Estrellas Chinochelín

 

Cuando se dice que las estrellas Michelín coronan a los mejores restaurantes del mundo, nos olvidamos de que la histórica compañía de neumáticos y guías de viaje sólo tiene controlada Europa Occidental. En América sus críticos gastronómicos sólo han hecho guía de Nueva York, y en Asia, sólo de Tokio, donde, por cierto, la primera guía Michelín salió el pasado año y concedió estrellas a 191 restaurantes, el doble de los que están estrellados en la mismísima París. Wikipedia nos aclara que hay que tener en cuenta que mientras París tiene 13.000 restaurantes, Tokio tiene 160.000.

El día que Michelín comience a explorar China, le espera también un trabajo bastante intenso. No creo que nadie sepa, ni por asomo, cuántos restaurantes hay tan sólo en Pekín, pero si me preguntáis a mí, yo creo que la cifra ronda más o menos los diez trillones. Lógicamente, no todos van a ser del gusto del gordo Bibendum, pero seguro que decenas de ellos acabarían con estrella. De momento, Michelín ya ha anunciado que sacará el año que viene guías de restaurantes de Macao y Hong Kong, lo cual también debe de haberles llevado bastante trabajo (un trabajo que debe ser bastante placentero, por cierto).

Hasta que lleguen las estrellas Michelín a esta ciudad, y la gastronomía china deje de ser injustamente olvidada por los críticos internacionales -el propio Ferrán Adria viene de vez en cuando a China y Japón para inspirarse- voy a instaurar aquí y ahora las Estrellas Chinochelín, aunque no voy a hacer distingos y le voy a dar una a cada uno de los restaurantes citados a continuación. Si queréis saber cómo ir a ellos, pinchad en los links para obtener más información. Y si tenéis más restaurantes que proponer, dejad vuestro grano de arroz en los comentarios.

LAN: El Lan, u Orquídea, es el restaurante más kitsch de Pekín, y lleva el sello del diseñador francés Phillipe Starck. Entre sillas que parecen salidas del Castillo de Cencicienta, habitaciones privadas de millonario hollywoodiense y belleza decadente hasta en el baño, se puede degustar comida china reinventada a precios bastante decentes para lo que suele ser un restaurante de este tipo.

WHAMPOA CLUB: Su dueño es el famoso chef singapurés Jereme Leung, que ya abrió un restaurante homónimo de gran éxito en Shanghai. En Pekín, el restaurante se encuentra en una casa tradicional o «siheyuan», que sobrevive entre los grandes rascacielos del Distrito Financiero. Sorprende sobre todo su sótano, ya que en su techo transparente nadan los peces que hay en el estanque del patio. Se come de vicio también, aunque hay que decir que de los aquí citados es quizá el más caro. Para llevar a la novia el día que le pidas la mano (o la parte del cuerpo que quieras).

CUALQUIERA DE LOS DE NANXINCANG: Las estrellas de Chinochelín son tan generosas que voy a repartir una a cada uno de los restaurantes de toda una barriada, llamada Nanxincang. Es alucinante lo camaleónico de este lugar: hace 100 años eran los graneros del emperador, pero hoy en día los almacenes de cereal son ahora refinadísimos restaurantes, bares y galerías de arte donde el pijerío rebosa por las esquinas pero queda muy bonito. Uno de estos restaurantes, no diré cual porque de su nombre no quiero acordarme, es el favorito de los diplomáticos españoles, y allí han comido Samaranch, Pedro Solbes y Miguel Sebastián, o al menos eso pone en las firmas autografiadas de sus paredes.

OBELIIIIIIIIISCO (DICHO CON DEJE ARGENTINO): Esta en el quinto pimiento, pero vale la pena irse allí para encontrarse el mejor asado argentino de toda la China. Mucha clase en la decoración interior, y fantástico el toque kitsch de los «soldados del ejército americano» que montan guardia en la entrada.

JINDINGXUAN: Si no menciono al gigantesco restaurante de cuatro pisos que hace de fachada de mi bloque de pisos igual me retiran el permiso de residencia en el barrio, así que no hay más remedio que citarlo. Jindingxuan (Trípode de Oro) está especializado en dim sum, la comida cantonesa, y en pescados y mariscos, con la particularidad de que el dim sum está tirado de precio y los frutos del mar en cambio te salen por un ojo de la cara. Atención a la subasta de obras de arte que por la noche hay en el primer piso.

