¿El fin de la disidencia?
La respuesta, amigo mío, está en el viento…

 

La preocupante desaparición, desde hace unos días, del artista y provocateur chino Ai Weiwei marca, posiblemente, el fin de la disidencia actual en China. Tras las detenciones y condenas de Hu Jia y Liu Xiaobo en años anteriores (y la de Tan Zuoren, la desaparición de Gao Zhisheng, etc), Ai era básicamente el único crítico prominente contra el Gobierno chino que quedaba en libertad, y es bastante probable que esto haya terminado.

Hasta no hace mucho, Ai -no confundir con Amnistía Internacional- era, a ojos de muchos, un «intocable». Un señor que, por venir de una familia de intelectuales muy famosa y que estuvo cerca del poder tanto en la época imperial como en la comunista, podía, aparentemente, decir lo que le viniera en gana. Un protegido, un falso disidente que en realidad tenía muy buenas «guanxi», muchos contactos con las altas esferas, además de mucho dinero. Pero esta visión se tambaleó hace cosa de un año, cuando le partieron la crisma cuando intentaba abogar por los padres de niños fallecidos en el terremoto de Sichuan. Y esa visión se ha roto del todo ahora, con una desaparición que apunta a que Ai afrontará pronto la típica acusación de «subversión» que les suele caer a los disidentes. Pero ojo que Ai tiene un carácter muy fuerte -a veces hasta colérico- y no se va a quedar de rositas ante las acusaciones…

Una obra de Ai Weiwei, que, como veis, reparte para todos.

Todo este mal asunto podría suponer, como digo, un final del grupo de disidentes chinos, un heterogéneo y no organizado «club» de quizá un centenar de personas con distintos oficios y reivindicaciones, que en su mayoría se conocían entre sí y eran cercanos pero no formaban un grupo político, ni una ONG, ni nada concreto. Algunos, además, eran de las pocas fuentes críticas con el Gobierno chino que tenían los periodistas extranjeros que trabajan -trabajamos- en este país. Tras unos primeros años de esta década en los que aún podían abanderar ciertos derechos civiles, criticar con más o menos timidez -Ai era el menos tímido- y hablar con los periodistas extranjeros, el periodo de las «cien flores» ha terminado.

El suceso también marca la culminación -espero, porque como vayamos a peor esto no se dónde podría llegar- de unos años de progresivo cierre de China, un cierre que a mi entender empezó en marzo de 2008, con las revueltas tibetanas. Allí, el Gobierno chino se sintió amenazado en el interior por fuerzas que tenían cierto apoyo de corrientes de opinión pública exteriores, en un momento muy delicado para el país, el que marcaba su presentación como potencia al mundo (JJOO, Expo, primeros puestos económicos mundiales, salida de sus empresas a comprar al exterior, etc). Desde entonces, los comunistas decidieron cerrar el grifo (no es que saliera mucho chorro, pero algo goteaba), el Nobel de la Paz a Liu les llevó a darle una vuelta a la manija con llave inglesa, y las protestas en los países árabes han hecho que le pongan un corcho al caño por si acaso. Todo atado y bien atado, por si las moscas.

No es momento para optimismos, la verdad, pero no nos desesperemos, el planeta sigue dando vueltas y China, que en un par de años cambia a sus líderes, también. No os voy a engañar, estamos en uno de los momentos de mayor cerrazón del régimen chino en los cerca de 10 años que he vivido aquí, pero precisamente por ello, a lo mejor hemos tocado fondo y a partir de ahora vamos hacia arriba…

Hoy tocó un artista «revolucionario» llamado Bob Dylan en Pekín por primera vez en su carrera (y ahí estuve para verlo): vale que está ya talludito, y que no pudo o no quiso cantar canciones como «Blowing in the wind», pero bueno, es un gesto… a ver si los tiempos cambian, como canta el mismo Bob.

