¡Gensanta!

La muerte de Forges nos ha puesto tristes a todos: llevaba tantas décadas allí, haciéndonos reír, que era de lo poco que nos quedaba intacto desde la infancia. Por eso ha sido unánime el mensaje de tristeza que hoy hemos mandado desde todos los rincones de España e incluso del mundo, pese a que estemos más divididos que nunca en muchos otros asuntos.

Hoy tenía pensado escribir sobre algunas cosas que han ocurrido en los últimos días en China, durante las fiestas de una semana que hemos tenido por el Año Nuevo Lunar, pero me veo totalmente en la obligación de dedicar unas palabras a Antonio Fraguas. Sé que cuando alguien muy famoso y querido se va hay muchos que escriben sobre lo mucho que lo conocían o relatan aquella única anécdota que compartieron un día con él: espero no caer hoy en ese vicio, pero creo que sería injusto no mencionarlo aquí, hasta lo han pedido desde otras instancias. Como prueba de que no me apropio de todos los famosos que nos dejan, os recuerdo que nunca escribí aquí nada de Chiquito de la Calzada, y éso que vivió una temporadita en Asia (en Japón, concretamente).

Chikito Kalzadone en Japón.

A Forges lo tengo que nombrar hoy porque él tuvo una bonita relación de amistad con Huesca, mi patria chica. Esa ciudad organiza cada año el Congreso de Periodismo Digital, en el que se conceden también anualmente premios “al ingenio en internet”, y Forges, amigo de los organizadores, se ofreció a diseñar las estatuillas de esos premios, llamados Blasillos en honor a uno de los más famosos personajes del dibujante. Quiso la vida que yo tuviera el honor de recibir uno de esos Blasillos, en 2007, así que hoy esa estatua, que está en casa de mi hermana en Huesca, ha recibido una “ofrenda floral” a modo de homenaje. Vamos, que mi hermana la ha puesto junto a una de sus floridas macetas de la terraza, le ha hecho una foto y me la ha mandado.

Forges acudía a menudo a la entrega de premios, pero por lo que fuera no estuvo en la edición de 2007, así que perdí la oportunidad de conocerlo en persona, lo cual fue sin duda alguna la mayor espinita que tengo clavada de esos felices días. Así que ya veis, no conozco personalmente a Forges, no me voy a tirar el pisto, pero sí puedo decir que he heredado orgullosamente una de sus obras, y prometo que se la voy a seguir cuidando bien.

Parece ser que durante las visitas de Forges a Huesca, muchas de ellas por esto de los congresos de periodismo digital, al dibujante le llamó mucho la atención el hecho de que, siendo una localidad pequeña, tuviera casi más rotondas que habitantes, y por eso la apodó en plan cachondo “Rotondas City”. Años después, la ciudad de Huesca tuvo un gesto no menos cachondo, y decidió dedicar una de esas rotondas a Forges, decorándola con una estatua de un Blasillo, quién si no. La rotonda se inauguró en 2011 y junto a la dedicada al Mulo de Montaña es mi favorita:

Ha sido triste pero bonito el día de hoy, viendo en las redes sociales que, como decían los cursis de Mecano, “los españolitos hacemos por una vez algo a la vez”, en este caso llorar la marcha de Forges. Hasta el berzotas que hace unos años pintarrajeó la estatua oscense estará hoy triste, estoy convencido.

Hace años, cuando alguno de los chistes diarios de Forges en El País llegaba a la portada del agregador de noticias Menéame, la frase obligada de los comentaristas era “Forges Genial Como Siempre”. De ese “Forges Genial Como Siempre”, pasamos hoy al “Forges Genial Para Siempre”.  DEP.

6 Comentarios

  1. Conozco este blog porque durante años Juan con autismo me lo ha leído en sus visitas semanales a mi consulta (20 años duran ya). Pensé que te gustaría saber qué para él no has sido solo una ventana a China si no también al mundo de los otros y para mí una maravillosa ( divertida) manera de de crear complicidades con él. Pensé que te gustaría saberlo.

  2. Sí, lo hemos sentido todos los que nos reíamos o asentíamos a sus reflexiones, la mayor parte acertadas.
    Y sí, hasta el imbécil que pintó su homenaje de Huesca en acero cortén debe estar triste hoy, aunque este tipo de gente dudo que su cabecita les dé para ello. Los demás apagar sus caprichos de frustrado ser humano.
    Tú tienes un trocito de él .

    • Supongo que el tal “psycho” ya habrá madurado con los años y pintará en sitios más adecuados, o no pintará nada. ¡un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.