Feliz Año del Perro
(y de la Perra)

Mañana China despide el Año del Gallo y entra en el signo del Perro, así que las tradiciones mandan que os desee un muy feliz año nuevo, pese a que ya lo hiciera hace un mes y medio con la llegada del año occidental. Que bajo el signo del can tengáis 12 meses llenos del mismo amor que estos fieles animales suelen dedicar a sus amos (no sé si PETA se escandalizará porque utilice la palabra “amos”, porque hoy en día el lenguaje es un arma de doble o triple filo).

Como los lectores más fieles sabrán, acostumbro a dar la bienvenida a cada año oriental haciendo una selección de animales famosos según el signo que impere. Tocaría en esta ocasión mostrar a Milú, Ideafix, Rintintín, la Patrulla Canina en pleno o Rantanplán… el problema es que como esta web se inició a finales de 2005 y ya se encuentra en su decimotercer año, habiendo 12 animales en el zodiaco chino, si hiciera esto volvería a repetir lo que ya hice en el Año Nuevo de 2006, que también fue perruno y el primero que me tocó felicitar.

Por no repetirme, he decidido terminar con la tradición de los animales famosos, y creo que es una gran suerte que el fin de esta costumbre coincida con un Año del Perro, ya que tengo un modelo -una modelo- mucho mejor en mi casa, mi perra Once.

Así que, en esta ocasión, el mosaico de imágenes estará íntegramente dedicado a ella, usando las muchas fotos que le he tomado en esta década:

Dicen las supersticiones que cuando es el año de tu signo puedes tener mala suerte, y en los últimos tiempos este sino cruel también se ha extendido a los pobres animales (en el anterior Año del Perro 2006, por ejemplo, hubo miles de canes sacrificados en China por una epidemia de rabia), pero espero que Once pueda sortear estos avatares del destino. Intentaré cuidarla para que no ocurra.

Mientras yo termino con mis propias tradiciones de buscar animales famosos, puede que China esté iniciando otras nuevas, ya que por segundo año consecutivo los chinos han decidido celebrar el Año Nuevo de su calendario con una estatua gigante de Donald Trump animalizado. Si el año pasado erigieron un trumpollo, este año nos han regalado un trumperro:

Ignoro si el Trump canino logrará el mismo éxito que el gallináceo, de tal calibre que meses después los estadounidenses lo exportaron al mismísimo Washington:

A la espera de ver si Trump se disfraza de nuevos animales en años venideros, y si éstos viajan a la Casa Blanca, reitero mis buenos deseos para 2018, Año del Perro de Tierra. Y termino con un recuerdo a los anteriores 12 años de animalillos famosos en Chinochano: no están todos, pero sí una selección de nueve por año.

PD: Imagen de la portada obtenida de la web Pngtree, cuyos dueños piden que la citemos cuando usemos alguna de las muchas que tienen, así que obedientemente lo hago.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.