vivimos melindrosamente

Se acaba 2010, el año en que Iniesta nos causó un orgasmo colectivo, el año en el que Lady Gaga y el Wikileaka Wikileaka sonaron de música de fondo todo el rato, el año en el que nos echábamos a temblar cada vez que Salvador Sostres vomitaba alguna barbaridad.

Para China, fue otro año de aventuras y desventuras, un año en el que la inestabilidad social no fue étnica como en los años anteriores (revueltas tibetanas y uigures), sino que se vivió en las fábricas y en las escuelas. Ahí fuera, China siguió recibiendo presiones exteriores, simbolizadas por el Nobel de la Paz o las llamadas a que metiera en vereda a su «sobrino» norcoreano, pero Pekín, como es su costumbre, se hizo el sueco, que no el noruego. El régimen chino siguió a lo suyo, que es azuzar a la economía para que siga creciendo tan rápido como de costumbre, aunque también por este camino hay cosas que quitan el sueño a Hu Jintao, como la burbuja inmobiliaria nacional o la inflación.

Es costumbre en esta bitácora que cuando el año está ya moribundo se repasen un poco los acontecimientos que marcaron los últimos 12 meses de China, ya que, además, como de costumbre, los resúmenes del año de la prensa española se olvidarán descaradamente de lo que pasó en la segunda potencia mundial, en la que vive el 20 por ciento de la humanidad.

Ya tuvimos resúmenes del año chino en 2005, 2006, 2007, 2008 y 2009, así que la costumbre ha de continuarse, y, como en los dos años anteriores, será con una lista alfabética que empieza por la letra…

de Ataques a escuelas: en primavera, una oleada de ataques de perturbados con armas blancas a escuelas y guarderías de todo el país alarmó a la sociedad china. Llegó a haber hasta tres días consecutivos con ataques de este tipo, que llevaron a las escuelas a contratar guardias privados o a enseñar defensa personal a alumnos, padres y profesores. Analistas chinos y extranjeros, y hasta el primer ministro Wen Jiabao, señalaron que tras esta extraña aparición de copycats se escondían profundos problemas de la sociedad china.

de Bob Dylan y Bill Gates: el primero de ellos fue noticia por cancelar su tan anunciado debut en China. Al parecer las razones fueron más bien económicas, pero alguno le buscó las cosquillas políticas al asunto. Bill Gates, en cambio, sí que «actuó» en el país asiático, en su caso celebrando una cena con las grandes fortunas del país que también fue polémica porque muchos millonarios chinos al principio no querían asistir a ella, temiendo que el padre de Microsoft pasara un platillo pidiendo dinero antes de los postres.

de Contar Chinos en el Censo: no es fácil saber cuántos chinos hay, por lo que las cifras se hacen a ojímetro salvo cada diez años, en los que el país se lanza a la ardua tarea de numerarse con precisión. La novedad del Sexto Censo de la República Popular, que se llevó a cabo este año (y cuyos resultados sabremos en 2011) es que incluyó a extranjeros y ciudadanos de Macao, Hong Kong y Taiwán, aunque ni a mí ni a muchos amigos guiris les han ido a casa para censarles, así que no sé muy bien si los datos de laowais serán del todo exactos.

de Diaoyu: estas diminutas islas en el Mar de la China Oriental, que se disputan desde hace décadas China, Japón y hasta Taiwán, fueron el escenario de un incidente que acabó con varios años de relativa placidez en las siempre complicadas relaciones chino-japonesas. Un pesquero chino chocó cerca de ellas con un guardacostas japonés, los pescadores chinos fueron detenidos y llevados a suelo nipón, y China se pasó semanas pidiendo su liberación, tomando medidas de presión, y asegurando que las Diaoyu (que los japoneses llaman Senkaku) son chinas y muy chinas. El conflicto se apagó con la liberación del capitán del pesquero chino, pero sigue latente y este «Perejil asiático» seguro que da más que hablar en el futuro. Además, la tensión chino-japonesa dio para una de las noticias más frikis del año.

