En directo desde un restaurante chino

El post de hoy lo escribo desde este lugar:

Se trata de uno de los restaurantes de la cadena Jindingxuan, especializada en comida cantonesa. Resulta que mi actual casa (me mudé a ella hace 15 días) está justo detrás del restaurante. Casi se puede decir que es el mismo edificio, y como el resturante es la parte más interesante de le edificación, le voy a dedicar el post de hoy (por ello, más que un post será un spot).

Situado en una zona por la que se pasa muy a menudo en coche (el norte del segundo anillo de circunvalación), grande y barrocamente decorado, el restaurante Jingdingxuan siempre me había llamado mucho la atención, pero hasta ahora nunca había venido. Tras mudarme aquí, se ha convertido en una de mis principales fuentes de alimento (su servicio 24 horas ayuda a ello).

Jindingxuan es un restaurante difícil de clasificar. Aparentemente es un lugar de lujo, con camareros que se hablan entre ellos por radiofrecuencia, una pecera llena de langostas, platos de máriscos raros de los de 1.000 yuanes…

Pero por otra parte es un lugar muy económico para comer dim sum, esas tapitas tan famosas de la comida cantonesa, que en Pekín, miles de kilómetros al norte de Cantón, no es fácil encontrar si no se va a un sitio especializado. Estas tapas valen menos de un euro, y son ideales para el desayuno, la recena o la rerrecena. Ahora me estoy tomando una de gambas.

Si el primer piso está libre, puede uno usar Internet Wifi, así que me traje hoy mi portatil y aquí estoy, disfrutando de uno de los mejores «cibercafés» de la ciudad.

Como ya he venido tantas veces, he podido ver cosas curiosas de este lugar. Por ejemplo, todas las noches en el escenario, unas chicas vestidas con qipaos rojo pasión se dedican a subastar caligrafías, cuadros, abanicos gigantes y otras cosas que yo tendría que estar muy borracho para comprar (aunque nunca se sabe). Son los típicos souvenirs que en el mercadillo encuentras 10 veces más baratos, pero se ve que los del restaurante son de artistas de verdad -o eso quieren hacernos creer- y los venden por cienes de yuanes.

El acuario con los peces (todo restaurante chino que sirve pescado suele tener uno) es también muy curioso. En él hay peces rojos de esos que suele poner uno en la pecera… pero gigantescos, del tamaño de una merluza. En las peceras hay un cartel que dice «no me des más de comer, estoy lleno». ¿Lo habrá escrito una gamba?

Recientemente hice en el restaurante mi buena acción de la semana al avisarles que uno de los peces del acuario había fenecido. Lo retiraron de la pecera y me dieron las gracias, pero no me invitaron a aleta de tiburón ni similar.

Jindingxuan es uno de los restaurantes más populares de Pekín. Él de al lado de mi casa creo que no es el original, pero sí uno de los más frecuentados por turistas (al estar entre el Templo de la Tierra y el Templo Lama) y noctámbulos (a su lado está la discoteca-karaoke-lugardemalvivir Tango). Ya que hablo de Tango, mencionaré que es una discoteca enorme, de cuatro pisos como Jindingxuan, y con una gran cualidad: fuera no se oye absolutamente nada de ruido del interior. Algo que se aprecia mucho cuando se vive a su lado.

El aspecto exterior de Jindingxuan, como de decorado kitsch de «Golpe en la Pequeña China», recuerda a uno de los restaurantes más famosos de Hong Kong, también especializado, lógicamente, en comida cantonesa: el restaurante flotante Jumbo:

Esto es todo por hoy, ya sólo queda enseñar el post al camarero y ver si gracias a él me dan un bonolangosta o algo así.

1 Comment

  1. Enviado por mireia
    (Contacto Página)
    Confiemos en que los bondadosos chinos tengan a bien empezar a invitarte, y cuando seas un habitual avisa que voy palla que ya se comer con palillos
    jajjajaja
    besos y voto desde la distancia

    ~~~
    Enviado por Cartonetti
    (Contacto Página)
    Míralo ChinoChano que se ha mudado detrás del Tanguuoo para poder mover el esqueleto a 5 minutos de distancia de la cama y piratear senyales de wi’fi del duenyo de ese imperio discotequero de several plantas donde Melmoth hace las delicias del respetable cada martes con su espectáculo «El plumero afaisanado»

    ~~~
    Enviado por Cristian
    (Contacto Página)
    Apreciado ChinoChano,
    felicidades por este blog. Super informativo y ameno. Me lo leeré periódicamente. Creo que tiene un par de años, ¿cierto?
    Nos conocimos el otro día en el Alameda. Cuelgo la dirección de un humilde blog que inauguré hace dos semanas, justo al establecerme en Pekín. No tiene nada que ver con lo tuyo,de mayor nivel. El mío es quizá una impresión de momento más ingenua y también menos ligada a lo chino. Cuelgo aquí el comentario porque precisamente mi ‘partner’ escribió un post de esta filial de la cadena Jindingxuan. Y por cierto, por pelos estuvimos a punto de alquilar un piso en el compound de enfrente.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    gracias Cristian, incluyo tu blog en la lista de favoritos de la derecha. Mi blog tiene año y medio, aunque este tipo de escritos los llevo haciendo casi cinco años (al principio se los mandaba solo a familiares y amigos).

    El compound de enfrente de Jindingxuan está chulo, pero casi no tiene tiendas, y de noche da un poco de miedo. Creo que hicisteis bien en no iros allí (yo vivo en las casas viejas de detras del restaurante, con menos glamour pero más calor humano).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.