Ele que ele

Uno de los tópicos que en España tenemos sobre los chinos es ése de que cambian las erres por eles al hablar:

«Eles una lata lastlela».

Así, como en el Mortadelo de arriba, suelen hablar los chinos que aparecen caricaturizados en la cultura española (no ocurre así, lógicamente, en culturas como la francesa o la anglosajona, que no tienen erres).

Algo hay de verdad en el topicazo: a los estudiantes chinos de español, la erre fuerte (un sonido del que carecen muchas lenguas del mundo) suele ser la letra que más se les resiste, y aunque algunos la acaban dominando, los hay que se rinden para siempre y la cambian por una ele.

Pero no siempre es así: Otros chinos optan por cambiar la erre doble por una ere suave.

Una «tercera vía» acude a una solución curiosa. Mi novia, que está estudiando español, es un buen ejemplo de este grupo. A ella -que dicho sea de paso, aprende español con una rápidez pasmosa- no le sale de momento la letra erre sola (por ejemplo, en «ratón»), pero sí la puede pronunciar si delante hay otro sonido consonántico. No tiene problemas para decir «bra», «cra», «gra», «dra», etc. Así que, cuando quiere decir por ejemplo «perro», acaba pronunciando «pedro».

Lo curioso es que casi nadie en China opta por la solución «francesa», del tipo «el pego de san goque no tiene gabo», ni por la «anglosajona» («el perwo de san rwoque no tiene rwabo»). ¿Curioso, no? Que algún lingüista me lo explique.

En general, esta caricaturización del chino que no pronuncia las erres se la endosamos también a otros orientales. Pero ojo: aunque la mayoría de las lenguas de Asia Oriental, en efecto, no tienen erre fuerte, sí que la tienen el camboyano y el tailandés (a lo mejor hay otras excepciones, yo sólo hablo de las lenguas que he oído). Las erres de tailandeses y camboyanos, vecinos pero que hablan lenguas de diferente familia, son sonidos más fuertes incluso que las erres españolas, yo casi las llamaría errres.

Otra excepción son los chinos uigues (los que vienen de Xinjiang, en el noroeste del país), que no sólo pronuncian muy bien la erre, sino que la usan, en los puestos de venta de pinchos morunos, para demostrar que son uigures auténticos. «¡¡¡Rrrrrrrrrrrrrrr!!!», gritan cuando venden la mercancía. Hay que decir, de todas formas, que los uigures tienen más que ver con los pueblos de Asia Central que con los asiáticos orientales, y que no sé si ese sonido onomatopéyico luego lo usan en su lengua.

Ya que hablamos de cómics, aprovecho, sin que tenga que ver nada con lo anterior, para recomendar un blog llamado Transgordo, en el que cada post es una viñeta dedicada a una expresión castellana, a la que los autores le dan una vuelta de rosca. Como lo que acabo de decir no se entiende mucho, os pongo mejor un ejemplo, que además es muy chino:

Este no es precisamente el que más me gusta, pero es el más chino. Recomiendo ver las viñetas «Nevada del copón», «Nos trasladamus» y «Abre, César»… En fin, echadle una visita si tenéis tiempo.

1 Comment

  1. Enviado por Anita
    (Contacto Página)
    La página de Transgordo está muy chistosa. Creo que «Chino cableado» recrea tu punto de las eles.

    ~~~
    Enviado por surzin
    (Contacto Página)
    La «r» (fuerte) es a los chinos como la «j» a los anglosajones. Me parto la caja cada vez que alguno dice alguna palabra con dicha consonante.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    sí, como Melanie cuando dijo lo de «Amtonio, te quiero una ‘harta'»

Responder a chinochano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.