de Extenuante Expo: la Exposición Universal de Shanghai 2010 convirtió a la Perla de Oriente en el centro del país por un año, en detrimento de Pekín, donde nos alegramos de este «año sabático» de capitalidad. Mientras los pequineses estábamos más tranquilos que en el año de las Olimpiadas (2008) y el del desfile de Tiananmen (2009), los de Shanghai sufrían empujones, visitas de Estado, polémicas varias y mucha presión por quedar bien. Al final, de la Expo queda el récord histórico de visitas (73 millones), maravillas arquitectónicas que se desmontaron y no disfrutaremos más (como los pabellones español y británico) y muchas dudas, por lo menos para mí, sobre si esto de las Expos sigue teniendo sentido o perdió hace tiempo el oremus.

de Foxconn: si no os suena este nombre, os diré que es el útero de la actual sociedad tecnológica: una gigantesca empresa taiwanesa que fabrica vuestros iPods, vuestros iPads, componentes para vuestros Nokias y Wiis… En sus fábricas chinas da empleo a 800.000 chinos y produce ella solita algo así como el 5 por ciento de todo lo que exporta China, el mayor exportador mundial. Que en una empresa así comience a haber una ola de suicidios de empleados -todos ellos jóvenes, recién llegados a la empresa y venidos del campo- es un más que razonable motivo de alarma. A bote pronto, estas muertes recordaron la fuerte presión y las duras condiciones de trabajo de los trabajadores chinos, no sólo en Foxconn. Más profundamente, los sucesos hicieron pensar en que los jóvenes que se incorporan al mundo laboral de China no pueden o no quieren tener las mismas duras condiciones de trabajo que sí soportaron sus padres.

de Guerra con Google: la multinacional cuyos empleados juegan al ping pong en oficinas supermolonas comenzó el año a lo grande, denunciando que China había atacado su correo Gmail y que, en consecuencia, se retiraba del mercado del país con más internautas del mundo, iniciándose un culebrón que aún colea. El órdago a Pekín hizo pensar en un posible efecto dominó: ¿Otras empresas extranjeras en China harían lo mismo? Al final, no fue así, y la misma Google sólo se marchó a medias, desviando su web china a Hong Kong.

de Huelgas en Honda: si los mencionados suicidios en Foxconn hicieron saltar las alarmas sobre el mundo laboral chino, las huelgas en fábricas como las de Honda en China confirmaron que el descontento de los trabajadores no sólo estaba en las líneas de producción del iPad. Los paros en varios suministradores de componentes de Honda, y más tarde también de Toyota, llegaron a paralizar la producción en China de la mayor fabricante de automóviles mundial. Aquí también se temió un efecto dominó, pero, extrañamente, las factorías más afectadas fueron las de empresas japonesas, por lo que no se descartan factores políticos en los sucesos. Al final, se subió el sueldo a la mayoría de los huelguistas, y los analistas volvieron a pedir un mejor trato a los trabajadores, pues en la fábrica del mundo ya no valen las condiciones de la Inglaterra del siglo XIX.

de Inundaciones: todos los veranos las hay, pero las de este año fueron especialmente catastróficas, pues las crecidas, las lluvias torrenciales y los corrimientos de tierra derivados causaron la muerte de alrededor de unas 4.000 personas, así que fueron las peores de la década. Quedaron algo eclipsadas, eso sí, por las vividas en los mismos meses por el vecino Pakistán.

de Jabulani: de alguna forma tenía yo que mencionar aquí el Mundial que ganó ya sabéis quién, aunque en él no participara la penosa selección china… y es que el gigante asiático, a falta de futbolistas, fue el que fabricó los polémicos balones con los que éstos marcaron los goles. De China procedían también muchas de las vuvuzelas que estoy seguro de que no queríais que os recordara, los anuncios de la empresa china Yingli Solar que se veían en los laterales del campo, o los animadores de Corea del Norte, que en realidad eran actores chinos a sueldo. Sin salirse de lo deportivo, la J también es la de los Juegos Asiáticos, que se celebraron en Cantón y fueron, tras la Expo de Shanghái, el otro gran evento de China este año.

de Kim Jong-il: el dictador más caricaturizado del siglo XXI dio este año más guerra que nunca, sobre todo a Corea del Sur, claro, pero también a China, porque cada vez que el Querido Líder hacía una travesura Washington y sus compinches le decían a Pekín «¡Mira lo que ha hecho tu primo!», como si China todavía tuviera todavía algo de influencia en el impredecible régimen norcoreano. Kim además visitó China este año no una, sino dos veces, por lo que la duda es si en esos viajes contó a los líderes chinos que no tenía reparos en hundir corbetas surcoreanas, o atacar islas del vecino y enemigo.

