Heráldica en una China sin heráldica

La heráldica es la parte de la Historia que estudia los escudos, esos símbolos que ahora ya no tanto, pero durante siglos fueron la imagen de familias, reinos, ciudades… En China apenas existe heráldica que estudiar, no sé si porque no había costumbre de que los soldados llevaran escudos (ni que los decoraran con distintos colores) o porque la escritura china es tan especial que el nombre de una familia o clan, con grafías únicas y a veces muy extrañas, ya era de por sí un diseño exclusivo, sin necesidad de ponerle águilas, dragones o campos de gules.

Sin embargo, hay que recordar que China fue parcialmente colonizada por Occidente especialmente en el siglo XIX y principios del XX, lo cual trajo al país algún que otro escudo, y además con diversas influencias según los distintos países. En el texto de hoy veremos bastantes ejemplos.

El mismo escudo nacional chino podría ser un ejemplo de ello: con sus engranajes, sus espigas de trigo, sus estrellas y su predominio del rojo y el amarillo, está claramente influido por la Unión Soviética, que tenía un escudo muy similar:

Escudo actual de China.
El de la URSS (madre mía, cuánta pancarta para leer que tenía).

En Taiwán, el escudo nacional es mucho más minimalista, y también estrellado, pero con un astro diferente y de 12 puntas (más bien un sol, pero bueno, el sol es una estrella). Es también el símbolo del Partido Nacionalista Kuomintang (KMT), por lo que fue también emblema de la propia China antes de que los maoístas vencieran la guerra civil, y aunque parezca mentira puede verse en algunos sitios del territorio continental chino (por ejemplo, en el techo del mausoleo donde está enterrado Sun Yat-sen, en Nanjing). Es curioso que un partido político acabara dando su símbolo al país, imaginaos si en España hubiéramos usado un puño con su rosa o una gaviota en nuestro escudo.

En Internet hay muchos aficionados a la heráldica experimental que han creado versiones de un escudo de China «reunificada» que no pintan mal, pero creo que no convencerían a nadie:

Por su parte, Hong Kong y Macao tienen actualmente sus propios emblemas, algo de lo que muy pocas subdivisiones chinas pueden presumir:

Los dos escudos tienen como protagonistas a las flores: en el caso de Hong Kong es una bauhinia, una flor parecida a la orquídea, y para Macao se muestra una flor de loto. Nótese cómo China ha colado en ambos logotipos las cinco estrellas de su bandera nacional.

Una vez vistos los cuatro símbolos actuales, vayamos a la Historia colonial, y para ello nada mejor que empezar precisamente con Hong Kong y Macao. Antes de regresar a China en los años 90, tuvieron otros emblemas, muy típicos de los países que les colonizaron. Hong Kong tenía este:

Elementos claramente británicos, como el león rampante o la corona real que hoy lleva a veces Isabel II, se combinaron con otros orientales, como el dragón (de claro aspecto asiático, diferente a los europeos escupefuego) o los veleros sampán.

En cambio, el de Macao era ostensiblemente portugués, sobre todo por la muy lusa costumbre de sustituir las coronas sobre los escudos por murallas y torres:

Y como veis, también los portugueses colocaron un dragón, aunque en mi modesta opinión, el pobre estaba muy deformado, haciendo contorsiones imposibles para mostrar en sus manos uno de los escudos azules con puntos blancos que forman parte del emblema de Portugal.

A Taiwán le pasó algo muy similar cuando estuvo ocupada por Japón, entre 1895 y 1945: su emblema entonces era de clara influencia nipona, ya que la heráldica del país del Sol Naciente, heredera de los clanes de esas islas, es muy minimalista y utiliza formas muy esquemáticas de estilo floral (como se nota en el actual escudo nacional de Japón, que es un crisantemo.

Taiwán colonial.
Emblema nacional e imperial de Japón (si cortas una naranja por la mitad también lo tienes).

Algo parecido ocurrió cuando Japón invadió el noreste chino en los años 30 del siglo pasado y lo transformó en Manchukuo, un estado títere al frente del cual puso al Último Emperador chino, Pu Yi. El emblema de la pseudonación era igual de floral y nipón, mostrando la fuerte influencia de Tokio sobre el destino de esa zona:

También los alemanes colonizaron parte de China, aunque fuera más brevemente (últimos años del siglo XIX y primeros del XX), y en la zona del actual Qingdao, donde lo hicieron, el emblema (en este caso una bandera más que un escudo) era de lo más germano:

Juraría que la corona es la del Sacro Imperio Romano Germánico, pero tampoco estoy seguro…

No he encontrado demasiada heráldica de aquella época para Qingdao y alrededores, pero de forma indirecta hallé una postal de aquella época muy curiosa, de dos niños chinos con un águila alemana de fondo. Uno de los niños lleva en la mano el famoso lema imperialista alemán «Deutsche Uber Alles» (que creo que puede traducirse como «Alemania por encima de todo»).

