Feliz chancho nuevo

Mañana martes Extremo Oriente se despide del Año del Perro y da la bienvenida al del Cerdo (aunque los japoneses y tibetanos lo sustituyen en su calendario por su versión salvaje, el jabalí). El Año del Cerdo de Tierra cerrará un ciclo de 12 años en el zodíaco chino, ya que la leyenda dice que el orondo cerdo fue el último de los 12 animales que llegó a la audiencia con Buda cuando éste les llamó antes de ascender al Nirvana. En 2020 comenzará un nuevo ciclo con un Año de la Rata, que fue el animal más rápido en acudir a la despedida de Siddharta.

Pese a su lentitud, los chinos consideran al cerdo uno de los mejores signos, así que siéntete honrado si naciste bajo su protección, cosa que compartes con gente tan diversa como Schwarzenegger, el Dalai Lama, Elon Musk o hasta el jefe del ISIS, Abu Bakr Al Bagdadi (al que a lo mejor le da un pasmo si se entera de ello).

China es, como España, una gran devoradora de carne de cerdo y le da a este alimento una importancia estatal, no en vano cuando hay grandes subidas de precios de esta carne Pekín se preocupa más que si las hubiera con el petróleo, y para intentar que nunca sean excesivas tiene siempre una reserva estratégica estatal de carne porcina que saca al mercado cuando considera que hay escasez. Despojos del cerdo tales como orejas o manos han sido muchos años la principal exportación española a China (igual lo siguen siendo pero no tengo ahora mismo los datos), ya que aunque a los españoles también nos encantan, los chinos aún son más aficionados a este tipo de comida (les encanta todo alimento complicado de masticar y roer) y no les basta con lo que les dan sus 700 millones de puercos (uno por cada dos chinos aproximadamente).

Que 2019 sea para vosotros un año tan abundante como lo es el cerdo en sinónimos (cerdo, puerco, tocino, chancho, guarro, cochino, marrano, lechón, gorrino, verraco o hasta coche) o en formas en las que nos lo comemos, pues ya sabemos que del cerdo se aprovecha todo y al verlo nos relamemos «hasta de los andares». Sed felices en 2019 como Peppa Pig lo es en un charco de barro.

2 Comentarios

  1. A ver si este año los cambios que voy a hacer en mi vida se cumplen en breve, pues tanto mi mujer china como yo , con la diferencia de fecha de nacimiento, somos de este signo y según la tradición, trae suerte a los que lo tengan.Ya es casualidad que nos conocimos hace doce años, en en año del cerdo y con doce años de edad más joven por parte de ella.Y eso fue un gran cambio.En fin, que disfrutamos como marranos, en el buen sentido de la palabra y seguimos como en el primer día de estar juntos.

Responder a chinochano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.