Feliz y felino
Año Nuevo Chino

El próximo 1 de febrero comienza el Año del Tigre en el calendario chino, así que aprovecho la ocasión para desearos lo mejor en los próximos 12 meses, y que os podáis quitar a zarpazos y dentelladas los desafíos que os lleguen en estos tiempos tan extraños.

El tigre, uno de los animales más bellos de la Tierra, está muy presente en el arte chino desde hace siglos, especialmente en las acuarelas. No olvidemos que, aunque no quedan muchos, China tiene tigres tanto en el norte del país (parientes del tigre de Siberia) como en el sur, éstos ligados al tigre de Bengala.

El tigre es el felino del zodíaco chino, y en este sentido a mí siempre me ha extrañado mucho que entre los 12 animales que lo forman no esté su pariente más doméstico, el gato, siendo como es uno de los animales más queridos del mundo (aunque él seguramente, con lo desafecto que es, no nos quiera a nosotros tanto).

¿Por qué no hay Año del Gato y sí de otros fieles acompañantes de la historia del hombre como el perro, el gallo, el cerdo, el buey, el conejo, el caballo o la oveja?

La culpa de ello la tiene la rata, que como sabréis es otro animal del horóscopo chino, y no sólo eso, sino que además es el primer animal del zodíaco oriental, ya que fue el primero que llegó a la audiencia con el Emperador de Jade cuando éste prometió un año dedicado a los animales que fueran a verle.

En la carrera por llegar al emperador había que cruzar un río, y la rata no sabía nadar, por lo que se montó sobre el lomo del buey, éste cruzó, y cuando llegaban a la otra orilla la rata saltó y corriendo llegó la primera a ver al monarca (el buey fue el segundo). Algunas leyendas dicen que al gato se le ocurrió la misma idea pero que la rata le empujó al agua cuando estaban cruzando juntos, así que el pobre minino nunca llegó.

Desde entonces, los gatos odian tanto a las ratas (y ratones) como al agua, aunque otras versiones de la leyenda dicen que la rata simplemente le dio al gato una fecha falsa de la carrera, por lo que éste se la perdió.

Soy más de perros que de gatos (hace más de once años que vivo con mi querida perra Once), pero de todas formas me da pena que el gato no tenga año propio. Aprovechando que éste es el año de su primo el tigre, voy a homenajear a los gatos como hice en anteriores años con animales que sí son del zodíaco chino: recordando a los más famosos, que son muchos dada la importancia de este animal en nuestra cultura. Con ellos os dejo,  y deseándoos de nuevo un gran 2022: espero que casi nunca estéis tristes y azules en él.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.