El único Tíbet libre de propaganda

Antes de que el Tíbet se convirtiera en el avispero de violencia -por los dos bandos- que está hecho hoy, fue visitado por un insigne personaje de ficción y con mechón: Tintín, acompañado del dipsómano capitán Haddock.

Tintín viajó al Himalaya en 1958 para salvar a su amigo chino Tchang, en la que para muchos es una de las mejores aventuras dibujadas por Hergé. Y suscribo la opinión.

Hergé contaba en las entrevistas que cuando dibujó ese álbum se encontraba en un momento de depresión, después de haberse divorciado de su mujer. Además, tenía extrañas pesadillas en las que lo veía todo blanco. Ese color blanco es precisamente el que más abunda en el libro, sobre todo en la segunda mitad de la aventura, cuando Tintín llega a las montañas nevadas.

El libro es raro: está lleno de sueños, aparecen elementos fantásticos que en otros álbumes no abundan (el Yeti, los lamas levitando), tiene menos color que otras historias… Es un libro diferente, yo diría que menos ñoño que otros de Tintín, más adulto.

Es curioso que, aunque el libro se llama Tintín en el Tíbet, seguramente no ocurre en tierras tibetanas. Para ir al Himalaya, Tintín y Haddock toman un avión que les deja en Katmandú, la capital de Nepal, y desde allí ascienden las montañas. Pero las vertientes de las montañas himalayas en Nepal no son consideradas territorio tibetano, ni siquiera por el Dalai Lama y otros grupos independentistas (que sí reclaman partes de la India o Bután, por ejemplo). Quizá hubiera sido más exacto llamar al album «Tintín en el Himalaya».

Pese a ello, los chinos, cuando tradujeron por primera vez la obra de Hergé, la llamaron «Tintín en el Tíbet chino», para reafirmar su soberanía sobre esa zona (la propaganda china suele incluir el gentilicio «chino» cuando se refiere a Taiwán y Tíbet, aunque pueda sonar redundante).

A la familia de Hergé, que posee los derechos de la obra, no le hizo mucha gracia ese retoque, y reclamaron a la editorial china que dejara el nombre original. Finalmente, se aceptó la reclamación, y en China el álbum se llama actualmente 丁丁在西藏 (Dingding zai Xizang), es decir, «Tintín en el Tíbet» a secas.

Pelis de Richard Gere
música de Nacho Cano
y un buen Tintín en la mano
es lo que el Dalai más quiere

1 Comment

  1. Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    me gustaria ver que algun dia los tibetanos se alien con los talibanes, entonces a ver qué dicen estos occidentales listillos, todos los estados o paises fundados exclusivamente con poderes religiosos son peligrosos! Tened en cuenta esto!

    ~~~
    Enviado por An
    (Contacto Página)
    interesante…muy interesante, si te digo la verdad es una de la pocas historias de tin tin que no e leido 🙂 Saludos amigo , espero que todo este bien 🙂

    ~~~
    Enviado por Lorena
    (Contacto Página)
    Me encanta Tintín y eso que lo descubrí de mayor. Es increible como con un simple comic pueden contarse tantas cosas. Ya has hablado de El Loto Azul?

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    TINTIN es buenisimo, aunque a su autor se le ha acusado de racista y de simpatías por los nazis, yo también recomiendo cualquiera de sus historias, estoy contigo CHCH

    ~~~
    Enviado por fabiana
    (Contacto Página)
    Siiiii lo lei lo lei lo lei …. aunque prefiero mas Mafalda jajajaja

    ~~~
    Enviado por Francisco Dans
    (Contacto Página)
    Para mí es, junto a Vuelo 714 para Sydney la mejor obra de Hergé. Realmente yo creo que cualquier Tintín en el que esté Haddock es genial, salvo esa bazofia que es Tintín en el lago de los tiburones

    ~~~
    Enviado por Joanna
    (Contacto Página)
    A mi lo que mas me apasiona de Tintin en el Tibet es la verdadera amistad que hubo entre Herge y Tchang…
    http://www.china.org.cn/english/MATERIAL/74324.htm

    ~~~
    Enviado por jose
    (Contacto Página)
    Tintin en el tibet es un clásico de mi infancia. Un saludo para el Yeti (lo han capturado ya los chinos?)

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Lorena y Joanna: ya comenté cosas de El Loto Azul y el verdadero Tchang el año pasado, con ocasión del centenario de Herge. El post en cuestión es éste

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.