Ese chino enamorado de la Luna

 

Hace un rato se ha cumplido lo planeado y China ha logrado depositar suavemente una sonda espacial en la Luna, 37 años después del anterior alunizaje controlado, el Lunik 24, llevado a cabo por la URSS (qué jóvenes con ilusiones éramos entonces, yo tenía 15 días de vida).

China ha llegado finalmente a la Luna, aunque todavía no con astronautas, algo que sólo ha conseguido EEUU, y que hace más de 40 años que no se intenta (los últimos cosmonautas en el satélite terrestre viajaron en 1972, con el Apolo XVII).

La llegada a la Luna para China no sólo tiene un componente tecnológico (explorar el cosmos) o político (darse prestigio internacional), sino también cultural, y de hecho los medios chinos hacen hincapié hoy en que China ha hecho realidad un sueño de siglos de historia, el de alcanzar un lugar clave para su civilización.

Para los chinos, la Luna siempre ha sido un lugar legendario y mítico: los antiguos chinos creían que en ella vivía la diosa Chang E, acompañada de un conejo alquimista que hace píldoras mágicas (estos dos personajes han servido para dar nombre a las naves y robots exploradores chinos). Además, el calendario chino es lunar, y los chinos aprovechan la Luna llena para celebrar algunas de las principales fiestas del año, como el Festival de la Linterna (primera Luna llena del año chino) o el Festival de Medio Otoño (la Luna llena más cercana a la Tierra del año, la «más grande»). En la primera de esas fiestas comen yuanxiao, unos dulces redondos y blancos como la Luna, mientras miran fijamente a ésta si el tiempo lo permite. En la segunda comen yuebing, pasteles de luna, cuyo nombre ya no deja lugar a dudas sobre a quién homenajean una vez más. Lo dicho, que los chinos han estado ligados a nuestro satélite durante milenios y han sentido fascinación por él.

Además, chino fue el primer hombre que, según dicen los relatos históricos del país (aunque los datos no son cien por cien fiables), intentó viajar a la Luna, a principios del siglo XVI. Fue Wan Hu, un alto cargo de la dinastía Ming que, enamorado de la Luna como el toro de la canción, se ató 47 cohetes a una silla y los encendió, esperando que ello le diera el suficiente impulso para alcanzar la blanca Selene. La explosión debió de ser de tal calibre que, o bien llegó de verdad al satélite y allí se quedó encantado a vivir, o se desintegró, opción esta última que desgraciadamente se maneja como la más plausible. En todo caso, hay un cráter en la cara oculta de la Luna que lleva su nombre, en homenaje a su intento.

1 Comment

  1. Enviado por Weiyi
    (Contacto Página)
    Intentando seguir en directo la bajada de yutu, pero no hay forma. El cctv en streaming funciona fatal y se corta. A ver si mañana veo un buen resumen en alguna parte.
    Me parece bastante emocionante. Y me llena de orgullo y satisfacción que el pueblo chino haya conseguido esta hazaña. Un sueño de mucho tiempo que ha supuesto mucho trabajo y sacrificio.

    ~~~
    Enviado por Kenchio
    (Contacto Página)
    Al final resulta que, con eso de estudiar, se me ha pasado totalmente lo del alunizaje, soy un desastre xD. Sí que he visto la película francesa que me dijiste, la de Viaje a la Luna. Dura 12 minutos y algo, y es digna de ver: ¡llegan a la luna con nada menos que un cañón gigante! Además, creo que el encuentro con los selenitas ilustra muy bien la forma de pensar de aquella época (por no mencionar el papel que juega la mujer en el corto).

    ~~~
    Enviado por Javier
    (Contacto Página)
    Muy bueno el artículo, combinando dos de los temas que más me han interesado siempres: El espacio y China. Lo mejor el intento de Wan hu por volar en la silla, que, por cierto, recuerda bastante a una escena de la primera película de Kung Fu Panda.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    cierto, la misma Wikipedia de la que saqué el dibujo dice que la escena de Kung Fu panda es un homenaje a Wan Hu.

    Kenchio: curiosa la presencia del número 12 en todo esto. 12 minutos, según nos cuentas, dura el corto de Melies. 12 minutos tardó la nave Chang E en aterrizar a la Luna, y lo hizo a las 21:12 hora local china. La nave llegó a la Luna 12 días después de ser lanzada desde Xichang. ¿Casualidad? Pues sí, pero qué gracia.,,

    Weiyi: yo tuve que pasar la noche en vela para verlo para el trabajo… he de admitir que no me pareció muy espectacular, casi todo eran fotos fijas e imágenes en las que no se sabía muy bien lo que se veía. También puede ser que estuviera tan cansado que no me cosqué de nada… En fin, por lo menos puedo decir que vi algo de Historia. Ahora, a esperar a los astronautas chinos, en 6 o 7 años.

    ~~~
    Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    Hola Chinochano. No es por nada, pero le das un aire romatico a esta noticia y de romantico no hay nada. Ya lo han dicho clarito; van a la Luna a investigar que es lo que se puede extraer de ella en el futuro. Yo creo que se estan posicionando ahi para ser de los primeros si hay un hipotetico reparto del pastel lunar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Es por darle un punto de vista desenfadado y diferente al de las noticias… Ya he dicho en el post que la exploración tiene un componente tecnológico y otro político, pero de ésos ya estaréis más que informados leyendo la prensa. Aquí, ya sabes, sólo se dicen pendejadas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.