El fin de Larung Gar

Suelo tener mis reservas hacia los movimientos pro-Tíbet, por la siempre explosiva mezcla de nacionalismo, religión y Richard Gere, pero a veces toca revisar las convicciones, y he de reconocer que desde hace un par de años esos movimientos tienen razón en una cosa: las autoridades chinas están cometiendo un gravísimo crimen, como mínimo estético pero seguramente también cultural, social y humano, en un tan desconocido como bello lugar, perdido en las mesetas tibetanas, llamado Larung Gar.

Para que yo y muchos otros descubriéramos Larung Gar, estos movimientos que menciono tuvieron que denunciar que las excavadoras lo estaban destruyendo. Sus comunicados de prensa comenzaron hacia 2016 a hablarnos de ese sitio -había sido fundado en 1980 en la provincia de Sichuan, era seguramente el mayor monasterio de cualquier religión del mundo, tenía unos 40.000 monjes y monjas en sus mejores tiempos…- y empezamos a buscar imágenes del sitio en Google. Nos encontramos así con unas estampas espectaculares de cientos de casas de colorines desparramadas por verdes y escarpadas laderas, formando una villa de geometría imposible salvo si eres tibetano.

Hacia finales de 2016 o principios de 2017, no sé con exactitud cuando, las autoridades chinas decidieron que el lugar era “peligroso”. Según la versión oficial, peligroso para sus pobladores por la posibilidad de desprendimientos, aunque se teme que el verdadero peligro que veían las autoridades era que tantos monjes juntos en un solo lugar pudieran organizar protestas o movimientos reivindicativos. Sea como fuere, se ordenó reducir el número de religiosos en la zona a 3.500 monjas y 1.500 monjes, y destruir las viviendas de los que se debían ir. Entre los que tuvieron que marcharse también había chinos de la etnia mayoritaria Han, pues se calcula que al menos un 10 por cien de los acólitos eran no tibetanos.

Pocas imágenes se filtran del lugar, de difícil acceso y vigilado por las fuerzas de seguridad chinas, pero las que llegan son descorazonadoras. Dejando aparte una religión que no sigo, y un nacionalismo ante el que como mínimo me muestro neutral, me parece que China ha cometido un gravísimo error.

1 Comment

  1. Es tan descorazonador… Reconzco que el gobierno ha tenido su papel muy relevante en levantar el pais… Pero estas decisiones ante estas cosas… Me imagino como era esto antes de la revolucion cultural o incluso antes de Mao, durante las dinastias…

    En fin, otro clavo mas en la tapa, ya pueden ir los de apple y starbucks a poner su tienda con look cultureta… paletos

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.