1 Comment

  1. Enviado por shilochi
    (Contacto Página)
    Que Bien…..Fuck Ai Weiwei!!!!!

    ~~~
    Enviado por Julen
    (Contacto Página)
    La verdad es que lo de los disidentes Chinos es de conya, parece que lo hacen a posta. El uno, Liu XB, recibiendo fondos directamente del Congreso Americano, y escribiendo cosas como «ojala China hubiese sido colonizada 100 anyos mas». El otro Ai realiza un «arte» que consiste en cagarse en la historia China y romper vasijas de la dinastia Han… vamos que sinceramente, si yo fuera un currela Chino normal, partiendome los cuernos 24/7 para sacar adelante mi tenderete, les mandaria a todos a tomar por saco — y eso es precisamente lo que hacen la mayoria de los Chinos, ignorarlos.
    Dicho esto, no soy un currela Chino y espero que le liberen cuanto antes a Ai y a Liu. Pero a lo que voy es que estos disidentes no son verdaderos lideres populares. Francamente, le veo mucha mas valia a gente como Xu Zhiyong, mejor preparado y trabajando de verdad por la gente, sin dar tanto la nota.
    En cuanto al largo plazo de China, hay que esperar un poco para decidirse. Yo soy de la opinion de que esto es un tema transitorio, los grupos de poder en el partido quieren tener todo bien amarrado este anyo no vaya a salir un contratiempo que les quite la silla en el ultimo momento. Confio que esto no sea mas que una oleada transitoria.

    ~~~
    Enviado por Manuel Durá
    (Contacto Página)
    Está claro que ni Liu Xiaobo ni Ai Weiwei son líderes populares. En cuanto a Ai Weiwei, las relaciones entre arte y poder son complejas tanto en China como en el resto del mundo. Sólo diré que Goya se cagó en España mientras pintaba a la familia real; Andy Warhol se cagó en el arte y en el capitalismo americano utilizando su mismo lenguaje; leí ayer que un artista italiano ha puesto en venta a su propia madre. Lo que intento decir es que aunque el arte chino sea ya uno de los más cotizados en el mercado mundial, sólo podrá aportar algo interesante si rompe de una vez todas las vasijas Han y se caga mil veces en Confucio. En una famosa conferencia, el bloguero Han Han creo que dio en el clavo al explicar por qué China tiene que cambiar si quiere que el resto del mundo admire su inmensa riqueza cultural y deje de ver en el arte un mero instrumento del poder. Vale la pena recordarlo hoy: http://www.youtube.com/watch?v=orErbK40LcQ

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Espero que como dice CHCH se acabe aqui la «carta de ajuste» y empiece la programacion, pero me temo que tras «ajustar» y enrejar a los prominentes, iran a por los siguientes, y como estos no son tan conocidos, pues lo haran con mas tranquilidad, que no sosiego. Y shilochi, ten cuidado en festejar, que los que como tu habeis estado o estais en el extranjero, siempre sois sospechosos, por mucho que le cantes loas y alabanzas al partido a sus secuaces y a sus desmanes; y si no que le pregunten a los que durante la revolucion cultural tenian «pecado de clase» ni aunque vendieran a sus padres en la primera purga disponible quedaban perdonados. Si, si, ya se que eso acabo hace 30 años… pero cuando no hay enemigos que encarcelar (ya estan todos dentro) hay que buscar alguno… Espero equivocarme, pero aqui cada vez huele mas a rancio; algun cadaver que andan exhumando -sera, digo yo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    shilochi: luego los trolls me acusan de ser tu amigo y me dan problemas, así que me pondré duro contigo… A ver, en vez de ponerte así, razona tus razones para atacar a Ai Weiwei…

    En cuanto a lo de cagarse en la historia china, estoy de acuerdo con Manuel Durá en que esa es precisamente una de las obligaciones del arte, provocar y romper con lo anterior. El propio maoísmo fue quien propugnó lo de romper con la milenaria civilización, además, así que a lo mejor en el fondo Ai Weiwei es más rojo que el Gobierno…

    Yo la única esperanza que abrigo es que el gobierno que salga en 2012 y 2013 esté más relajado, apoyándose, quién sabe, en una economía mejor y una política social que haya dado sus frutos y tranquilice a las masas… Quizá entonces salga un caldo de cultivo para que las voces críticas vuelvan a ser toleradas, aunque sea en pequeña cantidad…

    ¡Confiemos en Han Han! (pero mejor no le tachemos de disidente, porque si no, otro a por el que irán).

    ~~~
    Enviado por Aurelio
    (Contacto Página)
    (10.000 perdones)…estooo, no tiene nada que ver, pero quiero dejar un mensaje para localizar a Antonio, nos encontramos en 张家界 (Zhāngjiājiè) el finde pasado. Te dejo la dirección de mi blog en fase beta por si quieres contactar. Un abrazo a todos y ojalá se redistribuyera mejor la riqueza no ya en China, ¡en todo el mundo!

