Fin del viaje con anís

 

La nevada que me recibió al día siguiente de regresar a Pekín y el aburridisssssimo parón informativo que siempre hay en China en torno al Festival de Primavera casi me han hecho olvidar del todo el viaje por Malasia y Sumatra, pero no quiero pasar a otros temas sin antes contar lo último que vi en esas vacaciones, quizá lo mejor de todo: Bukit Lawang.

Bukit Lawang es un pueblo de no creo que más de 1.000 habitantes en la orilla de un río. Su atractivo está en que se encuentra en el comienzo del parque nacional de Gunung Leuser, hábitat del único de los grandes simios que vive en Asia, el orangután (orangután en indonesio y malayo viene a significar «hombre del bosque»).

Lo grandioso de este parque nacional es que su animal estrella no se esconde de los humanos, o por lo menos las varias decenas de orangutanes que están en semilibertad, es decir, que están en periodo de adaptación a la jungla después de haber nacido en cautividad o haber sido rescatados de alguna triste jaula.

Por ello, en un simple paseo de un día por la jungla, sin necesidad de adentrarse demasiado -pero eso sí, con un guía que sepa por dónde suelen moverse estos simios- puedes no sólo avistar varios, sino que incluso alguno se te puede poner a escasos palmos de ti, mientras se balancea por los árboles y las lianas como el mismísimo Tarzán.

Ir por la selva, que un guía te pida silencio, se aleje un momento y regrese perseguido por una orangutana con su cría en brazos, o una hembra en celo mientras le sigue un macho durante semanas, creedme, es un espectáculo que no tiene precio (para todo lo demás, MasterCard). Esos enormes animales, con unas caras tan expresivas y tan libres en lo alto de los árboles, los sonidos de la jungla, las hormigas gigantes, los interminables ríos de termitas, los gibones, los monos punkis… qué gran colofón del viaje.

Y sí, esto… ¡también se puede relacionar con China! En China no hay orangutanes, pero los grandes simios de Sumatra (que también viven en Borneo) están, como los osos panda chinos, en grave peligro de desaparición, debido a la pérdida de su hábitat. La principal amenaza a la jungla indonesia es la masiva tala de árboles en ese país, muchas veces ilegal, y muchas veces movida por el hecho de que China es uno de los mayores importadores de madera del mundo, al no tener los chinos demasiados bosques, e Indonesia es su principal vendedor.

Visitando Bukit Lawang uno puede aportar un poco de dinero a la conservación del hábitat del orangután y concienciarse de la necesidad de proteger a estos animales, así que os recomiendo que vayáis a un lugar donde tendréis una experiencia de las que te dejan la boca abierta (preguntad por el guía Pirman, el Félix Rodríguez de la Fuente indonesio).

Además, Bukit Lawang es un pueblo con una triste historia reciente -y similar a la de un pueblo de mi tierra, Biescas- al que hay que ayudar a recuperarse: en 2003, una riada mató a más de 200 personas del pueblo, causada precisamente por troncos de talas ilegales que formaron una presa en el río.

Y ahora sí, el viaje c’est fini… Un vuelo en avión de bello y chino logotipo me devolvió a la fría Pekín…

…aunque para consolarme del disgusto, un enorme cartel en el techo de la moderna Terminal 3 del aeropuerto pequinés parecía colgado especialmente para mí, tras los calores del trópico:

 

1 Comment

  1. Enviado por bara
    (Contacto Página)
    Simplemente gracias por el reportaje de tu viaje, me lo pasé muy bien, aunque solamente siguiendote desde mi ordenador currando como «una china». Que envidia!!! Y los orangutanes me encantan, habra que ir!! Te deseo una pronta recuperacion postvacacional.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    gracias… los orangutanes fueron lo mejor del viaje. Olvidé decir que el que quiera verlos también puede hacerlo en Malasia, en la parte norte de Borneo, aunque creo que los de Bukit Lawang son más desvergonzados y espectaculares.

    ~~~
    Enviado por Rigel
    (Contacto Página)
    Cómo me fastidia que los frioleros no seamos bienvenidos en Beijing, oye… 😛

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Es que todavía hay clases! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.