Ferrari tastarrazo

 

Aquellos que viváis en Pekín seguramente habréis reparado en la creciente presencia en nuestras polvorientas calles de cada vez más automóviles de superlujo. Ferraris, Lamborghinis, Maserattis, Porsches… Nunca he visto una ciudad con tanto bólido metiendo bulla por sus calles.

Al que se quiera hacer la típica foto al lado de un Ferrari y sacando las llaves de su casa para simular que son las del coche, le sugiero que vaya a Sanlitun, pues muchas de estas bestias pardas de la carretera suelen descansar aparcadas junto al edificio 3-3. Otro lugar para avistarlos cuando están parados son las cercanías de la puerta oeste del Estadio de los Trabajadores (los hijos de ricachones que van de marcha a Babyface y similares). O incluso al lado de mi oficina, en el callejón donde se encuentra el Hotel G.

Cuando están en marcha, dada su velocidad, es más complicado verlos (giropaaaa), pero sí que se les puede al menos oír en las avenidas que hay en las cercanías de los lugares mencionados en el anterior párrafo (Dongzhimenwai, Gongtibeilu…). De hecho, en esas dos calles a veces hay Ferraris o similares que se pasan la noche recorriéndolas, a toda mecha, de un lado a otro (¿serán carreras clandestinas?).

Los dueños de estos deportivos de lujo -o dueñas, que hay mucha modelo despampanante al volante de ellos- son los nuevos ricos chinos, o quizá sus hijos (algunos probabablemente serán vástagos de importantes políticos comunistas). También alguna novia de ellos a la que han tratado de impresionar con semejante regalo. Yo siempre creí que los ricos chinos intentaban vivir con poca ostentación, ya que los chinos, sea cual sea su condición, suelen ser ahorradores, y en un país comunista estaría mal visto aparentar lujo, pero parece que con la relajación de los estrictos códigos marxistas, a muchos ya les da igual y quieren mostrar en la calle que tienen muchos yuanes. No entiendo, sin embargo, por qué ha florecido esta moda especialmente en los últimos dos o tres años: quizá uno de los ricos de la ciudad se compró un Ferrari o similar y comenzó la tendencia.

La proliferación de estos vehículos lujosos en Pekín, y seguramente en otras ciudades chinas, ha traído un año en el que la marca de lujo por autonomasia, Ferrari, haya aparecido en los medios del país no una ni dos, sino en tres ocasiones, aunque ya se sabe que cuando sales en las noticias seguramente no va a ser para nada bueno. Recordemos esas tres noticias, todas ocurridas de noche:

1) Aparatoso accidente en Pekín, que disparó la Radio Macuto: en marzo, un Ferrari se pegaba un trompazo impresionante en Zhongguancun (norte de la ciudad), quedando totalmente destrozado. Murió el conductor y al parecer dos chicas que viajaban con él. Como en esos días estaba empezando a fraguarse el escándalo Bo Xilai, circularon toda clase de rumores en torno al siniestro: que si en el Ferrari viajaba el hijo de Bo, que si era el propio Bo… otros líderes comunistas chinos o sus hijos también estaban en los boletos de apuestas. Y claro, también se barajaba la posibilidad de que las mujeres fueran amantes, concubinas o prostitutas.

A qué velocidad debía ir el tipo para dejar el vehículo como lo dejó…

Tanta fue la rumorología -para empeorarla, aquellos días también circulaban falsos rumores de golpe de estado en Pekín- que la palabra «Ferrari» llegó a estar prohibida en los buscadores chinos aquellos días. Lo cierto es que no sé en qué acabó todo aquello, ¿alguien sabe si al final se reveló la identidad de las víctimas?

2) Un Ferrari daña una histórica muralla china: poco después, en mayo, Ferrari llevaba a cabo un acto promocional (quien sabe si para hacer olvidar el accidente de Pekín) en la ciudad de Nanjing, donde uno de sus vehículos fue llevado a lo alto de la histórica muralla de la ciudad para su exhibición. Lo malo fue que de noche, con nocturnidad y alevosía, alguien montado en ese Ferrari se dedicó no sólo a circular por lo alto de las almenas (las murallas de la antigua China eran muy anchas y caben varios autos en ellas, tranquilos) sino que hizo derrapes, dejando en el monumento histórico vergonzosas marcas de neumático. Algún medio llegó a decir que había sido en la Gran Muralla China, en plan anuncio de Citroen AX, pero no fue así, ocurrió en Nanjing, a miles de kilómetros al sur.

Ferrari tuvo que disculparse, después de que muchos ciudadanos chinos criticaran, lo que ya no sé es si la marca italiana hubo de pagar alguna indemnización.