    ~~~
    Enviado por Manué
    (Contacto Página)
    No estoy seguro de qué deriva tomará el gobierno cuando cambie en los próximos años. Cuando la actual cúpula llegó al poder, se esperaba mucho, se decía que Hu y Wen eran más moderados… No podemos saber aún cómo actuara en este tema el tandem Xi-Li, pero teniendo en cuenta lo que se dice sobre Xi y su idea de legitimidad del poder (véanse los cables de wikileaks) no sé si cabe esperar mucho… De todas maneras, la inmensa mayoría de los chinos no da un duro por la disidencia, igual, mutatis mutandis, que en la España tardofranquista. Además, la idea de disidencia es un concepto occidental y los chinos lo ven más como esnobismo. La relación entre el gobierno y los chinos es casi una relación paterno-filial, una reproducción a escala mayor de la estructura familiar. Por eso, los chinos suelen ver a los disidentes como hermanos rebeldes y desobedientes que tienen que ser castigados porque son unos desagradecidos.

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra
    (Contacto Página)
    Hola Antonio,
    A mí con este señor me pasa un poco lo mismo que con el premio Nobel de la Paz, es decir, que me da pena y me parece injusto que estén así, pero que lo que se dice sentir simpatía por ellos, pues no la siento..
    Lei dos artículos suyos en el Guardian, y empecé a ver cosas que me rechinaban. Me pareció un poco vendido a Occidente. Luego no había más que leer los comentarios de los lectores (algunos bastante bien argumentados http://www.bbc.co.uk/radio4/reith2008/transcript4.shtml ) para corroborar lo que ya pensaba. El señor Ai (ay!), pese a sus visión crítica, despertaba antipatías y le daban cera de la buena por todas partes. A los lectores no les coló lo que decía.

    Yo sinceramente no sé qué pensar de esta disidencia china. Me duele la situación general bastante más que los casos mirados uno a uno.

    Yo, mientras sigo a la espera de que conocer otro tipo de disidentes, mantengo la esperanza de que estos opositores y sus familias gocen de una mejor situación.

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra
    (Contacto Página)
    Ya que me meto en el foro, al menos dejo el enlace del artículo que menciono (el de dar cera, pulir cera al Sr. Ai)

    http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2008/aug/25/olympics2008.china

    Un abrazo!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Aurelio: me hace gracia que el blog se convierta en lugar de kedada… ¡brindo por ello! Espero que encuentres a mi tocayo pronto…

    Manué: bueno, una cosa puedo decir de Xi, y es que no es un muñeco de cera a pilas como Hu… Todavía no sé si el actual presidente chino siente o padece, es lo más hierático que he visto en la vida.

    Nobleza: entras aquí en un mundo que me gusta, el de las opiniones que no son blancas ni negras, sino grises… Yo estoy en ese territorio muchas veces.

    Ai Weiwei es un artista, y como tal es excéntrico, excesivo, polémico… Es lo que han de ser los artistas (en Occidente, en Oriente no son tan así). Tiene amigos y enemigos: en las altas esferas, en el mundo del artisteo…

    El problema es que cuando ocurre algo como lo actual, es decir, una detención arbitraria y con desaparición, Ai pasa a ser mucho más: un ángel para un bando, un demonio para el otro.

    (sigue)

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Ai entonces se convierte en un símbolo, como LXB. Y eso enrarece la situación, radicaliza a las partes: Gobierno chino vs Occidente, simpatizantes del Gobierno chino vs antipatizantes…

    Esto añade un motivo más para condenar la detención de Ai, nos caiga bien o no el pintor: al que le caiga bien, le parecerá un horror, y al que le caiga mal, también, porque Ai estará siendo «canonizado» por Occidente. Por tanto, a nadie va a contentar esta medida, exceptuando, claro, a los líderes comunistas chinos.

    Es por eso que gente como LXB o Ai, sean más o menos prooccidentales, más o menos útiles para China, nunca deberían haber sido detenidos, comulguemos con sus ideas o no.

    Añadiré una cosa: tengo la impresión de que a Ai Weiwei no lo van a condenar si él accede a irse del país, en plan Gao Xingjian. Es más, yo creo que lo han detenido porque hace unos días Ai apuntó en una entrevista con la prensa alemana que a lo mejor se iba de China. Eso podría haber movido al gobierno a todo este lío.