En cuanto a los franceses, no sé si por su republicanismo o por qué, pero creo que no les gusta mucho usar escudos (de hecho, Francia no tiene actualmente un escudo oficial). Pese a ello, en su concesión francesa en Shanghai usó un símbolo en el que aparece su famoso gallo. Lo acompañó de un sampán, como los británicos de Hong Kong, y de una muralla-corona, como los portugueses de Macao.

No he encontrado versión coloreada de este emblema, así que, qué demonios, con Photoshop he hecho una a mi gusto:

En Cantón, donde Francia también tenía una concesión, utilizaba el mismo emblema que para la Indochina Francesa (los actuales Vietnam, Laos y Camboya), con unas letras de lo más art-deco. Son las siglas de GGI, «Gouvernement général de l’Indochine».

Volviendo a Shanghái, cabe destacar que su carácter de puerto abierto al comercio internacional desde el siglo XIX, con concesiones de diversos países, se simbolizó perfectamente en el escudo utilizado por la policía multinacional de la ciudad, en el que aparecían las banderas de numerosas potencias de la época:

Reino Unido, EEUU, Francia, Rusia, Dinamarca, Italia, Portugal, Austria, Suecia, quizá Holanda y quizá hasta España (las rayas rojas sobre fondo amarillo).

Un emblema policial similar se usó también en otra zona colonizada como fue la pequeña islita de Gulangyu, junto a Xiamen, y hoy conocida por sus construcciones de aire europeo:

La China postimperial quizá se vio influida por esta heráldica de las colonias cuando, tras la revolución de 1911 y la llegada de la República de China (antes del comunismo), creó un escudo nacional de lo más espectacular, en el que un dragón y un fénix brindaban en honor del nuevo régimen:

Vayamos ahora nuevamente a Hong Kong, que por su historia británica es quizá uno de los paraísos para la heráldica en China. Allí, por ejemplo, cada universidad tiene su propio escudo, de aires muy medievales. Veamos por ejemplo los de los dos campus más conocidos de la ciudad:

Universidad de Hong Kong (si no fuera por el dragón o por los caracteres chinos podríamos pensar que es el de Oxford o el de Cambridge).
Universidad China de Hong Kong, éste de aires bastante más orientales.

Otra cosa curiosa de Hong Kong son los escudos episcopales: cada obispo de la ciudad ha tenido su propio escudo, no se heredan, y algunos de ellos tienen elementos muy interesantes:

Escudo del antiguo obispo Francis Hsu, en el que aparece el sampán de rigor, pero también, al lado, uno de los icónicos ferries verdiblancos que te llevan desde la isla hongkonesa a la península de Kowloon.
Escudo de Joseph Zen, combativo obispo de la década pasada, en el que juraría que está la mismísima Virgen del Pilar y, al fondo, los rascacielos de la ciudad, especialmente el del Bank of China, que no se si patrocinaba al prelado o qué.

Hay muchas curiosidades en este mundo de los escudos, que a mí me encanta, como el de las banderas (por eso me revienta que éstas estén tan politizadas a veces, a mí lo que me gusta es simplemente lo que cuentan de un país con sus formas y colores).

Para terminar este extenso post, unos últimos ejemplos de heráldica china y taiwanesa que no me encajaron en el relato anterior:

Cuando los comunistas chinos comenzaron la revolución, allá por los años 30, crearon una efímera república soviética china en las primeras bases revolucionarias que tenía este emblema. Nótese lo cutremente dibujado que estaba el mapa del mundo.
Escudo de la Conferencia Consultiva Política (el organismo en cuya primera reunión en 1949 se dio forma al régimen comunista). Es anterior a la propia república popular, así que puede considerarse como un protoescudo de la China de Mao.
Un proyecto de escudo chino, más multicolor, que quedó finalista en la competición por elegir emblema nacional. Ganó sin embargo la versión rojigualda que abrió este post.
Bonito y floreado emblema de la «provincia de Taiwán», ideado en los años 40, en esa complicada transición desde ser parte de la República de China hasta luego ser la única República de China que quedó.
Escudo del Marine Corps de Taiwán, en el que aparece un mapa de la antigua República de China y en él se incluye hasta lo que actualmente es la Mongolia independiente. Otro día hablaremos de heráldica mongola, por cierto.
Este bello escudo con la Gran Muralla, si vives en China, es uno de los que más habrás visto: es el de la policía de Pekín, y suele adornar los coches patrulla, así como los uniformes de los maderos.

Por último, no sé si es propiamente un escudo, pero dos exóticos pájaros fueron durante un tiempo el símbolo de la colonia británica de Weihai, en la actual provincia de Shandong. Por supuesto, acompañados de la Union Jack:

2 Comentarios

  1. Los emblemas de Shanghai y Xiamen creo que efectivamente incluyen la bandera española, pero la correspondiente a la marina mercante, en uso también desde el Decreto de 1785. El consulado español en Shanghai se estableción en 1858 y el de Xiamen en 1859. Las bandera de Suecia, Portugal o Italia incluidas en los emblemas también corresponden a las de la marina mercante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.