Falta de química entre China y Japón

El idioma chino, como ya sabrás, tiene cientos, miles de carácteres, pero no por ello se sacia, y de vez en cuando tiene que crear carácteres nuevos para nombrar cosas que hasta entonces no existían o no se conocían. Esto pasa, por ejemplo, cuando se descubren nuevos elementos químicos para añadir a la tabla periódica: a los chinos les gusta que estas palabras sean de un solo carácter, así que hay que inventar nuevos cada vez que un laboratorio en el mundo consigue descubrir elementos novedosos.

Esto provoca, por ejemplo, hechos como los de la semana pasada, cuando la Academia China de Ciencias celebró una rueda de prensa sólo para presentar cuatro carácteres nuevos del idioma mandarín, cada uno de ellos para nombrar en chino a elementos descubiertos en los últimos años: el tenesio (Ts), el moscovio (Mc), el oganesón (Og) y el nihonio (Nh). Si os gusta hacer crucigramas, apuntaos bien sus abreviaturas, que seguro que tarde o temprano os salen en alguno, horizontal o verticalmente. Los caracteres chinos para escribirlos son tan nuevos que algunos no se pueden todavía escribir con ordenador o celular, así que mejor os los pinto a boli:

El último de estos elementos, el nihonio, debe haber causado un buen dilema político o diplomático a químicos y lingüistas chinos, como revela el mismo carácter que se ha elegido para representarlo. El nihonio es el primer elemento químico descubierto en Japón (algo que al menos a mí me ha sorprendido, dado lo avanzado científicamente que ese país), y por ello su nombre homenajea con su raíz al topónimo original de Japón en lengua japonesa, Nihon.

Tabla periódica de los elementos con la bandera de los países donde fueron descubiertos (o una columna griega si se conocían ya en la remota Antigüedad). En el lugar donde está la bandera japonesa, la del punto rojo, es donde se sitúa desde hace poquito tiempo el nihonio.

 

No es ningún secreto que China y Japón se llevan bastante regular, sobre todo porque el segundo invadió al primero en los años 30 del siglo XX y causó cientos de miles de muertos en aquella desventura. Quizá por ello a los chinos no les hacía demasiada gracia que el carácter chino para el nihonio tuviera relación alguna con el de Japón.

El nihonio es un metal, y todos los elementos de ese tipo tienen que tener en chino el radical 钅a la izquierda del resto de la palabra. Teniendo en cuenta el nombre de Japón en chino (日本) lo lógico es que el nihonio se hubiera llamado

Metal + primer carácter de “Nihon”.

Pero finalmente, como se anunció en la rueda de prensa, el elemento japonés tendrá un carácter que en nada recuerda a Japón, y que es

Los chinos han decidido usar para la parte derecha del nuevo carácter un trozo de la palabra 你, que significa “tú” (y se pronuncia “ni”, como el comienzo de “nihonio”, así que algo de lógica también tiene). Es decir, que no es un “metal japonés” sino que es “tu metal”. Literalmente hablando, vamos, los chinos no suelen destacar este tipo de sentidos jeroglíficos a sus palabras.

Pues así están las cosas, hasta en algo tan enrevesado como puede ser el bautizo de un símbolo químico se puede colar una rencilla histórica entre los dos viejos vecinos orientales.

Lo curioso es que el nombre del país de Japón, el mencionado 日本 que ahora en China no han querido usar y que tanto para el mandarín como para el japonés define al archipiélago nipón, en realidad fue inventado por los chinos. En chino 日本 se lee “ri-ben” y en japonés se lee “ni-hon”, y para ambos significa literalmente “Sol naciente”. Sí, Japón es etimológicamente hablando el país del Sol naciente, el apodo con el que en todo el mundo lo conocemos.

Está claro que los japoneses no creían en la antigüedad estar en el país del Sol naciente, ellos veían tanto nacer como morir el Sol cada día en sus tierras o en los mares de sus costas. Fueron los chinos los que poéticamente aludían a Japón como el país donde nacía el Sol, dado que Japón está a su este, y eso demuestra que ellos pusieron el nombre. Y del nombre seguramente procederá la bandera japonesa, con ese Sol que sólo se ve de color rojo en el amanecer y en el ocaso.

Es irónico, los chinos le dieron a los japoneses un nombre que ahora no quieren volver a usar en un inocente elemento químico. Bueno, inocente pero altamente radiactivo, ni se te ocurra acercarte a un cacho de nihonio.

 

PD: A ver cuándo se inventan un carácter mandarín para el chinochanio

7 Comentarios

  1. ¿Seguro que el nombre “Sol naciente” es de origen chino? Tmpoco he indagado mucho en el tema y es posible que me equivoque, pero por lo que sé la primera referencia a Japón como “la tierra en la que nace el Sol”(aunque no con los mismo caracteres utilizados hoy en día, creo) fue en una carta del príncipe Shōtoku de Japón a un monarca chino hacia finales del siglo VI o principios del VII en el que se refería a Japón como “la tierra en la que nace el Sol” y a China como “la tierra en la que se pone el Sol”

  2. Extendiéndome un poco más con mi anterior comentario, el hecho de que la voz japonesa “nihon” venga del chino no implica en absoluto que la palabra sea de origen chino, pues este tipo de “cultismos” chinos son muchísimo más freqüentes en japonés de lo que lo son en occidente latinismos y helenismos

    • Reconozco que eso fue una joya de la mala expresión, pero creo que lo que intentaba explicar queda lo bastante claro en mi último comentario

  3. El primer lugar donde aparece la palabra 日本 es en manuscritos chinos de la dinastía Tang. Es posible que la idea fuera sugerida por un emisario japonés, aunque desde luego éste se “puso en el lugar” de los chinos al aconsejarles que les llamaran País del Sol Naciente. Y desde luego la forma de escribir esta idea es una invención china que usa carácteres chinos, de eso no puede haber dudas.

    • Vale, la forma 日本, con esos caracteres exactos, aparece por primera vez en fuentes chinas, eso no lo sabía, pero voy a insistir un poco más en el uso que el Japonés hace del chino. En japonés muchisimas palabras están construidas a partir de una pronunciacion japonesa del chino antiguo, como Tō Kyō, nombre en el que puede apreciarse esa pronunciación japonesa de lo que en mandarin moderno sería dōng jīng, el mismo uso que nosotros hacemos del griego clássico y el latín para crear cultismos(que,por supuesto, pronunciamos adaptados a nuestra fonética), aunque en japonés este mecanismo está muchísimo más extendido, siendo parte crucial del idioma. En cuanto al hecho de la palabra se escriba en caracteres chinos no significa que sea china, esos caracteres también forman parte de la escritura japonesa, tanto para escribir estos “cultismos” como para escribir las palabras nativas, y esto no convierte a todos los terminos surgidos e japón palabras chinas como una palabra nacida en Inglaterra no es Romana por el hecho de estar escrita en alfabeto latino. Y todo esto recordando en todo momento la diferencia crucial entre una palabra nacida en China y una palabra en chino(o en una de sus variantes como este “sinojaponés”). Gracias por la atención.

      • Pues no sé, admito que puede no ser 100 por 100 seguro lo de que el nombre del país de Japón provenga del chino, pero yo sigo pensando que sí, por la grafía china y la situación del Sol. La pronunciación no me parece demasiado importante, y en el fondo “riben” y “nihon” no son tan diferentes.

        No sería la primera vez que un país es bautizado para la posteridad por gentes de fuera, de hecho ocurre con muchísima frecuencia. La misma palabra “España” no proviene de los habitantes autóctonos sino de los romanos (Hispania) y de los griegos (Hesperis).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.