    ~~~
    Enviado por José Luis
    (Contacto Página)
    Pues a mí la noticia de su detetención, sin sorprenderme, me ha entristecido bastante por lo que tiene de marcha atrás y cierre sobre sí en la apertura de China al mundo.
    Saludos

    ~~~
    Enviado por Manué
    (Contacto Página)
    Nobleza, pues a mí algunos de los comentarios al artículo de Ai me parecen creaciones de los famosos topillos del Partido que rastrean lo que se publica sobre China en medios extranjeros y comentan a favor del gobierno. Y lo de que están bien argumentados, no veo mucho de qué forma desacreditan los fundamentos de lo que dice Ai. El único fallo que le veo a la opinión de Ai es quizá exceso de idealismo.

    ~~~
    Enviado por Manué
    (Contacto Página)
    Y’disidencia’ es un concepto puramente occidental. Aquí la gran mayoría no va a cuestionar la legitimidad del gobierno, porque esos fundamentos se basan en conceptos irracionales, como el Mandato Celeste. Los chinos no se complican innecesariamente, son más pragmáticos y se preocupan más por lo próximo e inmediato, se quejan por problemas concretos, y en esos casos, cabe recurrir al tradicional sistema de los ‘peticionarios’ (aunque en algunos casos se agota la paciencia y el aguante, como ocurrió en Weng’an). Si no, pues te esperas a que caduque el ‘Mandato’ y otra ‘dinastía’ tome el relevo. En mi opinión, los chinos es general suelen tener una idea «pesimista» -quizá, mejor dicho, realista- sobre la naturaleza del poder, la sociedad y el género humano. Tanto es así, creo, que la única alternativa (o ‘disidencia’) a la política y la sociedad que he visto en la tradición china es la idea taoísta de renunciar al mundo (Laozi, Zhuangzi, p.ej.

    ~~~
    Enviado por Manuel Durá
    (Contacto Página)
    Comparto en parte lo que dices, tocayo Manué, pero no olvidemos tampoco que si nos ponemos a contar revoluciones los chinos ganan a cualquier país occidental por goleada. Y si hablamos de mandato celeste, muchos emperadores lo perdieron antes que sus concubinas la virginidad.

    ~~~
    Enviado por z0rg
    (Contacto Página)
    Es muy coherente Liu Xiaobo cuando dice desear que China hubiese sido colonizada 100 años más o Ai al destrozar jarrones Han con sus pretensiones de occidentalizar China. Detestan su propia cultura, sienten que la occidental es superior, y desean que la civilización occidental se implante en China. Habrían sido felices nacidos en una China plenamente democratizada y evangelizada, donde los caracteres chinos y los palillos estuviesen en desuso y el inglés fuese lengua cooficial.

    Es la actitud de casi todos los chinos demócratas que conozco, comunmente llamados disidentes por la propaganda occidental, aunque el término correcto es antisistema. Tal vez no sean tan explícitos como Liu ni tan gráficos como Ai. Pero la actitud viene a ser esa, autoodio y complejo de inferioridad. Así es el chino políticamente correcto, un pelele que se avergüenza de su ‘chinez’ y abraza a Occidente deseando ser extirpado de cualquier rastro de ella.

    ~~~
    Enviado por z0rg
    (Contacto Página)
    Por cierto, yo no me alegro de que este señor haya sido detenido, aunque me parezca un imbécil. Sí me alegro de que Liu esté entre rejas siendo un agente que cobraba de la inteligencia americana con el objetivo de derrocar al Estado chino, un crimen justamente perseguido en cualquier país del mundo. Pero tiene gracia que todas las celebrirades ‘disidentes’ (Liu, Ai, Rebiya, Dalai y demás) sean personajes deleznables por unas u otras razones, y en casi todos los casos niños ricos. Algunos podrán apoyarles o no en la medida en que deseen que China se venga abajo, pero es insostenible pretender que esta pandilla representa a nadie más que a sus propios fines egoístas y ganas de hacer carrera en Occidente a costa de vender su patria al mejor postor. Los verdaderos héroes disidentes son los que las pasaron putas con Mao y hoy son tecnócratas trabajando por llevar su país a la cumbre. Esos son los que merecen Nobel de la Paz y de Economía ya que estamos.

