El diseño chino está de moda

Chinochano está de celebración porque por fin ha conseguido que publiquen en esta web otras personas apasionadas por divulgar sobre China y Extremo Oriente. En concreto, el artículo de hoy ha sido escrito por Mónica Maurici, de la web sobre moda y tendencias orientales Fashionable Asia. Espero que os guste, y que anime a otros a colaborar.

 

 

China es noticia en los medios por algún tema en concreto casi todos los días, y en especial por temas relacionados con política, economía, tecnología o turismo. ¿Pero qué ocurre con el mundo de la moda en China?, ¿qué conocemos de este sector en nuestro país?

Por un lado, seguramente nos venga a la mente la imagen de autobuses con turistas chinos en dirección hacia outlets, centros comerciales o prestigiosas calles con tiendas de moda, dispuestos a desembolsar grandes cantidades de dinero en marcas de lujo y marcas internacionales. Por otro lado, es probable que también surjan comentarios haciendo referencia a la copia e imitación de marcas por parte de empresas chinas, o simplemente la asociación de que todo lo que procede de China es barato, al por mayor y de mala calidad, ¿verdad?.

Pues bien, en el artículo de hoy os vamos a dar una visión muy distinta a la idea preconcebida que muchos de nosotros tenemos sobre la moda china y conoceremos cómo y por qué están apareciendo diseñadores chinos de moda.

Cómo los diseñadores chinos irrumpen en el mundo de la moda

Datos recientes indican que la solicitud de estudiantes chinos para entrar en universidades británicas creció un 30% desde el año pasado. Y no es ninguna casualidad que el Reino Unido sea el destino preferido por los estudiantes chinos para estudiar moda. En universidades y centros prestigiosos como la escuela Central St. Martins y la universidad Kingston University de Londres se han forjado importantes personalidades en el mundo de la moda, y por ello son los destinos escogidos por muchos estudiantes chinos que quieren aprender las técnicas europeas, trabajar con importantes y prestigiosos talleres de diseño internacionales y participar en las pasarelas de moda con mayor relevancia en París, Londres o Nueva York.

¿Qué ocurre tras esta etapa de formación en universidades extranjeras? Muchos de estos estudiantes regresan a China con la intención de lanzar su propia marca. No es sencillo dada la fuerte presencia y repercusión que tienen muchas marcas internacionales en China. Sin embargo, existen distintas organizaciones en el país asiático que apoyan el emprendimiento chino en el sector de la moda, asesoran su carrera profesional, les ayudan con la organización de eventos para mostrar sus creaciones, buscan alianzas con otras escuelas o negocios para dar mayor visibilidad a sus diseños… Un ejemplo de ello es el centro PMQ en Hong Kong, que ofrece a los jóvenes emprendedores distintos locales en sus instalaciones para que puedan vender sus creaciones, realizar colaboraciones con otros diseñadores o marcas, etc.

Fuente: Mónica Maurici

El diseño chino de estos jóvenes diseñadores va haciéndose un hueco en el mundo de la moda, y en los últimos años ya es cada vez más frecuente ver su aparición en distintas semanas de la moda como París y Milán. Otros diseñadores como Angel Chen o Masha Ma ya son reconocidos diseñadores chinos que se convirtieron en tendencia fuera de China desde hace varios años.

Fuente: angelchen.com

Por qué el diseño chino triunfa en China

Desde hace mucho tiempo, siempre hemos pensado en China como el país al que las empresas quieren ir a invertir o con el lugar donde simplemente se produce la ropa que luego vemos etiquetada “made in China”. Sin embargo, China ha cambiado y también el concepto de la moda en el país.

La sociedad china ahora tiene un mayor poder adquisitivo y es mucho más selectiva en la elección de sus productos de moda y belleza. Las grandes marcas internacionales siguen siendo un reclamo para el consumidor chino, pero han perdido el dominio absoluto del mercado. El consumidor chino ahora busca originalidad y diferenciación en las prendas, y ya no percibe las marcas internacionales como algo exclusivo como ocurría hace unos años. Por ello también ha empezado a poner sus ojos en el diseño local, en los diseñadores chinos, y los millennials chinos también han contribuido a provocar este cambio de tendencia.

Los millennials chinos muestran un gran interés por la cultura china y sus antepasados, de forma que muchas marcas y diseñadores de país se han adaptado a los gustos de estos potentes consumidores de moda que además tienen el poder de viralizar productos y marcas a través de la utilización de las redes sociales chinas. Por ejemplo, MukZin, una conocida marca china de street fashion, fundada por dos diseñadores chinos que se formaron en el extranjero, centran sus diseños de ropa en modernizar la imagen de la ropa tradicional china, con un diseño fresco, distinto y diferente.

Otro ejemplo que nos muestra el gusto por lo único es el éxito que tuvo la marca de belleza Pechoin hace dos años con el set de regalo que vendió para el famoso “Single Day” en China. La edición limitada se agotó en sólo 35 segundos. El éxito de esta campaña fue gracias a un video que realizó la marca y en el que enseñó todo el proceso de elaboración de una horquilla incluida en el set de regalo, desde la inspiración de la diseñadora hasta cómo se realizaba el accesorio de forma artesanal. La horquilla fue diseñada por la conocida diseñadora de joyas Zhong Hua, quien estudió en la escuela Central St. Martins de Londres, mencionada anteriormente.

