Exprimiendo sesos

Estos días se celebran en Pekín los Juegos Mundiales de la Mente. Son una especie de Olimpiadas para deportes en los que se usa más la mente que el cuerpo: ajedrez, damas, bridge, go y xiangqi o ajedrez chino.

La competición se celebra justo al lado del Estadio del Nido de Pájaro, en un centro internacional de exposiciones, cerca de donde se alojaron los periodistas durante los JJOO. El otro día me acerqué allí para ver el ambiente de estas olimpiadas mentales.

Lo primero que he de decir es que me entró mucha nostalgia cuando llegué al lugar, de noche, y me encontré al estadio del Nido ¡apagado! Después de haberlo visto tantas veces con esa espectacular iluminación nocturna, se me encogió el corazón. La depresión postolímpica me llegó con un mes de retraso.

Pero en fin, la vida sigue, y lo que había que hacer ahora era ver el ajedrez y demás, así que me adentré en el edificio.

Lo que vi allí es algo difícil de explicar, fascinante. Un gran caos de tableros, con gente jugando por todas partes: en salas grandes y pequeñas, en pasillos, en salas de prensa, en despachos, en estudios de televisión… Aquello era una auténtica orgía de tableros, fichas y gentes de todo el mundo, en inmenso desorden (nada que ver con el orden olímpico).

Esperaba ver repetida la emoción y algarabía de los Juegos de Pekín 2008, aunque fuera a escala pequeña, pero no, porque claro, si gritas haces perder la concentración al rival, así que más bien lo que había era un silencio sepulcral en las partidas. Partidas que están divididas por sexos a veces sí y a veces no, algo que me imagino es normal y reglamentario, pero no deja de resultarme curioso. ¿Por qué un hombre y una mujer no se pueden enfrentar oficialmente en una partida de damas pero sí en una de ajedrez?

La estrella de la competición es una joven jugadora china de 14 años que es ya la tercera mejor del mundo, Hou Yifan, a la que conocí hace un año en una escuela de jóvenes maestros chinos y que nunca se desprende de sus dos pasadores en el pelo. Esta chica no es que prometa, es que ya es una temible rival. Las ajedrecistas chinas, por cierto, son las mejores del mundo, y aunque en hombres China no destaca tanto también hay muy buenos jugadores.

1 Comment

  1. Enviado por Diego
    (Contacto Página)
    Juego al ajedrez desde hace mucho tiempo, es mi afición desde pequeño y juego varios torneos al año y últimamente me estoy aficionando también al Shogi porqué es otro tipo de reto para la mente.
    Me hubiese encantado visitar esos juegos aunque fuese solo como espectador.
    Hou Yifan llegó a la final del campeonato del mundo femenino aunque perdió contra Kosteniuk, por lo que se le podría considerar la 2ª mejor jugadora del mundo y una gran promesa del ajedrez.

    Saludos

    ~~~
    Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    ¹ú¼ÊÏóÆå
    ΧÆå

    ~~~
    Enviado por jorge
    (Contacto Página)
    futura kasparov…
    antes de que me llames asaltacunas… tiene novio? jejeje

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ¡Asaltacunas! No creo que le dejen, en China a los chicos de instituto les vigilan bastante para que no novieen.

    Si, en algunos sitios he visto que dicen que es la segunda, en otros la tercera, la verdad es que no sé mucho de ajedrez pero en cualquier caso es la niña prodigio del momento (¿o niña prodigia?).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.