Fósforos en el taxi pequinés

Tomo taxis en Pekín casi todos los días, porque estoy forrado son muy baratos, y ello me permite contactar con el mundo de la radio china, ya que los taxistas pequineses, al igual que los madrileños, son muy aficionados a escuchar las ondas radiofónicas mientras conducen.

No me entero mucho de lo que escuchan, porque el mandarín, para entenderlo, tengo que engancharlo a un contexto, y cuando sólo hay voz eso es harto complicado. Sí que parece, no obstante, que los taxistas de esta ciudad no son muy amigos de escuchar noticias, ni tampoco a tertulianos o a jiméneces losantos locales (por cierto, os recuerdo que Jiménez Losantos de joven fue maoísta y vino a China a conocer la Revolución Cultural).

Por lo que he podido entender, lo que más les gusta escuchar a los shifus de los taxis son radionovelas, en las que un locutor -generalmente un hombre de voz cascada- lee un cuento largo. Lo lee sin música de fondo ni efectos especiales (aunque a veces hace como gárgaras y otros ruidos raros con la voz, supongo que a modo de efectos especiales de baratillo).

También les gustan a los taxistas, por supuesto, las emisoras de radio fórmula, especialmente las de música tradicional china, aunque hay algún conductor más modernillo que se pone hasta canciones pop occidentales de las que emiten en Radio Internacional de China (y de paso intenta aprender un poco de inglés, que no siempre hay un pasajero extranjero para practicarlo).

Otros programas muy socorridos entre los conductores son los de diálogos cómicos (xiangsheng), versiones sin imágenes de los que también se suelen emitir en las teles chinas. Estos diálogos, en los que los actores hablan con voces histriónicas y haciendo gestos exagerados, me recuerdan los gags de Fofito y Milikito.

El programa estrella en los taxis de Pekín, no obstante, es Lukuang Xinxi, que no es otra cosa que una frecuente conexión con los servicios de tráfico para ver qué calles de Pekín están impracticables debido a los atascos y cuáles, en cambio, están peor todavía.

No faltan los anuncios en la radio china, y aunque no me entero mucho de lo que promocionan, debido a la rapidez con la que hablan (el minuto se paga a precio de oro y hay que ahorrar costes locutando a toda pastilla) me ha parecido ver un curioso dominio de los anuncios de tiendas de muebles, IKEA incluida.

PD: si no entendéis el título, es que nunca habéis escuchado al más grande.

PD: podéis escuchar Radio Internacional de China en español aquí, no es precisamente la BBC pero bueno, por lo menos hay que probarla una vez…

1 Comment

  1. Enviado por sa ve al
    (Contacto Página)
    Pues aunque yo no soy taxista, confieso que me encanta la radio. Con ella me despierto y me dicen la temperatura y el tiempo que hará y los fines de semana soy adicta al programa de la Ser «A vivir que son dos días». También en internet leo primero las noticias de las emisoras de radio que las de la prensa escrita porque me parece que salen antes, no sé si es verdad. Slds.

    ~~~
    Enviado por Quijote Zaragoza
    (Contacto Página)
    La radio española está «un poco» politizada (en ambos sentidos), pero aún quedan programas que se pueden escuchar, como a Carlos Herrera (es maravilloso tener a alguien que escuchar a las 6 de la mañana y que te llame dormilón por estar todavía en la cama ;)) y el «A vivir que son dos días» que comentaban arriba mío.

    ~~~
    Enviado por Cris
    (Contacto Página)
    Aquí otra fósfora!!

    ~~~
    Enviado por Clara
    (Contacto Página)
    Y … otra fósfora! Me encanta Carlos Herrera, la voz más sexi del mundo mundial.
    Saludos, Clara.

    ~~~
    Enviado por Blanca
    (Contacto Página)
    Otra fósfora más. Me tiene loca Carlos Herrera, ese sentido del humor, su risa franca, su forma de decir lo que piensa sin cortarse un pelo, sus muletillas. Le adoro.
    Lástima que haya tanta publicidad en su programa! Me obliga a pasar minutos y minutos adelante en los podcasts.
    Abrazos!

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    No entiendo ni J de chino, pero me he quedado flipado viendo el primer minuto del xiangsheng. El ¿vendedor de comida ambulante? habla con enfado no sé si hacia el hombre de traje o hacia el gobierno. Entonces el trajeado mira su reloj y muestra el ¿brazalete del partido comunista? y el vendedor se caga allí mismo (metafóricamente, claro).

    Pone los pelos de punta el humor sobre un asunto tan espeluznante. ¿O no he interpretado bien las imágenes? ¿Nadie más se ha molestado en verlo?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    no me había fijado…

    pues sí, más o menos eso es… pero está bien que los chinos hagan humor de algo así, para que veáis que esto no es Corea del Norte.

    Me alegro de que os guste Carlos Herrera, yo en mis años escuché mucha, pero muuuuuuuuuucha radio (en cambio tele vi muy poca) y me enganché mucho a Carlos Herrera, pero también a otros muchos programas de otras emisoras. También me gustaba mucho la radio de madrugada, por ejemplo Andrés Aberasturi o Pomares cuando contaba «lo del monolito».

    ~~~
    Enviado por Fito
    (Contacto Página)
    otro fósforo por aquí,

    aunque para sexylocutor/a, donde esté Julia Otero, mmmmmmmmmmm

    ~~~
    Enviado por An
    (Contacto Página)
    interesante, yo suelo escuchar la ventana, las conexiones con tráfico se parecen al RDs que tienen instaladas algunas radios aquí.

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    ¿Diría un norcoreano lo mismo, ChCh? ¿Están peor allí las cosas?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    mucho peor, sin duda alguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.