    ~~~
    Enviado por supergugu
    (Contacto Página)
    z0rg: Ai esta encarcelados por pensar diferente. Si tienen dinero y les gusta Occidente y su sistema politico, pues alla ellos, son libres de pensar como quieran. En Europa o EEUU nadie es encarcelado por opinar abiertamente que la civilizacion china es superior.
    Y romper la urna Han, creo que lo has interpretado al reves. era una forma precisamente de criticar la occidentalizacion y la destruccion de la tradicion china. Hay otra obra muy famosa de Ai con el mismo significado que consiste en una urna antigua con el logotipo de Cocacola estampado sobre ella
    (http://www.thedailybeast.com/blogs-and-stories/2009-03-11/how-china-conquered-the-art-world/2/#)
    Si cualquier critica a un gobierno autoritario la interpretamos como un aplauso a Occidente, pues vamos listos… Yo personalmente reconozco que Occidente, pero no pr eso dejo de criticar al gobierno chino.

    ~~~
    Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    Queria decir que ‘reconozco que occidente politicamente es una mierda’
    Otra cosa, probablemente desde el punto de vista de la dinastia qing o luego del kuomintang, Mao y los comunistas podrian haber sido acusados de lo mismo que hoy se acusa a liu y Ai, a fin de cuentas mao y el pcch tambien estaban violando las leyes chinas de aquel momento, y ademas con una ideologia occidental -el comunismo- como fondo ideologico.

    ~~~
    Enviado por z0rg
    (Contacto Página)
    @supergugu, en Occidente también se persigue a los que atacan el sistema vigente, es decir el sistema democrático. En España la ilegalización de cierto movimiento político es cosa rutinaria. En Alemania y otros países se ilegalizan partidos ultraderechistas. En Europa del Este y hasta hace bien poco en Estados Unidos se persigue a los comunistas. Y en buena parte del mundo excolonial haber sido pro-metrópoli es un estigma que se arrastra durante generaciones. En toda parte se persigue a las sectas, a los que quieren un sistema radicalmente distinto, etc.

    Es natural que a Occidente le escueza que en China persigan a los occidentalistas, o que en Arabia escueza que nosotros persigamos a los «disidentes» islamistas (y no sólo a los terroristas), pero de ahí a buscar una condena «global» como se hace contra China hay mucho trecho.

    ~~~
    Enviado por Antonio
    (Contacto Página)
    Animo con el blog Aurelio!! perdon: 加油!! No sabia que tambien fueras Antonio, Chinochano… tu blog es la repera, que no decaiga!!

    ~~~
    Enviado por supergugu
    (Contacto Página)
    z0rg: en eso estamos de acuerdo, ya decía que la politica en occidente tb me parece una mierda, pero el hecho de que occidente haga lo mismo no quiere decir que sea razonable lo que se hace en China, no lo es en un caso ni en el otro.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    He dejado un poco desatendida esta cadena de comentarios… perdón, he tenido unos días algo ajetreados.

    Estoy de acuerdo en que todo reside en un choque de sistemas, el chino y el occidental. China tiene un sistema, que a Occidente no nos gusta, y detiene a los que lo ponen en duda ofreciendo como alternativa el occidental. Es similar teóricamente a la lucha de las democracias contra lo antidemocrático.

    La diferencia está en el grado de la lucha antisistema, y creo que allí es donde China se equivoca.

    Primero: no lo explica bien. Por ejemplo silenciar absolutamente el caso de Ai y con ello muestra que siente remordimiento, o miedo, o que sabe que en el fondo no está bien.

    Además, China actúa contra los «antisistema» cuando éstos son apenas una semilla… un sistema preventivo que da miedo y hace pensar que estamos ante una especie de «Minority Report»: es decir, «Ai y Liu, os detenemos porque en 2030 vais a liderar un partido que derroque al comunismo».

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Ahí reside la gran diferencia frente al método de lucha antisistema occidental, que lucha contra movimientos ya muy organizados, a veces hasta armados, y que incluso en el pasado causaron genocidios (caso de Alemania contra los movimientos neonazis). Los movimientos antisistema chinos son poco más que individuales (con algo de apoyo de ONGs y prensa extranjera, si acaso) y no han causado daño en el pasado ni en el presente, como no sea daño teórico, que en ningún caso es medible (y a mi juicio también es mínimo: si los chinos están cabreados no es porque hayan visto las obras de Ai, sino por el alto precio de la vivienda, la buena vida de los políticos locales corruptos, la censura internetera…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.