de Liu Wei: entre tanta alta política y tantos problemas económicos y sociales, nos dimos un respiro conociendo a Liu Wei, un pianista pequinés que ganó la primera edición de «China Tiene Talento» tocando el piano con los pies, ya que de niño perdió sus dos brazos. Su historia de tesón y superación le convirtió en el Susan Boyle chino, aunque sin el componente rosa de la escocesa, afortunadamente.

de Miguelín: puede que para los chinos de fuera de Shanghai no haya sido tan famoso, pero para España, a la hora de recordar a China este año, Miguelín es clave. El gigantesco bebé de Isabel Coixet, rey del pabellón español en la Expo shanghainesa, fue uno de los símbolos del gran evento del año en China, fue utilizado por Zapatero para intentar animar un poco la imagen de España y, por supuesto, fue motivo de chanzas y chistes de la revista El Jueves, prueba definitiva de la fama alcanzada por el gigantón.

de Nobel Noruego: la chinoticia del año (y la que más comentarios suscitó) fue sin lugar a dudas la concesión del Nobel de la Paz al disidente encarcelado Liu Xiaobo, que participó en las protestas de Tiananmen de 1989 y en 2008 cayó en desgracia tras liderar la «Carta 08», un escrito de intelectuales chinos pidiendo reformas democráticas. Mientras Liu Xiaobo ha pasado a ser una palabra casi tabú en los medios chinos, como la matanza de Tiananmen, en Oslo el premio se dejó en una silla vacía que puede convertirse para la posteridad en una imagen casi tan emblemática como la del hombre del tanque. China bajó decenas de puntos de popularidad no sólo por el galardón, sino por su seca reacción a éste y su silencio. En todo caso, es bueno leer entre líneas este premio, porque hay mucha política occidental detrás, of course, y tanto americanismo en estos premios va a hacer que los tengamos que rebautizar como «Premios Marlboro».

de Ñoñas: me repito por tercer año consecutivo usando este sinónimo de «tonto» para abrir esta letra, ya que por ahora ni los ñúes, ni los ñandúes, ni los ñames han hecho nada relevante en China. Este año, el título de ñoña se lo daré a Ma Nuo, una especie de Belén Esteban china que se hizo famosa en un concurso chino de búsqueda de tu pareja ideal (sí, también hay de éstos aquí). Dejó esta materialista frase para la historia: «Prefiero llorar en un BMW que reír en una bicicleta«.

de Óscar Garay: un señor completamente desconocido en China, sí, pero que en España protagonizó una de las grandes exclusivas sobre el país asiático en la prensa española. Óscar es un hombre que viajó a China para hacerse un trasplante de hígado, entrando en el mercado ilegal de este país. Mientras en España la historia levantó una polvareda varios días y se llevó premios, en China no tuvo demasiada resonancia, aunque quizá no sea casualidad que desde entonces se hayan celebrado los primeres juicios por tráfico ilegal de órganos, o que se hayan prometido nuevas medidas para acabar con estas prácticas.

de Premio Príncipedeasturias: al lado del Nobel a Liu Xiaobo se quedó un poco empequeñecido, pero bueno, habrá que recordar que el galardón más prestigioso de España se lo llevó por primera vez alguien de China, en este caso el Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales al equipo arqueológico que descubrió hace 30 años el Ejército de Terracota de Xian. Un premio, quizá, para dar a conocer el galardón en el país asiático, o para ganarse las simpatías de China, un país hacia el que España ya ha tenido gestos diplomáticos de este tipo en otras ocasiones.

de Qinghai: en esta remota provincia de China, ya en la meseta tibetana, se produjo un terremoto en abril que devastó la ciudad de Yushu. No fue tan mortífero como el de hace dos años en Sichuan (mató a unas 3.000 personas, frente a las 90.000 del seísmo de 2008) pero fue la peor catástrofe natural del año para el país. Además, como la mayoría de las víctimas fueron tibetanas, China le dedicó tanta atención mediática y simbólica (con día de luto incluido) como al gran terremoto de 2008. Fue así un gesto político hacia los tibetanos, con los que hay siempre tan difícil relación en China.