QUANJUDE: Es el restaurante más antiguo de Pekín, aunque tanta historia lo tiene un poco sobrevalorado. Los presidentes suelen comer allí cuando visitan China, así que al que vaya que vigile a ver si se encuentra a Bushes o Putines. Tiene varios establecimientos, pero el original es el de la calle Qianmen, que acaba de ser restaurada. En un marcador digital llevan la cuenta de todos los patos que llevan asados desde su apertura (pues su especialidad es el pato laqueado) y creo que hace tiempo que sobrepasaron los cien millones (¿o eran mil?).

PUSHKIN: Con ese nombre, ya os imaginaréis que no es un restaurante de comida andaluza… El rey de la comida rusa en China, situado en una zona donde vive gran parte de la comunidad eslava en Pekín, sirve un magnífico pollo a la ucraniana y una borsch (sopa de remolacha) que en invierno te salva de la congelación. Por no decir que la dueña del garito es una bellísima cosaca, o remera del Volga, o algo así.

RED ROSE: Clásico entre los clásicos, este restaurante es uno de los mejores de comida de Xinjiang (región del noroeste de China, donde viven muchos de los pueblos musulmanes). Mientras comes pinchos morunos o su fantástico naan (el pan pita que se come desde Xinjiang hasta Marruecos) unas señoras muy macizas bailan la danza de los siete velos y cosas similares.

LOS ESPAÑOLES, QUE SI NO SE ENFADAN: En Pekín los restaurantes españoles aparecen y desaparecen como los ojos del Guadiana, aunque quizá los más asentados hoy por hoy son el Mare y el Tapas. Hay más, pero la lista se alargaría…

ALAMEDA: Al lado del Tapas está el Alameda, que si no recuerdo mal fue elegido en 2006 o en 2007 como el mejor restaurante de Pekín por la revista That’s Beijing, que es una digna sustituta de las guías Michelín (y por tanto, una rival de las estrellas Chinochelín). Comida brasileña, pero no el típico y enorme plato rebosante de carne asada, sino más refinada y curiosa.

LIQUN: Otro clásico del pato laqueado, más barato y más bonito que el Quanjude pero con menos primeros ministros. Antes estaba en medio de los hutongs al sur de Tiananmen, hoy está en medio de las ruinas de esas callejuelas, pero él afortunadamente sigue en pie. Muy frecuentado por turistas de la Lonely Planet, que por supuesto lo incluye en su lista como uno de los «tesoros secretos» de Pekín. Cuando la Lonely revela un tesoro, ya sabéis que deja de ser secreto, así que suele haber cola de guiris para entrar…

NO NAME: El restaurante sin nombre está especializado en comida de Yunnan (sur de China), y se encuentra en una escondida calle cerca del puente pequeñito de Houhai. Magnífica decoración, mejor degustación. Atención al pollo con piña, y al gato que corretea por entre los clientes (no hagáis chistes malos sobre las costumbres gastronómicas de los chinos, por dios).

MOREL’S: No creo que un turista venga a Pekín a probar la gastronomía belga, pero para el extranjero que reside hace tiempo en la ciudad, sitios como éste sí son bastante apreciados para salir de la habitual rutina de «ir al chino todos los días». Su especialidad son los mejillones y el filetazo, y tiene esas típicas cervezas belgas que uno sólo se atrevería a probar en un restaurante belga (con sabor a chocolate, a fruta de la pasión, etc).

TRES HOMBRES DE GUIZHOU: Especializado en comida de Guizhou, picante hasta la quemazón, y como veréis en el enlace, hasta conocido por los snobs del New York Times. Cuenta el diario que lo abrió un artista de esa provincia para poder salir adelante mientras no vendía sus cuadros.

GREEN TEA HOUSE: No he comido nunca allí, pero me dicen que es quizá de lo más especial y artísticamente sofisticado que hay en la ciudad, una especie de el Bulli pero en Pekín, y yo creo a los que me lo han dicho, así que os lo cito. Al parecer mezcla el té verde en muchos de sus platos, de ahí el nombre del lugar. Ya sólo visitar su web -os la he enlazado al principio del párrafo- es un regalo a los ojos.

BELLAGGIO: Otro que no he visitado pero todo el mundo pone por las nubes, especializado en comida taiwanesa, por si se quiere probar gastronomía de otras regiones chinas.