3) Otro aparatoso accidente, esta vez en Singapur, pero el conductor era chino: apenas unos días después de la polémica de la muralla, también en mayo, un Ferrari que creía estar corriendo las 24 horas de Le Mans embistió a un taxi en Singapur, lo que causó la muerte del conductor (un empresario chino de 31 años llamado Ma Chi), del taxista y de una japonesa que viajaba en el taxi. El accidente produjo en Singapur alguna llamada a endurecer las leyes de entrada a la ciudad-estado de chinos de China (aclarar que la mayoría de los singapureses también son de etnia china) y mientras, en el gigante asiático, mucha gente dijo estar avergonzada de la imagen que algunos ricos dan del país cuando salen al exterior.

El Ferrari (rojo), el taxi (azul)  y el aprendiz de Fitipaldi que acabó pagando con la vida su burrez.

En esta ocasión el accidente fue grabado con vídeo por un auto que iba tras el taxi (¡también es casualidad que fuera grabado la calle!). Os lo pongo a continuación… advierto que es fuerte, uno de los impactos más bestiales que he visto de dos vehículos, pero no hay sangre.

ACTUALIZACIÓN (18/10/2012): Hala, otro suceso más con Ferraris, y es que no aprenden…

1 Comment

  1. Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    Iba a poner el vídeo, pero te adelantaste forastero.
    Por cierto, en aquella época corrió el rumor que el término 法拉利 estaba censurado por este asunto… es cierto o es un rumor?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    así fue, en el primero de los casos (lo puse al pie de la foto)

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra
    (Contacto Página)
    Lo triste es que esta gente atropella, hiere y mata, y se salen de rositas porque tienen dinero.

    Es posiblemente lo que más asco me da de Pekín. La ostentación garrula en estado puro.

    (sí, sí, ya sé que en España también pasa… sniff)

    ~~~
    Enviado por nobleza baturra
    (Contacto Página)
    Ah, por cierto,

    En el vídeo de Singapur no es ninguna casualidad que el taxi grabara la calle. En Taiwan al menos, muchísimos taxis tienen instalada una cámara bajo el retrovisor, cuya función es la de grabar la calle. Supongo que es para aportar el vídeo como prueba en caso de accidente, o algo parecido…

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    No es algo exclusivo de Beijing, en Shanghai también es normal ver autos de superlujo.
    En Tokyo, por la zona de Ginza se suelen ver normalmente autos de superlujo (mas que nada Ferraris, Porsches y Mercedes).
    En Singapore y Hong Kong es donde más he visto, ni hablar…
    Aveces la gente tiene un superauto y no vive en una casa superlujosa. Hay gente que los tiene por que son amantes de los autos, otros por que es una forma directa de ostentar, de mostrar quien tiene la polla mas grande. Hasta hay gente que los alquila para darse un gusto…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    nobleza baturra: sí, luego lo pensé, al volver a ver el vídeo, que los taxis deben tener todos cámara acoplada.

    Diego Iván: al hilo de lo que dices, el pasado año en Japón chocaron en un accident nada menos que ocho Ferraris, Dos Mercedes y un Lamborghini. La prensa, muy cuca, lo llamó

    El accidente más caro del mundo

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Ostras qué casualidad… Dos días después de que escribiera este post, el padre del joven que se mató en el accidente de Ferrari de Pekín ha perdido un importante cargo en el Partido Comunista de China y le han dado otro cargo de chichinabp. Se trata de Ling Jihua, hasta ayer director de la Oficina General del Comité Central del Partido Comunista de China (al parecer, una especie de asistente personal de los principales líderes chinos, o, si habéis visto The West Wing, el puesto que tenían primero Leo McGarry y después CJ).

    ~~~
    Enviado por Luis
    (Contacto Página)
    Supongo que a éstos… sus padres no les dirán: fill/a, coneiximent!!!!
    Traduciendo: Hijo/a ten conocimiento!
    Se trata de una expresión muy valenciana… y que se debería aplicar a estos chicos ricos… bueno ya no… DEP.
    Pero sí, la comunidad china aquí en España, está haciendose digamos que muy selecta en cuánto a querer aparentar y ostentar. Y la verdad yo como miembro de la comunidad, me parece un terror. Eso de ir en buenos coches y tener buena ropa y tal, es extensible a los chinos «españoles» pero no todos.
    Por otro lado, ésto sólo hace que aumentar las leyendas urbanas: Los chinos pagan menos impuestos o los chinos tienen máquinas de hacer dinero! jaja. 😉

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Se está volviendo peligroso andar de noche por las inmediaciones del Estadio de los Trabajadores… qué ricos más palurdos.

    ~~~
    Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    Luis, pues sí, no sólo eso, sino la sensación que los chinos hacen cosas oscuras y negocios no limpios, cuando realmente no es así.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    en el juicio a Wang Lijun se cuenta que pocos meses antes del asesinato a Neil Heywood, el hijo de Bo Xilai, Bo Guagua, también tuvo un accidente… ¿otro Ferrari Tastarrazo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.