de Revaluación del Renminbi: no se produjo, o no de la forma drástica y rápida que piden EEUU o la Unión Europea, pero durante meses se oyeron voces, sobre todo en Washington, pidiendo a China que aumente el valor de su moneda. Todos los años hay estas peticiones, pero en 2010, con economías occidentales que descubrieron que es más difícil salir de la crisis de lo que parecía y ven que mientras China crece, estas críticas arreciaron. Mientras, aparecían los temores a la tan cacareada «guerra de divisas».

de Segunda Superpotencia: se consideró que en 2010 China superó a Japón para erigirse en la segunda economía mundial, aunque lo cierto es que chinos y nipones tienen unos PIB tan parejos que algunos trimestres Japón volvió a tomar la delantera. En cualquier caso, China ya es vista como el motor del crecimiento mundial en tiempos de crisis y la nueva rica a la que hay que rogar para que instale fábricas en nuestros países (aunque en términos relativos siga siendo pobre). Ahora las casas de apuestas intentan predecir cuándo superará China a EEUU, si es que no lo impiden los acontecimientos venideros…

de TLC con Taiwán: en un año tan complicado para China con sus vecinos de Oriente, por lo menos la isla taiwanesa que tanta guerra le ha dado en tiempos pasados se comportó… Gobernada por el Kuomitang, la isla parece tener cada vez menos problemas en pactar con China, por lo que este año ambas partes firmaron un histórico acuerdo que, aunque no sea oficialmente un tratado de libre comercio (TLC), a efectos prácticos es algo así. Si no hubiera sido por unos calcetines, lo de Taiwán y China este año podría casi haberse calificado de idílico.

de Uf qué alivio: es lo que dijeron en verano 115 mineros de un pozo de Shanxi, que pasaron varios días en la oscuridad y sin saber si saldrían vivos de allí. Al final lo consiguieron, su salida de la mina se retransmitió en directo por la tele china, y la prensa habló de un auténtico milagro. Si la vida fuera cine, podríamos decir que fue una precuela de lo que meses después protagonizarían, mucho más a lo grande y con más atención planetaria, 33 mineros chilenos.

de Vertido: una de las pocas noticias del año que me pilló fuera de China fue el espectacular vertido de petróleo cerca del puerto norteño de Dalian, que dejó dantescas imágenes para el recuerdo. A ver si los vehículos eléctricos triunfan, dejamos de usar gasolina y podemos librarnos del sucio crudo para siempre.

de Weiwei: qué guerra dio el artista-gruñon-disidente más famoso de China… Vamos, la que da cada año, porque a Ai Weiwei, uno de los líderes de la vanguardia pequinesa, no hay quien le pare. Este año expuso unas pipas de porcelana en la Tate de Londres que no estuvieron exentas de polémica, lo sometieron a arresto domiciliario un fin de semana para que no celebrara una cena/protesta… Un no parar, vamos.

de Xi Jinping: el actual vicepresidente chino dio en otoño un paso clave en su ascenso al poder, siendo nombrado vicepresidente del estamento militar chino, una condición sine qua non para alcanzar, en un par de años, el máximo liderato del Gobierno, el Partido Comunista y las Fuerzas Armadas, triplete que ahora ostenta Hu Jintao. Xi, salvo catástrofe o gran sorpresa, será el líder de China en la próxima década. ¿Será bueno, malo, regular? De momento poco sabemos de él, salvo que está casado con una folclórica.

de Yunnan Yerta: el sur de China es desde tiempos inmemoriales pasto de las inundaciones estivales, pero en los últimos años, otros desastres climáticos le están azotando también en invierno. Si en 2008 lo que sufrió fue una ola de frío y nevadas, en 2010 una de sus provincias, Yunnan (una de las más turísticas del país) se encontró con una grave sequía que duró meses.

de Zhouqu: esta localidad se hizo tristemente famosa al quedar enterrada por un corrimiento de tierra en el mes de agosto, un terrible suceso que causó 1.500 muertos y llevó a la palestra problemas medioambientales como la desertización o el cambio climático.

Pues más o menos eso es lo que tuvimos en 2010 de la A a la Z… Bueno, eso y mucho más, porque también oímos hablar mucho de Han Han, de las tierras raras, de la guerra QQ/Tencent o de los tristes tigres en el año del idem. Por su parte, a los chinos, lo que más les impactó de las noticias que llegaban de España fue la muerte de su amigo Samaranchi.

