Fin de la alarma, no de la alerta

Terminó hoy, tras casi 100 días, el estado de alarma en España, una situación que nunca pensamos que íbamos a vivir, ni a nivel nacional ni internacional, con más de 3.500 millones de personas, la mitad de la población mundial, confinadas en todo el planeta. Algunas lo siguen estando, por ejemplo en Latinoamérica, donde la pandemia aún está en sus peores momentos (hoy Perú ha adelantado a España en número de casos).

El fin de la alarma no puede significar que nos relajemos y pensemos que lo peor ya ha pasado, y en ese sentido China vuelve a ser el «faro del futuro» en el que tenemos que mirarnos. En marzo y abril, cuando España estaba pasando lo peor, China comenzaba poco a poco a volver a la normalidad entre comillas. Y ahora, cuando es el territorio español el que intenta recuperar su pulso, es en China donde vemos que el virus puede volver, como se ha visto estos días con el rebrote de coronavirus que se ha registrado en el mercado mayorista de Xinfadi, en las afueras meridionales de Pekín.

Xinfadi podría significar una especie de abreviatura de «Zona de Nuevo Desarrollo», e irónicamente sí que se ha desarrollado allí nuevamente una cosa, el coronavirus…

Ese brote ha preocupado mucho a los pequineses, porque los alimentos que se venden en ese mercado llegan a muchas tiendas y supermercados de la capital, así que el temor ha vuelto a extenderse por la ciudad, han regresado los «limpiadores» con sus trajes de guerra biológica y sus mangueras con desinfectante. Se han visto barrios enteros otra vez en cuarentena, y largas colas de personas para hacerse la prueba de la COVID-19.

Una de las colas junto al Estadio de los Trabajadores, al lado de la oficina donde trabajé tantos años.

No hay que relajarse, porque el coronavirus no se debilita con el calor, ni deja de ser igual de supercontagioso ahora que hay menos casos. Es agotador, pero hay que seguir llevando mascarillas, evitar estar en grandes aglomeraciones, y hay que continuar llevando una vida un poco más tranquila y casera que antes (pero es cierto que también hay que empezar a visitar los comercios que peor lo hayan pasado y hacer gasto en ellos). Si no, los confinamientos, y lo que es peor, los hospitales colapsados, podrían volver. Paciencia.

2 Comentarios

  1. Así es. El virus sigue estando con nosotros y los rebrotes serán cotidianos… Sin más, en la provincia de Huesca ha habido también un rebrote y se ha retrasado la apertura de fase en tres comarcas.

    • La verdad es que ayer recibí una alerta de la SER hablando de tres comarcas españolas, y no pensé que serían de Huesca… pero ahora que lo has mencionado miré y en efecto, son Bajo Cinca, Cinca Medio y La Litera. Paciencia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.