Fuente: Jingdaily.com

Por otro lado, muchas marcas occidentales se han ganado cierta imagen negativa ante el consumidor chino a causa de los errores que han cometido con la cultura china. Aquellas marcas que han parecido ir en contra de su cultura, o aquéllas cuyas campañas de publicidad han sido consideradas como una falta de respeto con la sociedad china, han visto castigada fuertemente su marca en las redes sociales chinas, hasta el punto que las marcas han tenido que salir del aprieto realizando publicaciones específicas para pedir disculpas a los consumidores chinos.

Uno de los casos más sonados fue la cancelación del primer show de moda que Dolce & Gabanna tenía preparado en 2018 en Shanghai. El video de la campaña que promovía el espectáculo fue tildado de racista en las redes sociales chinas de una forma tan extrema que el Gobierno chino tuvo que intervenir y cancelar el evento justo unas pocas horas antes de que tuviera lugar el mismo. ¿El motivo de todo el revuelo? La aparición de una modelo asiática comiendo espaguetis y pizza con palillos, además del comentario “¿es demasiado grande para ti?” dirigido a la modelo que pretendía cazar con los palillos un postre en forma de tubo llamado cannoli.

Aquí podéis ver el vídeo de la polémica:

Las nuevas generaciones chinas, especialmente las que proceden de familias adineradas, buscan una mayor sofisticación cuando eligen moda. Los padres de estos jóvenes chinos tendían a escoger marcas simplemente para mostrar un determinado estatus social, sin embargo, los nuevos consumidores tienen otros valores y nuevas preferencias al escoger marcas y diseñadores de moda, un punto importante para los diseñadores chinos a la hora de ofrecerles sus diseños y sus precios.

Con este cambio de concepto, los diseñadores chinos tienen más opciones de triunfar en estos momentos en China que en países extranjeros. Muchos de estos diseñadores intentaron triunfar primero en el extranjero antes que en China, y con el paso del tiempo se han dado cuenta de que el camino correcto era el inverso; China está muy receptiva para el diseño local y es el momento para aprovechar el potencial del país.

¿Qué ocurre en el panorama internacional? Algunos círculos en el mundo de la moda parecen estar abiertos al diseño chino, pero siguen manteniendo una mentalidad conservadora en cuanto a marcas y estilos. El diseño chino gusta, llama la atención, pero aún no se han proclamado auténticos fanáticos por este estilo.

La semana de la moda de Shanghai cada año es un evento más y más popular, y es sin duda uno de los mejores escaparates para los diseñadores chinos. Es cuestión de tiempo que el diseño chino irrumpa con fuerza más allá de las fronteras chinas. Si los diseñadores japoneses lograron darse a conocer y convertirse en toda una referencia en el mundo, ¿por qué los diseñadores chinos no van a poder lograrlo?

2 Comentarios

  1. Aparte del concepto de diseño,moda y marcas los chinos se han vuelto muy sibaritas y buscan calidad.Por ello en China ya se hacen productos propios de excelente calidad y a unos precios ajustados.Cada vez que alguien de mi familia pasa a China, se lleva productos españoles que allí son difíciles de encontrar o a precios desorbitados, como jamón, queso manchego, vino, etc. A la vuelta traen ropa, calzado y productos fabricados allí de gran calidad.Ahora mismo, mientras escribo esto, llevo unos zapatos chinos muy buenos, cómodos y duraderos, que trajo mi mujer la última vez que estuvo allí hace un par de años, junto muchos artículos de calidad. Aquí estamos acostumbrados a que lo chino es de mala calidad, ya que las tiendas multiprecio para introducirse entran estos productos.En ropa, ya empiezan a haber comercios chinos con un nivel de calidad superior y están fabricados aquí por ciudadanos chinos. Un aspecto que conozco mucho como modelista profesional es el de las miniaturas de coches y trenes de colección, entre otras cosas.Inicialmente en China se fabricaban estos productos bajo el encargo de marcas europeas de prestigio y calidad, pues a estas marcas les salía más rentable.Pero ahora han salido muchos fabricantes chinos con un nivel de calidad suprema y que venden sus productos a todo el Mundo.Un ejemplo es el de los fascículos coleccionables de coches o camiones .Una de ellas es de camiones Pegaso a 1:43 de la editorial Salvat.Antes para tener un camión de este tipo, tenías que pagar sobre 100 € o más de cualquier marca europea.Ahora salen con moldes nuevos camiones con su fascículo por solo 24,95 € y con un nivel de acabado sorprendente. Eso sí, en China, la mano de obra no sale tan barata como antes.Por ejemplo, la marca china IXO tiene sus oficinas entre Hong Kong y Macao, donde paga menos impuestos, la antigua fábrica y actual centro de modelaje y diseño, al lado en Cantón, pero desde hace unos años, la fabricación y el montaje se hacen en Bangladesh, donde la mano de obra está muy barata. Todo esto se puede aplicar en la moda y otros productos.

    • He visto en España el anuncio del Pegaso, siempre que en septiembre empiezan a poner anuncios de coleccionables por la tele mi furor coleccionista quiere hacerse dos o tres pero por fortuna me controlo… la única colección que tengo es el curso de ruso que sacó Planeta Agostini hace años, cuando se puso de moda Rusia con la Perestroika.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.