En fin, ya está a la vuelta de la esquina 2011, pero esta vez China no tiene grandes eventos pensados: ni Olimpiadas, ni desfiles, ni Expos. Pero alguna cosa ocurrirá, de momento sabemos que Shanghái acogerá los Mundiales de Natación, y que se seguirán viendo más movimientos de relevo en la cúpula comunista, que tiene previsto renovarse del todo en 2012 y 2013.

Respecto a 2011, mi perra (que se llama Once, precisamente) y el que suscribe os deseamos en sus 12 meses lo mejor de lo mejor.

1 Comment

  1. Enviado por fito
    (Contacto Página)
    vaya curro te has pegado colega, insisto en felicitarte por mantenernos informados a pie de calle de lo que en nuestra querida China sucede.
    y Feliz 2011 para ti y Once por supuesto.
    Gracias

    ~~~
    Enviado por Inés
    (Contacto Página)
    Enhorabunea por el resumen ¡Cómo te lo curras!
    Un beso,
    Inés

    ~~~
    Enviado por FJ
    (Contacto Página)
    Muchas gracias por el resumen, felices Navidades y Feliz Año 2011.

    Un saludo,

    . . . Francisco Javier

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    La verdad es que si no fuera por este blog, no me hubiera enterado ni de una décima parte de las noticias que recoge este recopilatorio. Ni siquiera de las catástrofes naturales y medioambientales. Gracias.

    ~~~
    Enviado por Haiming
    (Contacto Página)
    A propósito de lo que dices de Xi Jinping, hoy El País publica un artículo sobre lo que dicen de él los famosos cables de Wikileaks:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/futuro/presidente/China/elitista/ambicioso/elpepuint/20101228elpepuint_22/Tes

    Gracias por el resumen, ¡y feliz 2011!

    ~~~
    Enviado por weiyi
    (Contacto Página)
    Eres el puto amo!!! chinochano. Vaya currada. Mis felicitaciones por el trabajo bien hecho. Y mis felicitaciones para el año nuevo.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Muy bueno el resumen como siempre

    Desde luego conmo te has portado muy bien seguro que este año los Reyes Magos te traeran todo lo que pidas.

    Feliz año 2.011 para ti y para todos los que te leemos.

    ~~~
    Enviado por sa ve al
    (Contacto Página)
    Feliz 2011!!!!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    gracias a todos, la verdad es que el post me ha costado unas cuantas horas, bastante más que otros… pero me gusta mucho hacer estos resúmenes, son ya una tradición de este blog. De este año destacaría que no he tratado tantas noticias importantes como otros, quizá por no politizar tanto la bitácora, aunque por supuesto temas como Liu Xiaobo o los suicidios en Foxconn hubo que comentarlos, no se puede estar de espaldas a lo que está pasando y estás viendo (DEP CNN )

    ~~~
    Enviado por Jla
    (Contacto Página)
    Feliz Chinochaño y 200nce

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Y feliz década!

    ~~~
    Enviado por Zhenru
    (Contacto Página)
    Feliz Año Nuevo, Chinochano!!!. No pases frio si estás en Pekín, he oido que está a -11 !!! Un magnífico resumen del año!!!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Y encima con viento, que eso es lo peor de todo… ¡Feliz década nueva!

    ~~~
    Enviado por Maikel Nait
    (Contacto Página)
    ¿ Qué China no planea un gran evento este año ? ¡¡ Te equivocas !! Este año se celebra la Exposición Internacional de Horticultura en Xi’an !!! Pues no me he cansado yo de ver los anuncios en el metro de Shanghai durante meses … 🙂

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Es cierto es cierto, los jardineros de todo el mundo no duermen ante la proximidad de esta gran cita… Por cierto que también es el centenario de la revolución que acabó con la China imperial en 1911, aunque se celebra más en Taiwán (pues el régimen instaurado por aquel movimiento, la República de China, sigue vigente allí).

    ~~~
    Enviado por Aorijia
    (Contacto Página)
    Qué currada de artículo.

    Seguro que la Exposición de Horticultura tendrá un lugar destacado en tu recopilatorio de 2011.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues sí, está reservada la H para él, a menos que Hu Jintao se cambie de sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.