Hala Pekín, hala Pekín

El otro día me quedé con las ganas de ir a ver la final de la liga de baloncesto china, así que para compensar esta semana conseguí una entrada para ver el fútbol, concretamente para asistir a todo un Pekín-Tokio de la Liga de Campeones Asiática, que se celebró hoy, en la fiesta china del Día de Barrer las Tumbas. Ahí estuve para contároslo e ilustrároslo con fotos malas hechas con el móvil.

El partido, por la rivalidad entre chinos y japoneses, imagino que se consideró de alto riesgo, así que hubo un amplio despliegue policial, que incluyó policías antidisturbios con escudo y todo. No apetecía nada liarla parda, la verdad…

Tras pasar el detector de metales de rigor, entré en el estadio, que no estaba lleno del todo pero sí bastante animado. Fui a buscar mi asiento pero descubrí que estaba ocupado, y los que allí estaban me dijeron que me sentara donde pudiera, que todo el mundo hacía lo mismo. En este sentido me recordó a la Plaza de Toros de Huesca en las fiestas de San Lorenzo, donde también hay cierto caos ocasionado por el público.

En fin, tampoco fue complicado encontrar un asiento, y como quedaba aún tiempo hasta que comenzara el partido me fijé en el respetable. Me sorprendió la marea verde que hay en el Estadio de los Trabajadores, todo el mundo o casi todo el mundo viste los colores esmeralda del Beijing Guoan (en este sentido también se parece a la Plaza de Toros de Huesca, ya que los peñistas laurentinos también van de verde).

Bueno, en esta foto no se nota tanto, pero creedme, aquello era más verde que la campiña suiza.

Mientras salían los equipos de vestuarios todos estos peñistas, perdón, pequinistas, mostraron su pasión por el Guoan con sus bufandas. Fue bastante espectacular ver esta marea de lana y acrílico… supongo que en un partido del Madrid o del Barcelona también pasa, pero yo no lo había disfrutado en directo nunca.

Luego llegó la presentación de los jugadores de cada equipo. A cada nombre de jugador japonés, los hinchas gritaban “shabi”, que traducido literalmente significa “tonto del coño” y es uno de los peores insultos en mandarín (también se lo dedicaron al árbitro o a los jueces de línea en varias ocasiones durante el partido). Después, cuando presentaban a los jugadores locales, los aficionados gritaban “niubi”, literalmente “coño de vaca” y que aunque sea parecido se usa de forma completamente diferente, para mostrar admiración. También se oyó la palabra en alguna buena jugada de los pequineses, aunque no hubo muchas.

El partido fue bastante divertido, aunque no hubiera muy buen juego, cosa que yo ya daba por hecha de antemano… Empezó marcando el Pekín de penalti nada más empezar, el Tokio empató al final de la primera parte, y la segunda mitad estuvo emocionante porque los del Guoan apretaron mucho y gozaron de varias ocasiones, aunque al final no lograron la merecida victoria. Los de Pekín están terceros en su grupo y lo van a tener complicado para pasar a la segunda fase.

Lo realmente entretenido para mí fue ver la afición, porque aunque ya había estado en otros partidos del Guoan todos fueron amistosos (contra el Madrid, el Barsa, ¡incluso la Peña Sport de Tafalla!) pero éste era un partido de competición oficial, y más parejo, así que había más emoción y más tensión en el aire. Los aficionados del Pekín, por lo que vi, son bastante animados, pese a que su equipo no sea precisamente el Manchester United. Gritan, saltan, entonan cánticos… sobre todo los de la parte oriental del estadio, que es donde me tocó estar a mí, porque los de la occidental, no sé por qué razón, estaban mucho más calmados. Igual es que nos pusieron por edades… la pega de ello es que me tocó ver el partido de pie todo el rato. De todos modos el centro hooligan del Pekín, por lo que vi, era el fondo norte, allí se la pasaron saltando en manada todo el encuentro.

Había alguna vuvuzela que otra, pero afortunadamente los chinos no son como los sudafricanos y no dan el coñazo con ellas todo el partido, en realidad sólo se oyeron al principio… Lo que ya no hay son gongs, como hace años, ahora parece que se han decantado por el bombo occidental al estilo de Manolo.

A veces los aficionados fueron un poco cafres, pero bueno, un poco de bestialidad verbal suele ser tolerable en estas cosas, y más si el rival no te entiende… Por ejemplo, cuando los jugadores japoneses tenían la pelota se oía algún “rómpele la pierna” colectivo. Y también “xiaoriben caonima”, algo así como “pequeño japonés de mierda”. Pero bueno, que se desahoguen en estas cosas y así fuera del campo están tranquilitos… También se oyó de vez en cuando la expresión 跟丫死磕, que por lo visto es como el lema de los fans del Pekín, y creo que también es un poco bestia, algo así como “matar a palos”, pero nunca he entendido muy bien su significado.

Con todo, no me pareció que el partido fuera tenso o que el público pudiera liarla… Por si acaso, eso sí, en las pantallas gigantes del estadio mostraron imágenes de recientes tragedias en estadios de fútbol de todo el mundo (incluida la que hubo hace poco en Egipto) para aconsejar a los aficionados que estuvieran tranquilillos. Parece ser que el público lo acató… eso sí, al salir del estadio, dos o tres casi llegan a las manos por entrar en un autobús de vuelta a casa, tuvo que ir la policía a separarlos y a desincrustar a uno que se había agarrado a la puerta del vehículo y no quería que éste partiera sin él.

Bueno, que tampoco quiero dar la impresión de que haya estado en el estadio de Heysel… en definitiva estuvo bastante bien e igual repito en el próximo partido de Champions, que será con un equipo surcoreano y en el que seguramente el Pekín se estará jugando el pase, si lo hace bien en los encuentros anteriores. Os dejo alguna foto borrosa más de la noche.

1 Comment

  1. Enviado por Rolix
    (Contacto Página)
    Excelente reportaje, no importa si estan bien o no las fotos, a mi me gustaron, al menos nos enteramos como es el ambiente del futbol en China. Ojala que pronto puedan destacar en el ambito internacional, no solo como clubs, sino como seleccion nacional. Y como lo he dicho, deben existir buenos jugadores entre 1000 millones de chinos, tal vez no como en la pelicula “Shaolin Soccer”, jejeje, pero si de muy buen nivel. Saludos y gracias por estos articulos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Por nada… sé que los posts deportivos no dan mucho comentario, pero bueno, creo que valía la pena dar mi testimonio (pronúnciese “testimonio” con acento chanante).

    ~~~
    Enviado por CELSA PEREZ
    (Contacto Página)
    Felicidades por el premio, gracias a eso me he enterado de que existe tu blog…..tengo una hija nacida en China (Xianjang)muy cerca de los guerros de Terracota….me interesa todo lo que se publica sobre China, que suele ser bien poco, espero con tu blog estar mas al dia

    besos desde Galicia

    la mama de Tian

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Gracias… el blog es más lúdico que informativo, o eso intenta, pero bueno, aquí estaremos, al pie del cañón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.