FACE: Restaurante especializado en comida tailandesa e india, aunque cada día que voy se va ampliando y creo que ahora también cubre comida marroquí y de algunas regiones chinas. Lo principal del lugar, sin embargo, es la decoración, hindú o tailandesa según el piso donde nos hallemos, de gran refinamiento y pijerío. Para Pekín es un lugar caro, pero para el bolsillo de un europeo tampoco lo es tanto (unos 20 euros la manduca). Parece ser que el Face original está en Shanghai y todavía es más impresionante.

SERVE THE PEOPLE: Bajo este nombre tan revolucionario («servir al pueblo» era una de las consignas de la China maoísta) se refugian una serie de restaurantes de comida tailandesa que ya tienen mucha tradición en Pekín. Impresionantes sus postres, y todos los platos que llevan coco, pero ojo que todo lleva bastante picante.

1 Comment

  1. Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Bueno es que te superas cada dia ………
    Esta pagina directa a «MIS ADORADOS EN ESPAÑOL» y a tus adorados en todos los idiomas.

    NO si cuando yo decia que necesitamos que te pongas a hacer la guia de Pekin, que digo de Pekin de China.
    Se podria llamar la CHINOGUIA,….. no la CHANOGUIA, ….no tampoco, la CHINOCHANOGUIA, … muy largo.
    Es igual, el nombre ya saldrá, pero no lo dejes y sigue escribiendo.

    ~~~
    Enviado por Asun
    (Contacto Página)
    Te superas cada dia,me conmovio el tema del suicidio de las mujeres chinas, muy interesante el tema del racismo y hoy con la lista de restaurantes… pasas de temas muy serios a otros mas frivolos y haces que esperemos cada dia el momento de leerte a ver con que tema nos sorprendes pues todos son muy interesantes.Enhorabuena una vez mas.

    ~~~
    Enviado por Curuxa
    (Contacto Página)
    Apoyo la idea de que te plantees hacer una guía que sería la envidia de los de Lonely Planet

    ~~~
    Enviado por xris9
    (Contacto Página)
    Y pensar que en la distancia se me sigue haciendo la boca agua al acordarme de los «yangrou chuanrrrrrrrrr» del Muslim de BLCU… arrrrgghhhh…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Me alegro de que os haya gustado, la guía quizá cuando me jubile porque ahora no tengo tiempo (quedan 33 años para que me jubile, calculando a ojo).

    ¿Nadie tiene algún otro garito para proponer?

    ~~~
    Enviado por Haiwie
    (Contacto Página)
    Se ve que no has perdido el tiempo en Pekin, eh, jeje. Degustar las especialidades culinarias de cada pais siempre es un placer.

    ~~~
    Enviado por anica
    (Contacto Página)
    Precisamente tenemos a Carmelo Bosque (del Lillas Pastia) entre los fogones chinos.
    http://www.radiohuesca.com/

    ~~~
    Enviado por Rafael Villalba
    (Contacto Página)
    Que razon llebas, ole tus cojoes…………

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ole.

    Ahora estoy a dieta y ha habido que renunciar a seguir recolectando estrellas…

    ~~~
    Enviado por Luis
    (Contacto Página)
    muy de acuerdo con el listado, liqun es buenisimo y serve the people un encanto…y morel´s de primera…en mare se come muuuuy bien y t atienden mejor…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Destacar el Carmen, otro restaurante español bastante bueno y que no existía cuando se escribió este post. Y el Niajo…

    ~~~
    Enviado por Becario 0.1
    (Contacto Página)
    Aaaaaah, tantos meses aquí y no me había detenido en esta entrada. ¡Genial! Para mí, pasado el tiempo, el mayor atractivo de Pekín es la comida: vamos, que voy allí a comer. Lo cierto es que soy más de los sitios populares (y picantes): soy un gran fan de Guijie, pero quizá porque es mi barrio o por puro desconocimiento (unido a un cierto empecinamiento). Un día me quisieron llevar a un sitio pijo en Pekín (creo que el de Starck) y según entré di media vuelta. También es que para sitios pijos ya tenemos España. La próxima vez me llevo la Guía Chinochelín bajo el brazo. Ah, y no estaría mal que esto lo fueras actualizando (las Guías Chinochelín 2011, 2012…)

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues sí, y más en Pekín, donde este tipo de locales suelen tener corta vida… Pero bueno, muchos de los de la lista siguen funcionando. Pensaré lo de actualizarlo, igual en unos meses…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.